Suplementos Alimenticios ESP

¿Qué tan seguros son los suplementos herbales que utiliza?

Últimamente, los titulares de las noticias han sido bastante duros con las hierbas. Desde acusaciones vinculadas con etiquetados erróneos hasta dudas acerca de su contenido, los suplementos herbales han generado mucha controversia entre los miembros del público y, mejor ni mencionemos, ciertas investigaciones llevadas a cabo por Health Canada junto con los reclamos de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Sin embargo, según expertos, estas críticas no son para nada infundadas. Con norteamericanos que gastan una exorbitante suma de $5 mil millones de dólares al año en estos productos para combatir desde el envejecimiento hasta los resfriados, se ha desatado una invasión de titulares y de consejos de seguridad acerca del consumo responsable de estos productos herbales…

1. Suplementos que no detallan sus ingredientes

Esta semana, una investigación realizada por Health Canada reveló que muchos suplementos Herbal Plus que se vendían en las gasolineras estadounidenses y canadienses no eran lo que decían ser. Los descubrimientos llevaron a que sus cuatro distribuidores con sede en Nueva York — Wal-Mart, GNC, Target y Walgreens — recibieran cartas de cese y desista.

Más estudios basados en códigos de barras genéticos realizados por la New York Attorney General’s Office descubrió que ciertos productos de Herbal Plus como los extractos de equinácea, ginkgo biloba, serenoa, ginseng y hierba de San Juan no detallaban algunos de sus ingredientes. GNC asegura cumplir con las leyes canadienses y estadounidenses, aunque las investigaciones continúan.

2. Fraude en el etiquetado

Un grupo de biólogos del Instituto de Biodiversidad de Ontario de la Universidad de Guelph condujo pruebas de codificación genética (huellas genéticas) en 44 botellas de suplementos muy populares, como Equinácea y hierba de San Juan, fabricadas por miles de compañías de salud.

Los resultados fueron sorprendentes; una gran porción de los 44 productos puestos a prueba estaban diluidos o eran un fraude. Por ejemplo, un tercio de los suplementos no detectó rastros de la hierba publicitada en el envase. Muchos utilizaban otras plantas o rellenos más económicos (como arroz, soja o avena).

3. Suplementos con posibles interacciones peligrosas

El mismo estudio realizado en el año 2013 por el Instituto de Biodiversidad de Ontario de la Universidad de Guelph detectó la presencia de ciertos ingredientes en los suplementos que pueden provocar complicaciones en la salud del paciente si se mezclan con otros medicamentos.

Es por eso que, de los 44 suplementos que se analizaron, 2 muestras de Equinácea no especificaban en su contenido que tenían Parthenium Hysterophorus, una hierba amarga que se la asocia con síntomas como gases dolorosos, sarpullidos y náuseas. Más investigaciones de los Institutos Nacionales de la Salud descubrieron que el uso prolongado de dicha hierba puede provocar eczema, fiebre del heno, inflamación en la piel, rinitis alérgica, ardor en los ojos, visión borrosa, aparición de ampollas alrededor de los ojos y hasta asma.

4. Suplementos con posibles sustitutos mortales

Algunas investigaciones que han sido publicadas por la revista de gran reputación BMC Medicine revelaron algunos descubrimientos sorprendentes relacionados con los suplementos herbales y las alergias a los alimentos.

Por ejemplo, la hierba ginkgo biloba, utilizada con frecuencia para mejorar la memoria, suele combinarse secretamente con nueces negras — una amenaza evidente para los alérgicos a las nueces. Otros estudios revelaron que los suplementos a base de la hierba de san juan en realidad contenían avena y soja — otro problema mortal para aquellos que tienen alergia a la soja y al gluten.

5. Aceite de serpiente vs. Solución Herbal

Durante años ha existido un gran debate acerca de los “quema grasas” herbales que afectan el funcionamiento del hígado. En 2013, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos prohibió la venta del suplemento herbal OxyElite, ya que se habían reportado múltiples casos de fallas hepáticas. Posteriormente, los fabricantes fueron encarcelados por intentar vender una solución “mágica” para la pérdida de peso.

Según este estudio publicado por los Institutos Nacionales de la Salud, muchos remedios herbales que aseguran ayudarlo a “quemar grasas” contienen ácido úsnico, té verde y extractos de Guggul, los cuales pueden causar hepatotoxicidad severa— y posibles fallas hepáticas que requieren de un trasplante de emergencia.

6. Cuestionamiento de los códigos de ADN de los suplementos

No es el único que se pregunta qué es exactamente un código de barras de ADN. Esta forma de huellas genéticas — son capaces de detectar especies vegetales con tan sólo extraer una pequeña porción de ADN; este proceso trae consigo una gran ola de controversia.

Por ejemplo, los proveedores de suplementos afirman que para que su código de ADN sea confiable es necesario compararlo con una base de datos de muestras ya identificadas de estos marcadores genéticos y, desafortunadamente, este no es el caso. Los científicos del Departamento de Suplementos Dietarios de los Institutos Nacionales de la Salud aseguran, además, que este tipo de pruebas no es apropiado para analizar suplementos muy poderosos que contengan extractos de plantas, como los que hemos mencionado anteriormente.

7. Leer “entre titulares”

En la mayoría de los casos, los expertos afirman que incluso si un suplemento está mal etiquetado o es completamente inútil — no debería ser peligroso (a menos que tenga alguna alergia alimenticia). El mayor peligro está asociado con estos suplementos de rápida acción que aceleran su metabolismo, mejoran su rendimiento y lo ayudan a bajar de peso de inmediato.

Según los médicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, no hay fórmulas milagrosas y estas píldoras “mágicas” lo conducirán de inmediato a la sala de emergencias debido a los daños ocasionados en su hígado o, peor aún, por fallas hepáticas. Es por eso que los representantes del Departamento de Suplementos Dietarios de la FDA les solicitan a los consumidores que se informen acerca de lo que consumen y que eviten comprar aquellos productos que se jactan de tener propiedades demasiado buenas para ser reales.

Share This Article

X