Home » Spanish » Fitness & Nutrición » Ochos formas efectivas de promover la salud pulmonar

Ochos formas efectivas de promover la salud pulmonar


Todos sabemos lo importante que resulta cuidar nuestros corazones — hacer ejercicio, limitar el consumo de grasas dañinas e incorporar las buenas en nuestra alimentación. No obstante, si le pregunto qué debe hacer para cuidar sus pulmones, estoy segura de que se quedará atónito. Una investigación llevada a cabo por la American Lung Association (ALA) asegura que existen ocho formas efectivas de promover la salud pulmonar a fines de evitar el desarrollo de afecciones crónicas como el EPOC…

1. Aumente la ingesta de antioxidantes

Por lo general, solemos confundir una nutrición balanceada o equilibrada con la buena salud, pero los alimentos nutritivos (no suplementos) ricos en antioxidantes y en glucosinalatos (compuestos biológicos con propiedades anticancerígenas), están vinculados con la función pulmonar eficiente. De hecho, una investigación llevada a cabo por el National Cancer Institute reveló que aquellos individuos que consumían al menos 5 porciones de vegetales crucíferos (col rizada, brassica pekinensis, rúcula, brócoli y coles de bruselas) por semana reducían los riesgos de padecer cáncer al menos en un 50%.

2. Controle la calidad del aire local

Puede que sea muy afortunado y viva en una ciudad con niveles bajos de contaminación. Por ejemplo, Prescott, Arizona ocupa un lugar privilegiado en la lista de la American Lung Association “Las 25 ciudades con menor contaminación atmosférica de los Estados Unidos.” No obstante, si se encuentra en un área contaminada, estar al aire libre puede ser una mala idea en determinadas épocas del año o en ciertos momentos del día. Si sufre de alguna enfermedad pulmonar, puede que sea sensible a ciertos contaminantes atmosféricos. Ante cualquier duda, ingrese a AIRNow.gov, el Índice de Calidad del Aire (AQI, Air Quality Index) del Gobierno de los Estados Unidos, antes de salir.

3. Sea proactivo

La ALA le aconseja que sea proactivo con la salud de sus pulmones. Esto significa que ante la presencia de tos persistente, bronquitis crónica, asma o dificultades respiratorias, no deje de consultar a su médico. Haga su parte y busque tratamiento médico cada vez que experimente dolor en el pecho, expectore sangre o tosa por más de un mes. Los expertos sabrán recetarle la medicación indicada (por ejemplo, un inhalador) para aplacar los síntomas y prevenir la aparición de infecciones respiratorias.

4. Haga ejercicio físico

Si bien salir a correr o practicar natación no aumentará el tamaño de sus pulmones, sí mejorará la función cardiorrespiratoria. Según una investigación realizada por los National Institutes of Health, realizar ejercicio físico con frecuencia incrementa el suministro de oxígeno en el corazón y refuerza los músculos respiratorios de los pulmones. Este estudio involucró a 30 adolescentes con sobrepeso y dificultades respiratorias y descubrió que el sedentarismo era el principal factor que deterioraba la función respiratoria. La mitad del grupo fue sometida a un entrenamiento 3 días a la semana durante dos meses y se llegó a la conclusión de que el ejercicio aeróbico impactaba de forma positiva en la actividad pulmonar.

5. Opte por productos respetuosos con el ambiente

Redecorar su hogar sin duda mejora la estética aunque puede poner en riesgo la salud de sus pulmones si usa determinados productos (como pintura, fibra de vidrio, artículos de limpieza o materiales aislantes) que contengan gases dañinos o partículas tóxicas. Al realizar proyectos bricolaje, es importante contar con protección para las vías respiratorias (como máscaras anti-polvo). Concéntrese en conseguir materiales que no dañen el ambiente (como pinturas al agua y limpiadores libres de químicos) para reducir la exposición a compuestos orgánicos volátiles (COV).

6. ¡Deje de fumar!

Si le pregunta al Dr. Norman H. Edelman, el inspector médico de cabecera de la ALA, le responderá sin dudar que lo peor que puede hacerles a sus pulmones es fumar. Disfrutar de algún que otro cigarro, pipa o cigarrillo de forma regular incrementa el riesgo de sufrir EPOC, enfisema y bronquitis crónica, entre otras afecciones. La Sociedad Canadiense contra el Cáncer asegura que tanto fumar como aspirar el humo ajeno lo exponen a padecer cáncer de pulmón y arrojan unas 150.000 muertes al año sólo en los Estados Unidos. Por supuesto que las posibilidades de desarrollar esta enfermedad dependerán de la duración y de la frecuencia del hábito.

7. Proteja las vías respiratorias

Si trabaja como soldador, en el área de la construcción, como pintor, mecánico, esteticista o realiza tareas que puedan exponerlo a aspirar polvo, químicos o gases, sea precavido y proteja sus vías respiratorias con máscaras. De hecho, las estadísticas de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional destaca los peligros de desarrollar asma ocupacional en ambientes de trabajo que no ofrecen equipos de protección o en aquellos pacientes que se nieguen a usar máscaras anti-polvo.

8. Controle los niveles de contaminantes atmosféricos

Puede estar expuesto a contaminantes atmosféricos tanto dentro como fuera de su hogar u oficina. Caspa de las mascotas, moho, materiales de construcción, ambientadores, sistemas de ventilación y chimeneas afectan la calidad del aire que respira. Según las recomendaciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, según sus siglas en inglés), ciertas medidas como limpiar los conductos de ventilación, aspirar o lavar al vapor las alfombras, liberar el mobiliario de residuos o caspa de mascotas e instalar purificadores de aire reducen la contaminación y mejoran la calidad del aire que respiramos en ambientes cerrados.

ADVERTISEMENT

We Recommend

More on ActiveBeat