Home » Spanish » Fitness & Nutrición » Seis razones para dejar de preocuparse por la comida

Seis razones para dejar de preocuparse por la comida


Nuestras elecciones alimenticias no sólo son un tema personal, sino que muchos confiamos tanto en cómo y qué comemos que lo convertimos en un tipo de espiritualidad o religión nutricional. Bromas y debates sobre nutrición, tenedor en lugar de cuchillo, paleo en lugar de veganismo. ¿Curioso, no? Aunque después de todo no existen investigaciones definitivas que nos aseguren cuál forma de comer es la más indicada.

En esta búsqueda constante por la actualización nutricional, ¿acaso hemos perdido la habilidad de disfrutar y celebrar la comida? ¿Quizás prestarles tanta atención a nuestras dietas nos ha hecho olvidar de lo que realmente importa en el camino hacia la salud auténtica? Descubrámoslo juntos…

1. No hay una “manera correcta” de comer

Aunque le resulte difícil de creer, no hay ninguna investigación disponible (aún) que asegure que existe una forma de comer más saludable que otra. Desde comida cruda, veganismo, paleo hasta cero carbohidratos, cada plan alimenticio tiene sus propios argumentos sólidos aunque, de cualquier manera, no sabemos bien qué debemos comer para vivir una vida larga y plena.

Si bien hay algunos estudios a nuestra disposición que sugieren que una forma es mejor que otra, hasta no ver estudios a largo plazo y realizados en grandes poblaciones no podremos sacar conclusiones. Últimamente, muchos han decidido optar por el estilo de vida “tenedor en lugar de un cuchillo”, pero este no se basa en ninguna investigación sólida y confiable…por el momento.

shutterstock_342600494

2. Concentrarse demasiado en hacer dieta nos aleja de la salud auténtica

El miedo social a las grasas, los azúcares y la sal, junto con las crecientes tasas de obesidad han desatado una tormenta de fuego en las campañas de salud en nuestras comunidades, nuestras escuelas y nuestros hogares. Muchos profesionales de la salud aseguran que hemos puesto tanta atención en la comida que es inevitable no caer en trastornos alimenticios, ansiedad y estrés por cada cosa que llevamos a nuestra boca.

Es hora de respirar hondo y considerar qué sabemos acerca de la salud social, espiritual y emocional y de otros factores que contribuyen con nuestra salud física (como el manejo del estrés y el fitness mental). Si incluimos la salud en nuestra perspectiva, le damos pie a otros componentes importantes como concientizarnos acerca de los aumentos en las tasas de depresión y la ansiedad.

refusing candy

3. Disfrutar la comida nos lleva a tener mejor salud

¿Cuándo fue la última vez que nos se sentó a comer su platillo favorito de comida rápida sin caer en la culpa, el odio hacia usted mismos o la vergüenza? Si bien muchos nutricionistas e investigadores en el área de la alimentación se concentran principalmente en la ciencia de comer para lograr la buena salud, hay mucho más que decir acerca de comer por puro disfrute.

Seamos claros, no estoy diciendo que vaya y coma comida chatarra todo el tiempo, pero estresarse por lo que come opaca los beneficios de la alimentación. Estar conectados con lo que comemos también aumenta nuestro disfrute y nos permite apreciar todo lo que nos brinda cada comida. Algunos alimentos son saludables (como los vegetales) mientras que otros promueven nuestro bienestar (como las galletas caseras con trocitos de chocolate).

family eating dinner

4. La comida juega un papel importante en nuestra cultura y en nuestras familias

Un factor muy importante que ha sido pasado por alto en las campañas de salud y alimentación es la importancia de la familia y la cultura en la nutrición. Una cosa es demonizar los carbohidratos, pero otra es ignorar que nuestra historia familiar se basa en disfrutar de panes caseros en la merienda, pastas para cenar o pierogis bañados con auténtica crema agria.

Tiene que haber un equilibrio entre comer sano y respetar la historia familiar y la cultura. La cultura alimenticia influencia los grupos sociales y las identidades personales, por lo que tener que evitar ciertas comidas debido a los supuestos “riesgos de salud” que no han sido avalados por ninguna universidad provoca más estrés que disfrutar de carnes sabrosas y de salsas potentes.

Pasta

5. La comida nos une

Es casi imposible mencionar un evento social que no incluya comida. Desde la cena de Pascua y los banquetes de Acción de Gracias hasta los cumpleaños y demás celebraciones…todo gira en torno a la comida. Para alguien que intenta hacer dieta o que ha eliminado ciertos grupos alimenticios, se vuelve difícil (y más estresante) involucrarse socialmente con otros por miedo a salirse de la dieta.

Con todo lo que sabemos acerca de los beneficios de la conexión social, ¿realmente se justifica pasar por alto ciertos alimentos por reducir el consumo de grasas, mejorar la salud o vivir más? Si el aislamiento social se vincula con la reducción de la función inmunológica, la depresión y la disminución de la calidad de vida, deberíamos olvidarnos de los vegetales por un rato y saborear una deliciosa porción de torta en nombre de la salud auténtica.

Holiday Dinner

6. La clave es el equilibrio

Al fin y al cabo, con tantos misterios en la nutrición y la salud, el mensaje de los nutricionistas es simple, básico y poco alentador. Hemos oído una y otra vez lo mismo de los profesionales, los nutricionistas y hasta de nuestras propias madres, pero muchos hemos ignorado esos consejos por perseguir el sueño de vernos jóvenes y delgados por siempre.

Cuando se trata de bienestar, comer con moderación y de forma equilibrada es clave. Optar entre una gran variedad de vegetales, carnes y sustitutos de la carne y limitar los alimentos procesados (es decir, consumir comida chatarra con moderación), le permitirá promover la buena salud, disfrutar sus comidas preferidas y ¡divertirse más en las fiestas!

Cheers Wine

ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat