Señales de que sus bacterias intestinales no están saludables

La mayoría de nosotros somos conscientes de que lo que ponemos en nuestros cuerpos tendrá un efecto en nuestra salud, pero cada vez hay más evidencia que vincula la salud intestinal con otros problemas de salud, incluidas las enfermedades mentales.

Mejorar las condiciones en sus intestinos puede requerir eliminar ciertos alimentos y agregar otros, incluidos aquellos que contienen probióticos que han demostrado ser positivos para la salud intestinal. Aquí hay 12 señales de que las bacterias en sus intestinos no están contentas…

El estómago se siente mal

Si constantemente lucha contra los síntomas de diarrea, estreñimiento, distensión abdominal, náuseas o acidez estomacal, sepa que son “síntomas clásicos de problemas en el intestino”, explica Reader’s Digest.

Estos síntomas gastrointestinales pueden ser especialmente pronunciados después de comer una comida rica en carbohidratos debido a la mala absorción, agrega. La fuente dice que afecciones como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad del intestino irritable y la colitis se han relacionado con “un desequilibrio en el microbioma” dentro del intestino.

El sistema inmunológico está comprometido

Prevention explica que el 70 por ciento de su sistema inmunológico reside en sus intestinos, por lo que no sorprende que si hay un desequilibrio allí, podría dejar la puerta abierta a las enfermedades. (Obtenga más información leyendo nuestro artículo sobre cómo su salud intestinal afecta su salud general).

La fuente dice que la “mucosidad delgada y pegajosa que recubre el tracto gastrointestinal está compuesta de células inmunológicas”, así como de otros componentes inmunitarios. Si se encuentra llamando al trabajo enfermo a menudo con resfriados y otras enfermedades, entonces hay una “buena probabilidad” de que este sistema gastrointestinal esté fuera de control, agrega. La fuente sugiere comer más frutas ricas en fibra, verduras y granos integrales mientras reduce los bocadillos azucarados.

Antojos de alimentos poco saludables

Si constantemente sueña despierto con pastelitos cubiertos de glaseado y galletas de azúcar, su cerebro podría estar diciéndole que tiene un problema intestinal, explica Reader’s Digest. “Tener antojos de alimentos, especialmente dulces y azúcar, puede significar que tiene un desequilibrio de las bacterias intestinales”, señala.

La fuente culpa de los antojos al crecimiento de la levadura en el sistema, que se alimenta del azúcar y envía señales al cerebro para que le dé más. Este desequilibrio en las bacterias intestinales “buenas” puede deberse a la toma de antibióticos, agrega. Comer más azúcar puede causar un mayor desarrollo de levadura, lo que resulta en un círculo vicioso que es difícil de romper.

Sarpullido en las articulaciones

Un sarpullido  con “ampollas” y picazón que aparece en los codos y las rodillas puede confundirse con una afección llamada eczema, pero en realidad podría ser una enfermedad celíaca que lo hace hipersensible al gluten que se encuentra en los productos de trigo.

El sarpullido que se ve con la enfermedad celíaca se conoce en la comunidad médica como dermatitis herpetiforme, y “no siempre se acompaña de síntomas GI”, dice Prevention. El gluten provoca una respuesta inmunológica que ataca los intestinos, pero los anticuerpos que se liberan como resultado también pueden acumularse en los vasos sanguíneos debajo de la piel y presentarse como un problema de la piel en lugar de un problema intestinal, agrega.

Dolor en las articulaciones

Aparte de la posibilidad de tener un sarpullido en los codos y las rodillas, es posible que experimente dolor en las articulaciones como resultado de los desequilibrios intestinales, explica LiveStrong.

Dice que la teoría de que el microbioma intestinal puede afectar las respuestas inmunológicas fuera del tracto GI es bastante nueva, pero podría ser una de las razones por las que muchas personas sufren de artritis reumatoide, que es una enfermedad autoinmune que ataca las articulaciones.

Pérdida o ganancia de peso inexplicable

Reader’s Digest dice que ciertos tipos de bacterias intestinales pueden conducir a la pérdida de peso, especialmente cuando ocurre en el intestino delgado, que en realidad es una condición llamada sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO).

