Alergias ESP

Ocho súper alimentos para combatir la alergia primaveral

Si sufre de alergia primaveral y nota que los síntomas empeoran cada vez más con el paso de los años, según Rodale Wellness, la culpa es del cambio climático. Este fenómeno provoca un aumento considerable de dióxido de carbono en la atmósfera y, por ende, hace que haya más alérgenos presentes en el aire (como por ejemplo, polen). De hecho, los expertos de la American College of Allergy, Asthma and Immunology aseguran que el clima será cada vez más cálido, las estaciones más largas y los alérgenos y el dióxido de carbono más resistentes y duraderos…

¡No se desespere! Por si no lo sabía, diversos alimentos populares le permiten aliviar tanto los efectos de las reacciones alérgicas como la molesta inflamación…¡A comer!

1. Chocolate

Seguramente le fascinen los dulces (bueno, ¿a quién no?) si se emocionó al leer que el chocolate lo ayuda a aliviar la alergia estacional.

Sin embargo, lo que aporta los beneficios antialergénicos es el cacao, que se obtiene de las semillas secas y fermentadas de la planta para elaborar alimentos sólidos y mantequilla. De hecho, un estudio llevado a cabo en 2013 y publicado por los National Institutes of Health reveló que los polifenoles presentes en este componente son antioxidantes potentes que podrían combatir los agentes que causan alergias.

Dark Chocolate

2. Cítricos

Una investigación sobre Medicina Integral realizada por la Universidad de California, Los Ángeles, (UCLA) asegura que incrementar el consumo de vitamina C brinda alivio a aquellos que padecen alergias estacionales. La UCLA asegura que los alimentos ricos en la vitamina C, un potente antioxidante, contrarrestan el efecto de la histamina, que desencadena la inflamación y los síntomas típicos de la alergia (estornudos, congestión, goteos nasales, comezón en la garganta, etc.).

Las frutas cítricas, especialmente las frutillas o fresas, las naranjas, los limones, las limas y los pomelos, contienen entre 60 y 100 miligramos de vitamina C por unidad. En cuanto a los beneficios antialergénicos, debería ingerir unos 500 miligramos de dicha vitamina a diario por medio de otros alimentos integrales.

Grapefruit

3. Ajo y cebolla

Bien, déjeme aclarar que la intención de la revista Shape no es alejar a los posibles candidatos que aparezcan en primavera. Sin embargo, dicha revista recomienda que coma ajo y cebolla (y, luego, coma algo de menta para el aliento) a fines de aplacar los molestos síntomas de la alergia estacional.

Ambos están repletos de antihistamínicos naturales, como la quercetina. Este potente antioxidante previene la liberación celular de la histamina. Y si de verdad aborrece estos alimentos, cómase una manzana, ya que aporta una dosis considerable de quercetina.

garlic

4. Col forrajera

Una investigación publicada por la revista Women’s Health asegura que un plato cargado de col forrajera reduce los síntomas de las alergias estacionales y de la fiebre de heno. ¿Cómo? Bien, según el artículo, este alimento es rico en un fitoquímico llamado carotenoide, que brinda alivio a las molestias causadas por las alergias.

Este es el caso de muchos vegetales de hojas verdes como la col rizada, por ejemplo. No obstante, recuerde que mientras más oscuras sean las hojas, más beneficios de los carotenoides obtendrá. Por fortuna, la col forrajera es muy versátil— puede incorporarse a revueltos de vegetales, sopas, guisados y cacerolas siempre y cuando se las condimente con una fuente de grasas saludables (como aceite de oliva).

shutterstock_298210589

5. Brócoli

Al igual que las frutas cargadas de vitamina C (como limones, naranjas, pomelos y frutillas o fresas), los vegetales ricos en dicho antioxidante, como el brócoli, son un potente remedio para las alergias. Por fortuna, una porción de brócoli crudo contiene alrededor de 80 miligramos de los 500 recomendados a diario para mantener a raya los síntomas alérgicos.

Además, ¡descubrirá que el brócoli ofrece otro plus antialergénico! Este vegetal pertenece a la familia de las crucíferas (junto con las coles de bruselas, el repollo, la coliflor, el colinabo y la col china) y se lo considera un aliado para combatir la congestión nasal, según el Instituto Linus Pauling de Información Sobre Micronutrientes, que pertenece a la Universidad Estatal de Oregón.

shutterstock_266141747

6. Col rizada

Al igual que la col forrajera, la col rizada es considerada por MedicalNewsToday.com otro súper alimento para luchar contra la alergia estacional. De hecho, este vegetal de hojas verdes también se jacta de combatir las molestias vinculadas con el asma. En primer lugar, es rico en carotenoides, unos maravillosos fitoquímicos que aplacan los efectos de un brote alérgico.

En segundo lugar, las investigaciones han demostrado que este alimento también está repleto de vitamina C. De hecho, en comparación con la espinaca, una sola porción de col cocinada aporta un 1000% más de dicho nutriente. ¡¿Qué le parece, Popeye?!

Kale Chips

7. Piñas

Si la primavera llegó cargada de estornudos, congestión nasal y comezón en la garganta, encontrará alivio en el trópico. Con esto me refiero a las dulces y sabrosas piñas. Según un estudio llevado a cabo en 2013 por la revista Alternative Therapies in Health and Medicine, estas frutas son ricas en un componente antialergénico conocido como bromelina.

Esta investigación realizada con ratones de laboratorio destaca la presencia de dicha enzima con poderes antiinflamatorios por su habilidad para disminuir los estornudos, lo que implica que también reduce la inflamación de las vías aéreas y de los senos nasales. ¡Recuerde que las piñas también aportan dosis significativas de vitamina C!

shutterstock_282756890

8. Uvas rojas

Guardé lo mejor para el último. Cualquier motivo es bueno para disfrutar una copa de vino tinto en mi jardín trasero. Por fortuna, las uvas rojas (con las que se prepara el vino tinto) contienen un agente antialergénico potente conocido como resveratrol.

Según un estudio llevado a cabo en 2013 y publicado en la revista Journal of Nutrition, este poderoso compuesto polifenólico fue capaz de reducir los niveles de inmunoglobina E (un tipo de anticuerpo) que generaba las reacciones alérgicas en los ratones de laboratorio. Por supuesto, si no es un amante del vino como yo, puede saborear un exquisito tazón de uvas rojas mientras ve televisión o lee su libro preferido.

Red Wine

Share This Article

X