Verduras ESP

Seis formas emocionantes de comer más vegetales de hojas verdes

Los vegetales de hojas verdes aportan vitaminas y nutrientes esenciales, al igual que las cantidades de fibra necesarias para tener una buena digestión. Por desgracia, no suelen ser los alimentos preferidos por las personas. Incluso hay frases típicas como “ninguna buena historia comienza con una ensalada.”

De todos modos, con un poco de creatividad, es posible “camuflar” los vegetales y hacerlos ver más apetitosos (en especial para los miembros más pequeños de su familia, que suelen ser los menos entusiastas). A continuación, le presento seis estrategias ingeniosas y divertidas para hacer que sus menús sean más saludables y nutritivos…

1. Sí a los desayunos variados

Los huevos son un ingrediente infaltable en el desayuno de muchos y constituyen una base excelente para incorporar vegetales. Agregue col rizada, espinaca o rúcula y un poco de queso fresco y salsa para mejorar el sabor y disfrute de los beneficios de esta fusión.

La revista Best Health señala que tanto los huevos como los vegetales de hojas verdes son una fuente maravillosa de vitamina E, un antioxidante que contribuye con la salud de la piel (en especial, para aquellos que deben lidiar con problemas como el acné). Dicha revista explica que la vitamina E es una grasa soluble, lo que significa que debe combinarse con otro alimento que contenga un poco de grasa (como aceite de oliva) para optimizar los beneficios.

Spinach and Eggs

2. Camufle los vegetales en la pasta

Las pastas son otro alimento increíble para combinar con vegetales— además de la salsa de tomate (que aporta muchísimos beneficios por sí misma), agregue trocitos de vegetales de hojas verdes para obtener un menú nutritivo y sabroso.

La revista Men’s Fitness sugiere que saltee dos o tres porciones de acelga, la mezcle con su porción de pasta y acompañe todo con una taza de su salsa preferida. Por si no lo sabía, la acelga es un vegetal de hojas verdes que se jacta de regularizar los niveles de azúcar en la sangre.

Pasta and Swiss Chard

3. En lugar de masticarlos, bébalos

¿Para qué comer vegetales, si puede disfrutarlos en un exquisito licuado? Si considera que los huevos son demasiado pesados para su estómago en la mañana, quizás deba recurrir a los vegetales licuados.

Existen miles de opciones que pueden combinarse, entre ellos la col rizada, la acelga, la espinaca y hasta la lechuga romana. La revista Cosmopolitan ofrece varias sugerencias interesantes para disfrutar de un licuado vegetariano— los de vainilla y lima o de aguacate no sólo son deliciosos sino también altamente nutritivos.

Green Smoothie

4. Colóquelos en las pizzas

Son pocos los que no disfrutan de comer una buena porción de pizza de vez en cuando— si bien es un menú nutritivo y delicioso por naturaleza, si le agrega un par de verduras de hojas verdes, multiplicará los beneficios.

Puede incorporar los vegetales antes o después de hornear la masa, aunque algunos cocineros afirman que agregar grandes cantidades de vegetales de hojas verdes, tales como la espinaca, puede humedecer demasiado la pizza debido a su alto contenido de agua— por lo tanto, lo ideal es colocar los vegetales entre medio del queso y de la masa, a fines de que esta última no absorba los líquidos o hervir las hojas antes de ponerlas en la pizza.

Spinach Pizza

5. Bocadillos vegetales

Los bocadillos de col rizada se han vuelto muy populares en estos últimos tiempos, aunque a simple vista no son muy atractivos. Por fortuna, las coles no son la única alternativa para las papas horneadas. ¡Piense en la acelga, los betabeles o remolacha y las coles chinas!

Puede comerlos solos o combinarlos con queso, humus, aguacate, crema agra baja en calorías ¡y hasta yogur! Los bocadillos vegetarianos no tienen por qué ser aburridos ni insípidos y son una manera increíble de frenar esos antojos tan temidos (y, por supuesto, de reducir la ingesta de sodio y de grasas).

Kale Chips

6. Ese sí que es un buen roll

En lugar de servir los vegetales al plato y llenarlos de aderezos hipercalóricos, ¿por qué no usarlos como sustituto del pan de pita? Rellene las hojas con ingredientes sabrosos y nutritivos, como pollo o carne de res magra, ¡y lleve la fiebre verde a otro nivel!

Si no le agradan los vegetales de hojas verdes, al usarlos de envoltorio disimulará su sabor con el resto de los ingredientes sin perder ningún beneficio. El repollo, por ejemplo, es ideal para usarse de esa manera debido a su gran tamaño. ¡Aproveche para llenarlas de nutrientes!

Lettuce Wraps

Share This Article

X