Este crecimiento excesivo de microbios en el intestino delgado puede interferir con la absorción de vitaminas, minerales y grasas claves, agrega. Por otro lado, algunos tipos de bacterias hostiles se han relacionado con el aumento de peso, “ya ​​que ciertos microbios pueden extraer más calorías de los alimentos que otros”, agrega.

Las bacterias intestinales y su cerebro

Si experimenta síntomas de ansiedad, es posible que no necesite medicamentos o terapia; es posible que solo tenga un ambiente poco saludable en su intestino (aunque probablemente debería dejar que un médico resuelva esto para estar seguro).

LiveStrong dice que hay “pruebas sólidas de que el intestino y el cerebro se comunican”, citando un artículo reciente que concluye que los microbios intestinales “regulan la química del cerebro de una manera que afecta la forma en que respondemos al estrés y la ansiedad”. La investigación está comenzando a descubrir que las personas con ansiedad o depresión tienen una flora intestinal “alterada”, agrega. Tomar ciertos probióticos puede reducir los niveles de cortisol debido al estrés, al mismo tiempo que controla el comportamiento ansioso, dice la fuente.

Su sonrisa es menos brillante

Sin duda, esto puede ser una señal de mala higiene bucal o de que está consumiendo alimentos que pueden manchar los dientes (como el café o el vino tinto), pero la decoloración o la falta de brillo de los dientes también pueden ser una pista de que no todos está bien dentro de sus intestinos, explica Prevención.

La pérdida de esmalte de los dientes, en particular de los dientes posteriores debido al ácido que sube por el esófago, puede ser un signo de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que puede controlarse mediante modificaciones en la dieta o medicamentos recetados, agrega.

Diarrea debido a los antibióticos

Los antibióticos tienen muchos beneficios cuando se trata de combatir ciertas infecciones bacterianas, pero en el proceso podría haber algunos resultados no deseados, como la eliminación de las bacterias “buenas” en los intestinos, explica LiveStrong.

“Sin suficientes bacterias buenas, las bacterias malas pueden crecer sin control, creando toxinas que dañan el intestino, provocan inflamación y causan diarrea”, explica. Si está tomando antibióticos por un problema médico, es posible que desee tomar un poco de yogur u otros alimentos que contengan probióticos durante el curso del tratamiento para ayudar a mantener un equilibrio más saludable, agrega.

No tome probióticos ni coma yogur cerca de cuando toma sus antibióticos. No es efectivo cuando los tomas demasiado juntos. La recomendación es tomar al menos algunas horas antes de consumir los probióticos, dice Julie Ching, dietista registrada.

Fatiga crónica

Pueden haber muchas razones por las que se siente cansado y apático todo el tiempo, pero no elimine las bacterias intestinales de esa lista. Prevention explica que su fatiga puede estar relacionada con el crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado (SIBO, por sus siglas en inglés), que causa altos niveles de bacterias malas en el intestino y puede presentar síntomas como fatiga y dolor.

La fuente dice que algunos estudios sugieren que más del 20 por ciento de la población tiene SIBO, que también puede interferir con la capacidad de su cuerpo para procesar vitaminas y nutrientes esenciales que normalmente aumentarían sus niveles de energía. Sugiere pedirle a su médico un análisis de sangre para verificar si hay alguna deficiencia.

Insomnio

Su capacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido está ligada a la serotonina, un neurotransmisor cerebral que también está relacionado con el estado de ánimo. “No tener suficiente serotonina puede provocar episodios de insomnio o dificultad para conciliar el sueño”, explica Reader’s Digest.

También dice que el equilibrio deficiente de las bacterias intestinales puede conducir a otros problemas como la fibromialgia, que es una afección dolorosa y crónica que definitivamente no lo ayudará a conciliar el sueño más fácilmente.

Sensibilidades a ciertos alimentos

LiveStrong explica: “Las sensibilidades a los alimentos son diversas y tienen su propio mundo de misterios”, pero podrían estar relacionadas con bacterias intestinales nocivas. Es posible que deba trabajar con un dietista registrado para determinar qué alimentos le están causando problemas, agrega.

“Lo que sí saben los expertos en el campo es que promover bacterias buenas en el intestino puede ayudar con algunas sensibilidades alimentarias, como la intolerancia a la lactosa”, agrega. Esta publicación cita un artículo en el British Journal of Nutrition que atribuye a los probióticos la asistencia en la absorción de lactosa (de los productos lácteos).

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X