Perder Peso ESP

Ocho formas simples de quemar calorías

Si bien una clase de hot yoga o de spinning es ideal para quemar calorías — no siempre tenemos la energía suficiente como para dedicarle una hora por completo al ejercicio físico.

La buena noticia es que no hace falta ir al gimnasio para bajar de peso. De hecho, a veces se trata de realizar pequeños sacrificios a lo largo del día. A continuación, le presento ocho formas simples y prácticas para mantenerse en forma…

1. Muévase

Sé que su madre le enseñó a no moverse tanto cuando estuviera nervioso pero una investigación de la clínica Mayo asegura que dar golpecitos con los pies, chasquear los dedos y sacudir las piernas de forma repetitiva le permiten quemar cientos de calorías al día.

El estudio de la clínica Mayo, que fue publicado por la revista Science, monitoreó a 10 individuos delgados y a 10 relativamente obesos y a ambos grupos se les incorporaron pequeños sensores de movimiento durante 10 días. Los expertos llegaron a la conclusión de que los participantes más inquietos quemaban un adicional de 350 calorías al día por caminar mientras hablaban por teléfono o por mover los pies al ritmo de su canción favorita mientras escuchaban la radio.

2. Mientras más fresco, mejor

Si es de los que aman tener la calefacción al máximo o de los que prefieren los ambientes húmedos, una investigación realizada por el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) asegura que su metabolismo está en desventaja.

De acuerdo con este estudio, las habitaciones frescas, con temperaturas menores o iguales a 18ºC, favorecen el proceso de eliminación de grasas. Un grupo de individuos que durmió alrededor de 10 horas por noche durante un mes en cuartos a bajas temperaturas experimentó un 10% de incremento de actividad metabólica.

3. No coma mientras ve televisión

Los resultados del estudio realizado por la Universidad de Massachusetts son bastante predecibles — las personas comemos más cuando vemos la televisión. De hecho, la investigación afirma que un individuo promedio consume un adicional de 288 calorías cuando cena frente al televisor, especialmente si está viendo su serie preferida.

Para evitar los excesos frente a la caja boba, almuerce, cene y desayune en el comedor. Luego, camine un poco para facilitar la digestión y, finalmente, siéntese a ver Game of Thrones.

4. Permítase un poco de inestabilidad

Es probable que su mantra sea “contrólate” pero, en la vida, permitirse un poco de inestabilidad de vez en cuando puede ayudarlo a quemar calorías. Por ejemplo, por más alocado que suene, reemplace su silla de escritorio por una esfera de yoga.

Una investigación llevada a cabo en el año 2008 por la Universidad de Búfalo descubrió que al trabajar sentado sobre una esfera fitness se quema un 6% más de calorías que al hacerlo sobre una silla tradicional.

5. ¡Dígale sí al picante!

Los alimentos picantes, como la sopa Thai de fideos, lo hará sudar más durante el almuerzo. Como si esto fuera poco, su metabolismo también trabajará al máximo, según un grupo de expertos de la Universidad Purdue.

Los expertos analizaron los efectos del pimiento rojo picante (debido a la sustancia activa conocida como capsaicina) en el apetito y en el metabolismo de 25 adultos jóvenes en buen estado de salud. Los resultados demostraron que apenas 1 gramo de condimento picante acelera el metabolismo y previene la ingesta innecesaria de alimentos.

6. Beba más café

Muchachos, si se sienten culpables por querer beber una segunda taza de café del día, los nutricionistas de la Universidad Tufts, en Boston, le recomendarán que deje de sentirse mal.

Los resultados de las investigaciones demuestran que la cafeína no sólo acelera el ritmo cardiaco — sino también le permite al organismo quemar calorías durante tres horas.

7. Ejercite sus mandíbulas con goma de mascar o chicle

Más allá de que los participantes de The Biggest Loser masquen chicle para aplacar el hambre y controlar los antojos, ¿alguna vez se preguntó si existía alguna conexión entre la goma de mascar y la pérdida de peso?

Los investigadores de la Universidad de Rhode Island afirman que aquellos individuos que recurren a la goma de mascar o chicle consumen 68 calorías menos en el almuerzo y son menos propensos a ceder ante los antojos de bocadillos grasos a media tarde.

8. Duerma bien

Si necesitaba un motivo más para quedarse un ratito más en la cama, ¡aquí lo tiene! Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Chicago asegura que dormir bien es necesario para evitar los antojos de bocadillos grasosos y poco saludables a lo largo del día.

La investigación descubrió que las personas que dormían menos de 6 horas por noche, consumían alrededor de 1.000 calorías más al día siguiente.

X