Vino ESP

Seis verdades sobre la alergia y la intolerancia al vino

Muchos de nosotros damos por sentado el placer de beber un robusto vaso de vino tinto. Sin embargo, los estudios recientes de la Universidad Johannes Gutenberg, en Maguncia, Alemania, ¡pueden convertirse en la peor pesadilla de los amantes del vintage! Durante una investigación se entrevistó a 950 participantes que habitaban en la región vinícola al oeste de Alemania y se descubrió que el 25% de los participantes era alérgico o intolerante al vino— ¡sin ni siquiera saberlo!

Si bien los resultados del estudio no son nada agradables, ese vaso de vino que tanto disfruta puede estar causándole molestias debido a una reacción alérgica o a una intolerancia, cuyos síntomas se parecen a los de la resaca o a los de la alergia estacional. Así que antes de que descorche esa botella, le mostramos seis factores que debería conocer sobre la alergia y la intolerancia al vino…

1. Un dato importante sobre la alergia al alcohol

Cuando estaba en la escuela secundaria, tenía un amigo alérgico al alcohol. En una ocasión, un compañero bebió unos cuantos sorbos de cerveza y al instante su piel empezó a enrojecerse, produciéndole una urticaria como consecuencia de su alergia al etanol, un ingrediente que forma parte de algunas bebidas alcohólicas.

Bien, que haya experimentado una reacción alérgica al vino no significa que sea alérgico a todas las bebidas alcohólicas. De hecho, una alergia específica al vino es causada por una reacción a los sulfitos, a la histamina y a otros compuestos específicos del vino que no están presentes en otras variedades alcohólicas.

Alcohol use

2. ¿Vino blanco o vino tinto?

Según la revista Prevention, si es alérgico al vino, es probable que los síntomas de la reacción se intensifiquen al consumir variedades de tintos. Esto se debe a que el vino tinto contiene cantidades mayores de un alérgeno de proteína conocido como LTP.

El LTP se encuentra en el hollejo de las uvas, lo que desfavorece a los amantes del vino. No obstante, el vino blanco se fermenta sin el hollejo, por lo que su Pinot Gris, su Riesling o su Chardonnay preferidos no le causarán reacción alérgica o, al menos, las consecuencias serán menores.

Red and White Wine

3. Síntomas vinculados con el consumo de vino

Los síntomas de una intolerancia leve al vino suelen ser difíciles de descifrar debido a que se parecen mucho a los de la resaca (dolor de cabeza, por ejemplo), un resfriado común o una alergia estacional. De hecho, muchas personas que no logran detectar un patrón de indicadores después de beber ni siquiera se dan cuenta de que existe tal conexión.

Los síntomas de la intolerancia al vino son tan sutiles e inofensivos como ruborizarse después de beber una copa. Otros síntomas reveladores incluyen congestión nasal, enrojecimiento de la piel y comezón. La alergia al vino presenta una serie de síntomas un poco más evidentes y difíciles de pasar por alto—como hinchazón en los labios, la boca y la garganta, diarrea, vómitos y problemas para respirar.

wine 2

4. Detección de la alergia o intolerancia al vino

Para detectar cualquier tipo de intolerancia hace falta recurrir al método de prueba y error. Deberá preguntarse cómo se siente después de beber una copa de vino, otra de cerveza y otra de cualquier cóctel con alcohol.

Si los síntomas aparecen sólo con el vino tinto, es probable que sea intolerante a esta bebida. Como mencionamos anteriormente, los distintos compuestos químicos presentes en el vino pueden producir reacciones diferentes. Por ejemplo, es probable que sienta un dolor de cabeza punzante (similar al de una alergia estacional) después de haber bebido un vino con alto contenido de histamina. La solución para este inconveniente buscar un vino con menor cantidad de dicha hormona.

White Wine

5. Síntomas específicos de la alergia

Si bien ciertos síntomas son característicos de la intolerancia, la hinchazón en la zona de la boca, la lengua y la garganta junto con la urticaria y los problemas para respirar señalan la presencia de una alergia.

Si nota que al beber vino le cuesta respirar, tose o siente una presión en el pecho y jadeos, es posible que tenga alergia al sulfito. De la misma manera, la urticaria, el enrojecimiento y la comezón en la piel son producto de la irritación causada por los sulfitos, la histamina y el alcohol (etanol). Además, consumir alcohol puede reducir la eficacia de ciertos medicamentos recetados.

Red Wine Heart Health

6. Incidencia del género en la alergia al vino

Lamento boicotear su noche de copas, señoritas, pero los estudios demuestran que las mujeres son doblemente propensas a sufrir alergia e intolerancia al vino en comparación con los hombres.

De hecho, un estudio de origen sueco llevado a cabo en 2005 y publicado por los National Institutes of Health señala que este grupo tiene el doble de posibilidades de experimentar estornudos, problemas en las vías respiratorias y goteo nasal después de beber tanto vino tinto como blanco. Los investigadores también detectaron una conexión específica entre las mujeres que sufren asma, bronquitis o fiebre del heno y alergia al vino.

couple drinking wine

X