Alimentación ESP

Ocho señales de alerta de una mala alimentación

Existen muchas maneras de hacer daño a nuestro cuerpo, como comer alimentos ricos en grasas o productos procesados repletos de calorías, fumar tabaco o beber alcohol en exceso. Además, ¿qué hace el organismo para hacernos saber que le estamos dañando con hábitos negativos? ¿Cuáles son los signos más evidentes?

Si lleva un estilo de vida poco saludable, es probable que su cuerpo esté intentando enviarle señales para que se dé cuenta de que el peligro está cerca. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, puede que sea un buen momento para visitar a un especialista, modificar sus hábitos o ambos…

1. Cabello dañado

Algunas personas han sido bendecidas con cabelleras sedosas y bellas. Otras no son tan afortunadas. Pero tener buen cabello no es una cuestión genética. Según WebMD, tiene mucho que ver con las cosas que entran al cuerpo.

De hecho, las principales víctimas de una dieta deficiente son los folículos pilosos. No comer resulta en deficiencias proteínicas y le da un aspecto pajoso y reseco a su melena. Esto se debe a la falta de nutrientes esenciales tales como ácidos grasos, vitamina C, cinc y hierro.

hair loss

2. Arrugas

Al igual que la muerte, las arrugas son inevitables. Pero podemos controlar cuán temprano nuestra piel comienza a mostrar signos de envejecimiento comiendo bien y dejando atrás malos hábitos como fumar y beber alcohol con regularidad.

Según una investigación de la Universidad Estatal de Oregón, la mejor manera de hacer que su piel luzca saludable es comer alimentos ricos en vitaminas A, C y D y en antioxidantes como flavonoides y carotenoides. Lo ideal es consumir al menos cinco porciones de frutas y vegetales al día y aplicarse humectantes o hidratantes ya sean naturales o artificiales a diario.

Pale Skin

3. Problemas en dientes y encías

Si ha desarrollado un terrible caso de sangrado o inflamación de encías y le duelen los dientes, es muy probable que algo ande mal en su cuerpo. Fumar, consumir alimentos poco nutritivos y beber demasiado alcohol puede tener efectos adversos en la salud bucal.

Si bien fumar arruina sus dientes, el azúcar es el principal culpable del deterioro. Si lo ingiere en grandes cantidades, por ejemplo, por medio de bebidas carbonatadas, puede destruir el esmalte de sus dientes, lo que resulta en la aparición de caries y molestias, asegura la Asociación Dental de Wisconsin. Evite este tipo de bebidas y aumente su ingesta de vitamina C, que ayuda a aliviar la inflamación y el sangrado en las encías.

soda

4. Aumento/pérdida de peso brusco

Si ha comenzado un plan de salud estricto, que consiste en seguir una dieta aprobada por un médico y hacer actividad física, es totalmente normal que adelgace. Sin embargo, deberíamos preocuparnos cuando bajamos de peso sin haber realizado ningún cambio en nuestro estilo de vida.

La pérdida de peso involuntaria suele ser el resultado de una mala alimentación o puede ser provocada por diversas enfermedades. Este síntoma también suele ser un efecto adverso de consumir drogas ilegales y dañinas como heroína y metanfetaminas. Por el contrario, el aumento brusco y desmedido de peso ocurre al ingerir grandes cantidades de productos ricos en calorías y grasas que carecen de nutrientes importantes.

weight gain

5. Problemas gastrointestinales

Si constantemente experimenta molestias estomacales, diarrea, estreñimiento o indigestión después de comer, puede que su cuerpo esté tratando de decirle que algo no está bien.

Esto puede ser consecuencia de una dieta deficiente, que carece de las dosis de fibra necesarias. Se recomienda que los hombres consuman, al menos, 38 gramos de fibra a diario, mientras que las mujeres deben obtener 25, según el Instituto de Medicina. Por supuesto, una alimentación rica en productos ácidos, picantes y altamente procesados también puede generar trastornos digestivos.

indigestion

6. Se enferma constantemente

Si siente que no hay nada que pueda hacer para estar sano, es hora de evaluar su estilo de vida. En primer lugar, debe analizar en detalle su dieta y, luego, necesita echarles un vistazo a su plan de ejercicios y a su agenda de descanso.

En términos simples, comer mal, no hacer ejercicio y dormir menos de 7 u 8 horas (la cantidad recomendada por expertos) por noche puede tener consecuencias muy severas en su cuerpo y, en particular, en su sistema inmunológico.

sleep 1

7. Sus heridas tardan en sanar

¿Le preocupa esa pequeña herida que no cicatriza? Quizás deba echarle la culpa a su alimentación. Si siente que su cuerpo va en cámara lenta cuando se trata de sanar cortes y moretones, es posible que carezca de los nutrientes necesarios para combatir dichos problemas, asegura la clínica Cleveland.

Si este es su caso, intente reducir su ingesta de alimentos hipercalóricos y grasos que no contengan ácidos grasos esenciales y vitaminas importantes, como la A, la B12 y la C. Asegúrese de que los alimentos que come no sean simplemente calorías vacías que no le ofrezcan nada a su cuerpo para funcionar correctamente.

shutterstock_271108748

8. Confusión

¿Algunas veces le cuesta responder preguntas verdaderamente simples y no sabe por qué? La respuesta puede ser la falta de sueño o que en su mente hay otros pensamientos más importantes que acaparan su atención. Otra opción es que su cuerpo está enviándole señales de que algo anda mal.

Los problemas de memoria y de concentración son dos grandes signos de que el organismo no obtiene los nutrientes que necesita. Al igual que otras partes del cuerpo (como el corazón, los pulmones y los intestinos), el cerebro necesita ciertos nutrientes, como ácidos grasos omega 3, para funcionar al máximo, afirman ciertos estudios del Centro Médico de la Universidad de Maryland.

forgetful

Share This Article

X