Cafeína

Ocho peligros de excederse en el consumo de cafeína

No se puede negar que la cafeína tiene un efecto poderoso en nosotros tanto a nivel físico como psicológico. Una taza de café matutina o un té fuerte puede quitarnos la pereza y convertirnos en personas energizadas y alertas.

Quizás esta sea la razón más importante por la que el café es una de las bebidas más importantes del mundo y esto explica por qué Starbucks pasó de ser una cafetería local a transformarse en un fenómeno global. Sin embargo, volverse adicto al café y consumir cafeína de otras maneras puede tener consecuencias muy severas…

1. Es muy difícil dejar la cafeína

Antes que nada dejemos algo en claro: la cafeína es una droga. Esto significa que puede ser increíblemente difícil dejar de beber café y demás infusiones que la contengan. Sin su taza de café matutina es muy probable que empiece el día enojado, irritable y ansioso. Hasta puede que le dé dolor de cabeza.

Le guste o no, deberá acostumbrarse a vivir sin cafeína. No se abstenga de forma brusca, sino trate de limitarse a beber menos tazas de café o té hasta que alcance un nivel aceptable.

coffee addict

2. La cafeína aumenta los niveles de estrés

Muchos de nosotros bebemos café con cafeína por una razón muy simple: nos hace sentir despiertos, tanto a las ocho de la mañana, a las dos de la tarde o al comienzo de una larga noche en la ciudad.

Pero ese plus de energía puede incrementar los niveles de estrés y ansiedad y hacer que nos concentremos demasiado en nuestros problemas y que les demos más entidad a las cosas más insignificantes. Si se siente abrumado, intente disminuir su consumo de cafeína.

no coffee

3. El café acelera el proceso de envejecimiento

La cafeína nos despierta y nos da el plus de energía que necesitamos para ser más productivos en el trabajo. Pero si se ha vuelto adicto a la cafeína, pregúntese lo siguiente: ¿realmente vale la pena envejecer antes de tiempo?

Una investigación de Livestrong.com demuestra que la cafeína disminuye considerablemente la producción de hormonas que retrasan el envejecimiento (como la melatonina y la DHEA). Además, deshidrata el organismo, es decir que hace que pierda líquido y le dé un aspecto seco y deteriorado a su piel. Ciertas investigaciones también demuestran que la cafeína provoca brotes de acné.

coffee

4. La cafeína provoca deterioro óseo

Puede que beber una taza de café lo haga sentir energizado en el momento pero a largo plazo lo hace sentir débil y dolorido. Esto se debe a que la cafeína hace que el organismo pierda calcio, lo que eventualmente resulta en la pérdida de nutrientes importantes para mantener los huesos fuertes y sanos.

Es por eso que los médicos les recomiendan a los pacientes con problemas óseos o en las articulaciones que limiten su consumo de cafeína. Esto es especialmente importante para los adultos mayores, particularmente para las mujeres que sufren de osteoporosis.

coffee

5. La cafeína provoca cambios de humor bruscos

En el mejor de los casos, una deliciosa taza de café negro tostado nos hará sentir energizados y alertas— y hasta felices. Pero ese no siempre es el caso. La cafeína está vinculada con cambios bruscos de humor y muchos consumidores aseguran que pasan de estar alegres y positivos a sentirse ansiosos, deprimidos, irritables y hasta estresados después de un tiempo.

Esto se debe a que la sustancia disminuye el flujo de sangre al cerebro, lo que afecta considerablemente la memoria y la agudeza mental. Los cambios bruscos de humor ocurren después de que el efecto estimulante desaparece—entre dos y cuatro horas de haberla consumido.

Coffee Diabetes

6. La cafeína altera los patrones de sueño

¿Tiene problemas para dormir de noche? Debería revisar sus hábitos de consumo de cafeína. Beber té, café u otra bebida con cafeína a altas horas de la tarde (o cerca de la hora de la cena) hará que le cueste más conciliar el sueño por la noche.

Al fin de cuentas, se transforma en un círculo vicioso. Por ejemplo, bebemos café para estar más alerta para después pasar una noche pésima. Luego, por la mañana y durante el resto del día, debemos ingerir cantidades excesivas de infusiones con cafeína para poder permanecer despiertos. Inevitablemente tendremos que hacer un gran esfuerzo para dormir la noche siguiente.

coffee

7. Algunas personas tienen sensibilidad a la cafeína

En términos generales, muchas personas experimentan las mismas sensaciones al beber una taza de café o té en la mañana: se sienten llenas de energía durante algunas horas y bloquean por un rato el cansancio y la somnolencia.

Pero no todos reaccionan de la misma manera. De hecho, algunos han sido clasificados como “hipersensibles” a la cafeína, lo que significa que son más propensos a sentirse ansiosos y estresados cuando la consumen. Estos individuos también presentan más posibilidades de sufrir hipertensión, dolores de cabeza severos, latidos irregulares y reflujo ácido al ingerir esta sustancia.

coffee

8. La cafeína pone en peligro el embarazo

Cuando una mujer queda embarazada, su médico le dirá que evite ciertos alimentos y bebidas como quesos, bebidas alcohólicas y carnes crudas. Sin embargo, las futuras mamás también deberían limitar o, en lo posible, suprimir el consumo de cafeína.

Esto se debe a que el exceso de esta sustancia ha sido vinculado con problemas severos de fertilidad, según WebMD. De hecho, reduce la actividad muscular en las trompas de Falopio, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo. Las mujeres embarazadas que beben grandes cantidades de cafeína corren mayores riesgos de tener abortos involuntarios y de dar a luz bebés con bajo peso.

morning coffee

X