Nutrición ESP

Siete beneficios de comer salsa picante

¿Qué tan picante le gusta? Las personas disfrutan esa sensación de ardor y picazón en la lengua al comer salsas picantes que, por lo general, contienen dosis abundantes de chile. Hay quienes prefieren las salsas más suaves de sabor intenso mientras que están esos, que aparentan ser más aventureros que el resto de la gente, que consideran que todavía no se ha inventado una salsa picante que no puedan soportar. Por fortuna, hay tantos tipos de chile que es imposible no lograr complacer al público.

A continuación, le daremos más motivos para que incorpore este delicioso condimento a todos sus menús. Desde perder peso hasta prevenir el cáncer, echémosles un vistazo a los siete beneficios de la salsa picante…

1. Es rica en vitamina C

Al estar compuesta principalmente de chile y especias, la salsa picante aporta grandes dosis de vitamina C. De hecho, unos 30 gramos de jalapeños picados contienen alrededor de 40 miligramos de dicha vitamina, lo que equivale al 66% de la ingesta diaria recomendada. Este nutriente es clave para garantizar la salud de la piel, los dientes y los huesos y juega un rol clave en el funcionamiento del metabolismo y del sistema inmunológico. Además, contribuye con la cicatrización de heridas y con el desarrollo de tejidos conectivos.

La vitamina C también es un antioxidante (ya hablaremos de eso más adelante), lo que significa que destruye los radicales libres que dañan las células. Así que la próxima vez que busque elevar los niveles de vitamina C en su organismo, piense en esta alternativa antes de recurrir al tradicional jugo o zumo de naranja.

shutterstock_289779338

2. Quema calorías y aplaca el apetito

Si busca mejorar su alimentación o desea perder peso, puede sacar provecho de una buena botella de salsa picante. La pimienta roja, o de cayena, es un ingrediente común en muchos aderezos picantes y contiene compuestos llamados capsinoides. Diversos estudios, incluso uno realizado por los National Institutes of Health, han demostrado que estos compuestos ayudan a que el cuerpo active la “grasa marrón”, que permite quemar calorías al provocar un efecto termogénico.

Por otro lado, la salsa picante ha demostrado reducir la cantidad de alimentos que consume en cada comida. El Dr. Spiro Antoniades, un cirujano ortopédico de Maryland, condujo un experimento en sí mismo mientras estaba en la universidad. Con el objetivo de perder peso, comenzó a colocarles salsa picante a todas sus comidas y descubrió que así consumía menos alimentos, bebía más agua, tardaba más tiempo en comer y, al final de la investigación, perdió 31 kg sin tener que recurrir a dietas restrictivas. Incluso escribió un libro en el que relató cada detalle de su experiencia.

shutterstock_339042029

3. Es rica en antioxidantes

Ya hemos mencionado que el chile es rico en vitamina C pero los beneficios no acaban aquí. Además, contiene vitamina A, flavonoides y muchos antioxidantes. Estos últimos brindan propiedades rejuvenecedoras, reducen y previenen la inflamación y hasta permiten disminuir la presión arterial.

Los aderezos picantes hechos a base de pimientos chipotle (que son jalapeños adobados) aportan fitonutrientes tales como la luteína y la zeaxantina, que promueven la salud ocular y previenen la ceguera causada por el envejecimiento.

shutterstock_203937655

4. Alivia la sinusitis

Los resfríos nunca son divertidos y cada uno tiene sus propios remedios caseros para combatir los síntomas. La próxima vez que se sienta congestionado por un resfriado o alergia, piense en la salsa picante.

Una buena dosis de chile permite aclarar los senos paranasales y brinda alivio temporal a las narices congestionadas. En una taza de agua hervida coloque miel, jugo de limón y la mayor cantidad de gotitas de salsa picante que pueda soportar. Deje enfriar y beba hasta sentir los maravillosos beneficios de los ingredientes naturales anti-resfriados. ¡El contraste entre dulce, ácido y amargo de la mezcla es bastante placentero y facilita su digestión!

shutterstock_95025148

5. Alivia el dolor articular y la inflamación

¿Alguna vez se preguntó qué hacía que el chile fuese picante? Esa sensación tan placentera para algunos es provocada por un compuesto vegetal conocido como capsaicina y aporta miles de beneficios a la salud, muchos de los cuales siguen siendo investigados por los expertos. Una de las ventajas de la capsaicina es que reduce el dolor articular y la inflamación del cuerpo.

Esta es una muy buena noticia para los que hacen actividad física y desean acelerar el proceso de recuperación de sus músculos o para aquellos que sufren dolor articular a causa de la artritis. La capsaicina también es popular por sus propiedades analgésicas y es tan poderosa que hasta es utilizada como ingrediente en las cremas para el dolor. Mientras más picante sea el chile, más capsaicina tendrá y, por ende, mejor será para su salud.

shutterstock_374356345

6. Ayuda a combatir el cáncer

Otro beneficio de la capsaicina y también un tema de gran interés en el ámbito científico son sus propiedades anti-cancerígenas. Los estudios de los National Institutes of Health han demostrado que esta sustancia hace que las células humanas (en especial las cancerosas) se sometan a un proceso llamado apoptosis, que provoca la destrucción o muerte celular programada (es decir, provocada por el mismo organismo). Esto se ha visto particularmente en las células que causan el cáncer de mama.

Este tema continúa siendo estudiado al detalle, ya que aún queda muchísimo por conocer sobre la capsaicina, como por ejemplo qué cantidad ingresa al torrente sanguíneo y por cuánto tiempo permanece allí. El estado de Nuevo México (que consume grandes cantidades de chile) presenta muchos menos casos de cáncer que cualquier otro estado de Estados Unidos. Esta correlación no ha sido comprobada de forma científica ¡pero vincularla con el consumo de chile resulta muy interesante!

shutterstock_362973071

7. Mejora el estado de ánimo

Los científicos han demostrado que hay ciertas comidas que mejoran el humor y le provocan una sensación de bienestar después de comerlas. Un ejemplo es la salsa picante y esto se debe a su alto contenido de capsaicina. Al consumir grandes cantidades del aderezo picante, su cuerpo produce endorfinas que combaten el dolor y ¡todos sabemos bien que las endorfinas son sinónimo de felicidad!

Algunos fanáticos han reportado sentir un cosquilleo en las manos y los brazos y hasta ponerse eufóricos luego de consumir grandes cantidades de picante. Por supuesto que estos son casos extremos de producción de endorfina pero es importante recordar que para algunos el dolor de lo picante es tan insoportable que ninguna “buena vibración” compensa el sufrimiento.

shutterstock_341411045

Share This Article

X