Salud ESP

Ocho trucos para que su metabolismo funcione al máximo todo el día

Muchos hacemos lo imposible por ejercitarnos a diario. No obstante, no siempre es posible. Si no tiene tiempo para practicar algún deporte porque tiene que quedarse sentado en su escritorio (o tiene un trabajo sedentario de 8 horas o más), el aumento de peso y los problemas de salud están constantemente al acecho.

Por más que no pueda ir al gimnasio todos los días, le presentamos algunos trucos que lo ayudarán a quemar calorías a lo largo del día…

1. Disminuya el tamaño de su botella de agua

A todos nos vendría bien beber más cantidades de agua. Ciertos estudios llevados a cabo por la Clínica Mayo han revelado que los hombres que no consumen los 3 litros y las mujeres los 2,2 litros de agua diarios recomendados están en riesgo de sufrir un episodio de deshidratación. Si el organismo no se hidrata de forma apropiada, le resulta imposible cumplir con ciertas tareas vitales como el funcionamiento de los órganos, la eliminación de toxinas y el transporte de nutrientes y energía a las células, entre otras tantas.

Si le acabo de decir todo esto, ¿por qué cree que le sugiero que reduzca el tamaño de su botella de agua? Lo hago por el simple hecho de que tenga que levantarse más seguido a rellenarla. A su vez, estabilizará sus niveles de energía y hará más ejercicio a lo largo de la jornada. Yo siempre tengo un vaso en mi oficina y lo relleno cada media hora. Hasta puede poner la alarma de su teléfono para que le recuerde que es momento de reponer líquidos.

2. Tome asiento

Si su rutina de trabajo es muy sedentaria (porque tiene que estar sentado en su escritorio todo el día, por ejemplo), volver a casa e instalarse por lo que resta del día en su sillón no lo ayudará en absoluto a quemar calorías — de hecho, es más probable que con el tiempo lo haga subir de peso. No obstante, si se pasa la tarde viendo televisión, leyendo o en frente de su consola de juegos, es preferible que se siente en el suelo. No sólo quemará más calorías, sino que usará como soporte los músculos centrales, en especial si se pone de pie sin usar sus manos.

Un grupo de investigadores brasileros diseñaron una prueba para predeterminar la longevidad de un individuo, es decir, para saber qué tan saludable y por cuántos años vivirá. Fue publicada en la revista European Journal of Preventive Cardiology y evalúa el equilibrio, el control motriz, la flexibilidad y la fuerza muscular simplemente al pasar de estar parado a sentarse en el suelo. El truco está en lo siguiente: no puede usar sus brazos, rodillas ni manos como soporte. El estudio reveló que los participantes que incorporaban sus extremidades al proceso tenían 7 veces más probabilidades de morir antes.

3. Aproveche el trabajo manual

Es probable que haya hecho un gran esfuerzo por conseguir una oficina cómoda y equipada que haga juego con su look empresarial. No obstante, debería tener en cuenta que aquellos trabajos más exigentes a nivel físico queman alrededor de 100 calorías más al día que otros puestos más pasivos.

Un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana en Baton Rouge reveló que los oficinistas que buscaban motivos para levantarse con más frecuencia (por ejemplo, para hacer tareas manuales), eran capaces de quemar calorías extras. Los expertos les recomendaron que utilizaran las escaleras en lugar del ascensor, que caminaran hacia la copiadora, que hicieran café, que atendieran las llamadas de pie y que regaran las plantas a fines de estar más activos durante la jornada laboral.

4. Despiértese y ponga en marcha su metabolismo

El desayuno de sus hijos, las caminatas a la oficina, la falta de sueño y las necesidades fisiológicas de sus mascotas hacen que ejercitarse antes de trabajar sea una misión imposible de cumplir. No obstante, David Jack, un experto en fitness oriundo de Massachusetts, autor y director de Teamwork Centers y, a su vez, creador de plataformas de entrenamiento para equipos y atletas profesionales, asegura que hasta una sesión breve de 15 minutos de ejercicio puede influir de forma positiva en el funcionamiento de su metabolismo.

Jack asegura que poner su alarma 15 minutos antes de lo habitual para realizar un par de sentadillas, abdominales, saltos o estocadas es más que suficiente para activar la quema de grasas. ¡Inténtelo y no deje que nada ni nadie se interponga en su rutina de entrenamiento diaria!

5. Mastique, infle y explote sus calorías

La mayoría de nosotros no vincularía la goma de mascar con la pérdida de peso. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Rhode Island reveló que la goma de mascar (en especial la que no tiene azúcar) bloquea el impulso de comer bocadillos de forma desmedida durante la jornada de trabajo. Como si esto fuera poco, también lo ayuda a quemar calorías.

Los expertos analizaron a un grupo de individuos que consumían goma de mascar con frecuencia y descubrieron que quemaban un 8% más de calorías (e ingerían unas 70 menos) que los que no lo hacían. En conclusión, este producto es muy eficiente a la hora de alejar los antojos de bocadillos grasosos o llenos de azúcar mientras ve televisión o después de almorzar.

6. ¡Queme calorías al ritmo de la música!

Existe una razón por la cual corre un poco más rápido, suda un poco más y quema más calorías si escucha música al ejercitarse. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Brunel en Londres, Inglaterra descubrió que el rap hace que los atletas corran más rápido y, por consiguiente, quemen más calorías.

Los expertos llegaron a la conclusión de que hacer ejercicio mientras escucha música que tiene un promedio de 120 a 140 latidos por minuto acelera el metabolismo de los individuos. Esto se debe a que los corredores de forma instintiva buscaban coordinar sus pasos con el ritmo de las canciones. El hip hop demostró ser el más eficiente de todos los géneros, aunque el rock, el pop y hasta los audio libros se consideran excelentes formas de motivación durante las sesiones de entrenamiento.

7. Refrésquese

Es probable que desee subir la calefacción en su gélida oficina aunque lamentamos decirle que no le está haciendo ningún favor a su metabolismo. De hecho, reducir la temperatura ambiental hasta sentir frío fomenta la quema de calorías.

Una investigación publicada en la revista Diabetes indica que las temperaturas muy bajas activan el mecanismo de eliminación de grasas pardas del organismo. La principal función de este tipo de tejido adiposo es aumentar el calor corporal y es por eso que en ambientes helados se activará y quemará hasta un 40% de calorías para mantener su cuerpo caliente.

8. Acelere su metabolismo durante los intervalos

Ir al gimnasio después del trabajo no siempre es imposible aunque muchos prefieren ir a casa a olvidarse de las tensiones con una película de Netflix. No se preocupe, no todo está perdido. Anímese a saltar la cuerda durante los comerciales o hacer 20 minutos de cardio mientras ve un episodio de su serie de televisión favorita.

Piénselo así; en lugar de perder el tiempo con esos aburridos anuncios publicitarios, levántese y póngase en marcha. Por fortuna, es posible disfrutar de la televisión y ejercitarse de forma simultánea; tenga en cuenta que acaba con unas 10 calorías por cada minuto que salta. Esto significa que si hace 10 series durante su programa favorito, puede quemar 100 valiosas calorías ¡sin siquiera perderse un segundo de la acción!

Share This Article

X