Nutrición ESP

Ocho menús “livianos” de comida rápida que no son nada saludables

¿Comida rápida ‘saludable’? ¿De verdad existe tal cosa? En épocas de tanto ajetreo, nos hacen falta horas extras para poder cumplir con todas las responsabilidades y, en más de una ocasión, debemos hacer sacrificios. Cocinar en casa es una de las primeras opciones en ser ‘descartadas’, por decirlo de alguna manera, de nuestra rutina, ya que es más fácil y práctico pasar por un autoservicio de vuelta del trabajo y comprar algo listo para cenar.

Tradicionalmente, los restaurantes de comida rápida se han dedicado a ofrecer alternativas poco saludables como hamburguesas, papas fritas y pizza pero con la creciente preocupación de las personas por seguir una dieta balanceada o equilibrada, muchas cadenas de renombre han tenido que arreglárselas para buscar menús más nutritivos y frescos. Sin embargo, ¿qué tan bueno para la salud es lo que nos sirven en sus bandejas? ¿De verdad aportan nutrientes y vitaminas como dicen? A veces, la información nutricional indica lo contrario. Este es el caso de los siguientes ocho menús deliciosos y bastante engañosos…

1. Hamburguesa vegana de Burger King

No estamos seguros acerca de cuántas personas que van a Burger King piden una hamburguesa vegana (la mayoría va a este restaurante a comer hamburguesas reales) pero si desea ordenar una porque piensa que es más saludable que la Whopper tradicional, piénselo dos veces.

Si bien la alternativa vegana tiene la mitad de calorías que una Whopper, aporta casi la misma cantidad de sodio; 900 miligramos contra 910 de la Whopper. Eso es prácticamente el 40% de la ingesta diaria recomendada de sodio en tan sólo una pequeña hamburguesa. Así que recuerde, menos calorías no siempre es sinónimo de más saludable.

2. Ensalada pollo mostaza miel de Quiznos

Con tantas personas preocupadas por el gluten, el trigo y los granos, las ensaladas son una alternativa popular para los sándwiches tradicionales. Y sin todo ese pan, es probable que sienta que está tomando una decisión saludable, que puede ser cierto…pero siempre es importante ir a los hechos. En el caso de la ensalada pollo mostaza miel de Quiznos, a simple vista todo parece bastante saludable, en especial porque toda esa ensalada de tamaño considerable apenas contiene 290 calorías, aunque las cosas cambian bastante cuando examina los niveles de sodio.

Esta ensalada aporta unos desorbitantes 1130 miligramos de sodio sin contar el aderezo (que suma otros 330 miligramos), lo que representa la mitad de la ingesta diaria recomendada de dicho mineral según la Guía de Alimentación Estadounidense o un 75% de esta si tiene más de 50 años de edad.

3. Avena con frutas secas de Dunkin’ Donuts

Al estar repleta de fibras y proteínas para hacerlo sentir satisfecho por más tiempo, la avena se ha convertido en una alternativa nutritiva y popular de desayuno. Si no tiene tiempo para preparar la suya en casa, muchas cadenas de comida rápida ofrecen sus propias versiones aunque es importante que lea la información nutricional para decidir si realmente es o no una opción conveniente.

La avena tradicional de Dunkin’ Donuts trae frutas secas y parece una opción saludable, en especial porque el restaurante la ha colocado dentro de su menú “DDSmart” de comidas más livianas pero si examinamos los datos nutricionales con detenimiento, esta delicia contiene unos 22 gramos de azúcar en una porción relativamente pequeña. Lejos está de ser una forma equilibrada de comenzar su día.

4. McMuffin de clara de huevo de McDonald’s

McDonald’s es otro peso pesado de la comida rápida que lleva apostando a la industria de los desayunos por un tiempo considerable. Una de sus últimas innovaciones es el Mcmuffin de huevo. En un intento por producir una alternativa de desayuno saludable, McD’s introdujo la versión hecha con clara de huevo, que no tiene yema e incluye tocino al estilo canadiense. Y si bien este manjar aporta unos llenadores 17 gramos de proteínas y 50 calorías menos que el original, los creadores se han olvidado de considerar el sodio.

