Perder Peso ESP

Ocho razones por las que podría no estar perdiendo peso

Tratar de perder peso puede ser desalentador y hasta a veces puede llegar a sentir que es imposible. Apegarse a una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente son grandes pasos en la dirección correcta, pero aún así muchas veces el peso simplemente no se va. Antes de rendirse, debería considerar que puede haber una razón por la cual no esté perdiendo esas libras. Hay motivos comunes y maneras de superar estos problemas o de resolverlos. La báscula del baño no es su enemiga, así que no se rinda todavía.

Aquí le revelamos 8 razones por las que podría no estar perdiendo peso…

1. No tiene suficiente músculo

El músculo es integral en la pérdida de peso. El ejercicio cardiovascular es ideal para su corazón y puede ayudar con la pérdida de peso, pero si eso es todo lo que hace, no va a perder tanto peso como desea. Entre más músculo tenga, más rápido quemará las calorías. Trabajar sus músculos lo llevará a quemar calorías incluso después de haber dejado de hacer ejercicio. Recuerde, entre más músculos tenga, más calorías quemará. Ahora, no necesita volverse un físico-culturista para ver estos beneficios. Incluso un entrenamiento de resistencia ligero le proporcionará masa muscular sin transformarlo en gigante, y el peso extra se irá más fácilmente.

2. Está comiendo muy poco

Podría pensar que comer menos le ayuda a perder esas libras que tiene de más; no obstante, esto puede tener un efecto realmente contrario o impedirle perder peso. Los tamaños de la porción son importantes; si se está ejercitando, en realidad necesitará más alimentos para ayudar a sostener su desarrollo muscular y lo que queme a través del ejercicio cardiovascular. Para perder peso, necesita quemar más calorías de las que consume, pero comer muy poco puede ralentizar su metabolismo. Un metabolismo bajo ralentizará su nivel de pérdida de peso. También puede hacerlo sentir cansado y sin la energía que necesita para ejercitarse. Así que siga una dieta equilibrada de porciones controladas para ayudar a mantenerse energizado y saludable mientras elimina algunas libras.

3. No está bebiendo suficiente agua

Tomar agua no le hará perder peso, pero si ayudará por varias razones. Tomar agua ayuda en cuanto al control de las porciones, ya que muchas veces cuando cree estar hambriento, en realidad está sediento y el consumo de agua antes de las comidas le ayudará a sentirse lleno más rápido. Mantenerse hidratado con agua significa no beber líquidos con alto contenido de azúcar ni bebidas gaseosas dietéticas, debido a que ninguna de ellas tiene que ver con la palabra “valor nutricional”. Sin embargo, otra razón para beber agua es que su cuerpo la necesita para eliminar toxinas; se trata de una herramienta clave para hacerlo.

4. Está evitando grupos alimentarios importantes

Es fácil ser presa de esas dietas libres de carbohidratos y alimentos bajos en grasa cuando está tratando de perder peso. Puede parecer una buena idea el hecho de cortar todos los carbohidratos y la mayoría de grasas, pero esto no es necesario y puede de hecho causar deficiencias nutricionales. También hay beneficios para la salud en ciertos tipos de grasas (es decir, las grasas saludables que se encuentran en las almendras, en los aguacates y en el salmón) y contrario a la creencia popular, no todos los carbohidratos son malos. Los granos integrales contienen fibra, lo que como resultado lo hace sentir lleno por más tiempo; los carbohidratos no son el problema — generalmente son los almidones refinados, los carbohidratos blancos y el tamaño de las porciones de los alimentos los que generan líos. Así que no evite las grasas saludables y los carbohidratos deliciosos si se puede encontrar beneficios en ambos.

5. Se salta el desayuno

Le han repetido esto toda su vida – el desayuno es la comida más importante del día. Después de una buena noche de sueño, su cuerpo necesita sustento para obtener energía. Lo que coma en la mañana le ayudará a comenzar su día e influirá en cuántos bocadillos comerá a lo largo de la jornada. Un desayuno con fibra y si es posible, con proteína, lo mantendrá lleno durante más tiempo y hará que su metabolismo se acelere. Saltarse el desayuno engañará a su cuerpo para que piense que está hambriento y lo hará retener grasa cuando su metabolismo se ralentice.

6. Está estresado

El estrés puede causar algunos problemas cuando trata de perder peso. Puede hacerle pensar que está hambriento cuando en realidad no lo está y llevarlo al síndrome emocional de comer compulsivamente. También puede ralentizar su metabolismo y hacer que la grasa se acumule en una de las zonas más difíciles de modelar — la barriga. Si está tratando de perder peso solamente mediante dieta, añada ejercicio regular. Hacer ejercicio ayuda a reducir el estrés y produce endorfinas que le ayudan a sentirse feliz. Si ya está ejercitándose y todavía se siente estresado, considere hacer ejercicios de reducción de estrés, como yoga o la natación y haga cambios en su estilo de vida que le ayuden a reducir el estrés.

7. ¡Come afuera muy seguido!

Salir a comer y a tomar bebidas con amigos y familiares es divertido y es una gran parte de nuestra cultura social. Pero muchas comidas en los restaurantes pueden obstaculizar su proceso de pérdida de peso. Se suele comer más cuando se está en un restaurante — una serie de aperitivos, plato principal, postre y bebidas – lo cual generalmente es demasiada comida y equivale a muchísimas calorías. Además, la mayoría de alimentos en los restaurantes es procesada con extra sodio, grasas trans y productos químicos que no son para nada saludables. Si salir a comer es algo a lo que no quiere renunciar, pida platos de comida hechos con ingredientes frescos como las ensaladas y opciones saludables de carne como pollo a la parrilla.

8. Está comiendo muchos alimentos “dietéticos”

Los alimentos dietéticos pueden recortar el azúcar, pero a menudo añaden grasas y productos químicos para equiparar el sabor. La mayoría de los alimentos dietéticos tienen valor nutricional bajo o nulo, al igual que la soda dietética. Los aderezos de ensalada “light” también son engañosos – ¡sólo verifique la lista de ingredientes! También descubrirá que se les añade sodio, conservantes y productos químicos a los alimentos libres de grasa y a las comidas dietéticas compradas en la tienda de comestibles. Por el contrario, es más saludable manejar los tamaños de las porciones y preparar sus comidas en casa con alimentos frescos tanto como sea posible para obtener su dosis diaria recomendada de los grupos de alimentos balanceados.

Share This Article

X