Sonreír ESP

Seis súper beneficios de sonreír

Estoy segura de que este artículo le robará más de una sonrisa. Estas no sólo son gratuitas, sino que también están repletas de beneficios para nuestra salud, según Portman Health, una proveedora de servicios dentales. Por desgracia, los adultos promedio sólo sonríen unas 20 veces al día. Si se los compara con los más pequeños, que sonríen en unas 4000 ocasiones, bueno…¡sí que están en desventaja! Así que deje de fruncir tanto el entrecejo por cosas sin sentido y viva una vida más feliz y equilibrada…

1. Sonreír libera endorfinas

Claro, la mayoría sonríe cuando se siente a gusto. No obstante, también se trata de una respuesta cognitiva que fomenta la liberación de endorfinas, dopamina y serotonina —- que, además de hacerlo sentir genial, funcionan como analgésicos naturales.

Karen Kleiman, una asistente social certificada y la fundadora y directora ejecutiva de The Postpartum Stress Center, LCC, en Filadelfia, ofrece tratamientos para pacientes con depresión prenatal y posparto. Sus estudios han demostrado que esos “neurotransmisores placenteros” liberados a raíz de una enorme sonrisa (o una sonrisa de Duchenne, que involucra todos los músculos faciales) genera cambios fisiológicos positivos en el organismo.

2. Las sonrisas son contagiosas

De seguro pensaba que las únicas acciones contagiosas eran bostezar y estornudar. No obstante, los científicos aseguran que sonreír es una reacción refleja natural a la felicidad y a los ambientes agradables — en otras palabras, el simple acto de sonreír lo hace feliz…y al estar feliz, sonreirá. De esta manera, se crea un ciclo positivo.

De hecho, un estudio publicado en la revista Psychology Today, descubrió que existe un interés humano automático hacia las personas que sonríen. Recuerde, no sólo afecta su humor (para bien); ¡lo hace ver más atractivo!

3. Sonreír mejora la salud cardiovascular

De acuerdo con un grupo de científicos del área de Psicología de la Universidad de Kansas, sonreír le permite aliviar cualquier tipo de estrés. Estos expertos monitorearon a un grupo de 169 participantes a los que se les pedía que optaran por una de tres expresiones faciales — mantenerse inexpresivos, forzar una sonrisa (con unos palillos en la boca) o generar una sonrisa sincera (la sonrisa de Duchenne).

Los participantes fueron expuestos a distintas situaciones de estrés elevado (como ambientes ruidosos, sumergir las manos en agua fría, etc.) y se monitoreó su frecuencia cardiaca. Aquellos que sonreían (tanto de manera forzada como genuina), mitigaron sus reacciones ante el estrés y, a su vez, mostraban mucha menos frecuencia cardiaca y presión sanguínea. Los que sonreían de manera genuina fueron mucho más capaces de superar las situaciones de estrés que los otros.

4. Sonreír refuerza sus defensas naturales

Resulta que la risa es la mejor medicina a la hora de reducir los riesgos de padecer cáncer u otras enfermedades crónicas (tales como la diabetes, la artritis y otras de tipo autoinmune). Ciertas investigaciones publicadas por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) vincularon las emociones positivas y los estímulos placenteros (felicidad, alegría, risas y sonrisas) con el aumento en la respuesta inmunológica de los individuos junto con la disminución de la producción de cortisol por medio de la saliva.

Este estudio también reveló que las emociones placenteras experimentadas por el cerebro elevan la secreción de inmunoglobina A (un anticuerpo presente en las membranas mucosas que identifica y acaba con las bacterias y los virus que ingresan al organismo). Si considera que el acción cerebral influye considerablemente en el sistema inmunológico, entenderá cómo cuando algo anda mal en su cuerpo, el resto de las funciones falla con tanta facilidad.

5. Sonría para ser exitoso

Creo que fue Winston Churchill que dijo “Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.” Según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania, esto significa que mientras más sonría, más exitoso será en su vida.

Piense en qué formas puede beneficiarlo en su carrera sonreír con mayor frecuencia. Mientras más lo haga, su cerebro se volverá más ágil a la hora de alejar la negatividad de sus pensamientos. En otras palabras, le instala al cerebro patrones de acción positivos. Además, sonreír está muy bien visto en el mundo de los negocios. Después de todo, crea ambientes alegres, genera satisfacción y paz interior y se contagia entre los que lo rodean,

6. Las personas felices viven más

Si le pregunta a la doctora Laura Kubzansky, profesora adjunta de la cátedra sociedad, desarrollo humano y salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard si las personas felices viven más, ella de seguro le responderá que sí. En 2007, condujo un estudio en el que descubrió miles de beneficios físicos y emocionales de tener una actitud positiva para con la vida.

Luego de analizar 6.000 hombres y mujeres de entre 25 y 74 años de edad durante 20 años, la Dra. Kubzanky descubrió que la felicidad, el entusiasmo, los vínculos sociales sólidos, el positivismo y el compromiso con la vida alargan la vida. Más precisamente, aquellos que intentan ver siempre el vaso medio lleno son menos propensos a sufrir adicciones o a tener comportamientos irresponsables. Como si esto fuera poco, los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y depresión se ven disminuidos considerablemente. No lo olvide, la felicidad es la clave de la longevidad.

X