El Mcmuffin de clara de huevo tiene más sodio (740 miligramos) que el sándwich común (730 miligramos). No entendemos cómo es posible pero si elige el primero, controle su ingesta de sodio durante el resto del día, ya que habrá cubierto más del 30% de las cantidades recomendadas.

5. Sándwich de cebolla dulce con pollo teriyaki de 30 cm de Subway

¿Se acuerdan de Jared, el chico Subway? Si bien últimamente ha estado involucrado en algunos asuntos legales, continúa siendo popular por haber perdido una cantidad increíble de peso gracias a lo que él llama “la dieta Subway”. Los restaurantes de la popular cadena de sándwiches fueron los primeros en “mejorar” las alternativas de comida rápida y siguen catalogando sus productos como saludables. Un buen ejemplo es el sándwich de cebolla dulce con pollo teriyaki de 30 cm, que está dentro del menú 6 gramos de grasa o menos.

Si bien este producto registrado carece de grasas y calorías (apenas aporta 4,5 gramos de grasa en 370 calorías), contiene unos impresionantes 16 gramos de azúcar por sándwich. ¡Imagínese si comiera uno de 60 cm! Estaría ingiriendo una desorbitante suma de 32 gramos de azúcar. Eso sí que es preocupante.

shutterstock_213726607

6. Ensalada sofrita de Chipotle

Chipotle ha formado parte del escenario de comidas rápidas desde la década de los 90 pero se ha vuelto muy popular en estos últimos 10 años, ya que más y más personas han despertado su interés por probar las delicias de la parrilla mexicana. Una de las particularidades de esta cadena es que cuentan con un menú completamente personalizado. El cliente elige exactamente qué quiere y qué no, por lo que puede tomar decisiones saludables como evitar los quesos grasosos o la crema ácida.

Pero Chipotle también cuenta con un menú especial con alternativas tales como las ensaladas sofritas, que contienen lechuga romana, arroz, frijoles negros y fajitas de vegetales. Suena muy liviano y apenas contiene 505 calorías en total pero si echa un vistazo a los niveles de sodio, se quedará boquiabierto. Este ‘menú sano’ contiene 1330 miligramos de sodio, lo que equivale al 58% de su ingesta diaria recomendada, o más del 88% si tiene más de 50 años.

shutterstock_335494328

7. Sándwich de pollo a la plancha de Wendy’s

El pollo siempre ha sido una alternativa más baja en grasas que la carne de res, así que optar por un sándwich de pollo en lugar de comer la típica hamburguesa de res no es mala idea. Sin embargo, es importante echar un vistazo a los factores nutricionales para saber exactamente qué está consumiendo.

Wendy’s ha estado promocionando su sándwich de pollo a la plancha como una alternativa más saludable para las hamburguesas o los sándwiches comunes de pollo rebosado y, si bien 340 calorías y 32 gramos de proteína por menú suena tentador, el contenido de sodio es muy alto, ya que aporta 950 miligramos por cada sándwich. Supongo que siempre hay un lado negativo cuando se trata de comida rápida.

8. Carne de res con brócoli de Panda Express

Panda Express ofrece los menús chinos tradicionales favoritos de todos, que se pueden disfrutar en esos momentos de apuro. Además, el menú “Wok Smart” ha sido diseñado para evitar alimentos fritos y, en su lugar, optar por combinaciones más saludables y livianas como la carne de res con brócoli.

Cada porción de 154 gramos contiene apenas 150 calorías y 7 gramos de grasas, aunque aporta 520 miligramos de sodio y 7 gramos de azúcar. Esas son cantidades bastante considerables de azúcar y sal, en especial si tiene en cuenta que muchas personas no comen sólo una porción y casi siempre la acompañan con arroz o fideos.

Share This Article

X