Fitness ESP

Seis indicadores de que está demasiado enfermo como para hacer ejercicio

Muchos de nosotros sabemos reconocer cuándo estamos demasiado enfermos como para ir a trabajar—y si no es así, el médico se encargará de comunicárnoslo. De todos modos, nadie quiere presentarse a trabajar enfermo, ya que acabarán enviándolo de regreso a casa. Sin embargo, ¿cómo sabemos cuándo estamos demasiado enfermos como para hacer ejercicio?

Ir a entrenar indispuesto puede parecer bastante inofensivo pero podría hacerlo enfermar aún más. También podría lastimarse si realiza ejercicios de resistencia como levantar pesas. Si no está muy seguro de si está en condiciones de exigirse a nivel físico, quizás lo mejor sea tomarse el día para hacer reposo. A continuación, le mostramos seis formas de determinar si su cuerpo no está en condiciones de cumplir con las exigencias de su rutina de entrenamiento…

1. Se siente mareado

Cosmopolitan, la famosa revista sobre estilo de vida, recuerda aquel famoso partido de tenis en el que Serena Williams, la competidora de primer nivel, parecía desorientada y hasta desconectada del juego. Resulta que tenía una enfermedad viral. Dicha enfermedad hizo que le costara realizar tareas simples, como rebotar una pelota.

Al final tuvo que abandonar el partido después de recibir asistencia médica. Si se siente débil o mareado, no le hará ningún bien exigirle a su cuerpo que funcione, en especial si se trata de una situación peligrosa. Además, lo último que desea es acabar con una pesa de 50 kg en su cabeza por culpa del mareo.

Dizziness

2. Tos persistente

Muchos individuos creen que pueden continuar con su rutina a pesar de estar enfermos, lo que según la revista Men’s Health puede traer mayores complicaciones. Si tiene los pulmones congestionados o tos seca y persistente, le sugiero que falte al gimnasio. Además, ¿quién quiere ver a un tipo tosiendo hasta ahogarse en el gimnasio y más cuando se comparte el equipamiento?

Como dice la revista, “No se puede volver a estar sano con transpiración.” El proceso de recuperación se agilizará si le da un receso a su cuerpo para que pueda luchar contra la enfermedad. A menos que lo esté persiguiendo un toro, lo mejor es que haga reposo.

cough 8

3. Tiene fiebre

De nuevo, es muy mala idea levantar pesas o realizar ejercicios muy demandantes cuando está luchando contra el virus de la gripe, explica un artículo de la revista Men’s Health. Puede que sienta que ya está recuperado y que es una picardía faltar a un entrenamiento pero es posible que todavía tenga fiebre.

La revista señala que ejercitarse con fiebre puede elevar los riesgos de deshidratarse, lo que puede empeorar el cuadro y derivar en un fallo cardiaco.

fever

4. Hace poco ha tenido un ataque de asma

WebMD sugiere que se aleje de las pesas si recientemente ha tenido un problema respiratorio como asma. Este sitio web sobre salud sugiere que se tome un par de días libres del gimnasio o, al menos, que espere hasta que su doctor le dé el visto bueno.

Incluso una vez que tenga la autorización de un experto, le sugiero que sea precavido y que no se exija demasiado. WebMD afirma que debería hacer un precalentamiento de al menos 10 minutos antes de comenzar con ejercicios de exigencia baja a media (la natación es una buena elección para este caso). También es buena idea extender su rutina de ejercicio y detenerse de inmediato si siente que le empieza a faltar el aire.

Respiratory Issues cough

5. Le duele el cuerpo

Sí, algunos ejercicios pueden provocar molestias musculares. Sin embargo, si experimenta otros síntomas como congestión o escalofríos, es momento de tomarse un receso de los entrenamientos de alta intensidad, asegura un artículo del Washington Post.

Los dolores corporales vienen acompañados de calambres tremendos en la zona de la espalda— en especial, si no es cuidadoso y no le da el tiempo suficiente a su cuerpo para recuperarse, explica el periódico.

cold flu

6. Los días de descanso son muy importantes

Además, si goza de buena salud pero se siente muy adolorido todo el tiempo por haber estado levantando pesas durante semanas o meses, quizás lo mejor sea bajar el ritmo. La clave es la persistencia, no machacar su cuerpo. Tome nota: El descanso y la recuperación son vitales para tonificar su cuerpo y desarrollar masa muscular y resistencia.

Recuerde, saltearse una o dos sesiones de entrenamiento en el gimnasio no destruirá sus metas. Sin embargo, si se ejercita mientras está enfermo puede llegar a tener que postergar sus compromisos con el fitness por mucho más tiempo.

cold feet

Share This Article

X