Intoxicación Alimentaria ESP

Ocho consejos para evitar intoxicaciones alimentarias durante el verano

Hacer barbacoas de verano, comidas al aire libre y almacenar toda la comida en una hielera de camping seguro puede ser algo arriesgado — especialmente cuando el clima cálido brinda las condiciones perfectas para una intoxicación.

Según los expertos en la Administración de Alimentos y Drogas y el Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada, cuando las temperaturas se disparan, las bacterias florecen. Sin embargo, puede proteger su salud y sus alimentos y aún disfrutar de una comida veraniega agradable al aire libre al poner en marcha los siguientes consejos de seguridad para ayudar a prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos…

1. Empaque los alimentos que no comió

Sé que las comidas y fiestas al aire libre tienen una política ya establecida: los invitados van a comer, pero lo que sobra se guarda para los invitados tardíos y para los que quieran repetir más adelante. Sin embargo, los alimentos que son dejados fuera en temperaturas cálidas por más de una hora (en particular, cuando se trata de temperaturas que superan los 90 grados Fahrenheit) sólo están rogándoles a las bacterias que se unan a la fiesta. Lo que significa que las sobras deben ser envueltas, empacadas y refrigeradas tan pronto como sea posible.

2. Marine la carne en el frío

¿Deja que su carne o pollo se marine en el mostrador? ¡Ese sí que es un gran no-no! Dejar que los alimentos se marinen a temperatura ambiente (particularmente si la habitación está tibia), es someterse a una intoxicación alimentaria. En cambio, marine las carnes y deje que chupen su sabor en el refrigerador y así manténgalas seguras y frescas hasta que estén listas para ser asadas a la parrilla.

3. No reutilice los adobos

¿Utiliza la mitad de su adobo en la carne cruda y luego guarda la otra mitad para cuando está asándola? Considere que cualquier adobo (eso incluye los pinceles y utensilios de cocina) han entrado en contacto con pescado crudo, pollo, aves de corral o carne fuera de los límites de la carne cocida. Reutilizar los adobos como salsa después de ser contaminados por carne cruda es algo esencial para la contaminación de los alimentos.

4. Carne a la parrilla, pero bien hecha

Lo sé, también me gusta saborear un pedazo de carne a medio cocinar, pero las historias sobre intoxicación alimentaria me han enseñado a aprender a amar a mis pedazos de carne bien hechos. Puede juzgar rápidamente la seguridad de la carne cocida con ayuda de un termómetro para alimentos. El pescado y las carnes rojas deben alcanzar una temperatura interna de 160 grados Fahrenheit, mientras que las aves de corral deben alcanzar 165 grados Fahrenheit para asegurarse de que todas las bacterias hayan sido desterradas.

5. No contamine las superficies

Si ha acabado de usar una bandeja para transferir pollo crudo a la barbacoa — no use el mismo plato para transferir el pollo cocido a los platos de los invitados… a menos que quiera dejarlos con un regalo de despedida potencialmente desagradable. Los alimentos crudos y los cocidos nunca deben tocar la misma superficie sin primero hacer una desinfección con agua caliente y jabón.

6. No mezcle los utensilios

La misma regla de “no mezclar ni juntar” se aplica a los utensilios de cocina. Si utiliza un tenedor y un cuchillo para cortar una carne cruda, no debe usar los mismos para cortar carne cocinada. Las bacterias alimentarias pueden transferirse de los utensilios sin limpiar que han sido compartidos y que han entrado en contacto con carnes crudas.

7. Seguridad de la nevera

No requiere necesariamente de un refrigerador para guardar los alimentos fríos cuando va a acampar. Sin embargo, las neveras deben ser embaladas con hielo o compresas de hielo para mantener su contenedor de almacenamiento y los alimentos dentro a una temperatura segura (aproximadamente 40 grados Fahrenheit). Cuando haga comidas al aire libre, los platos fríos y ensaladas deben presentarse de manera segura a los invitados para que puedan comerlas en contenedores ubicados encima de tazones de hielo o de paquetes de enfriamiento. Otra vez, las comidas frías no deben dejarse en el calor, sino que deben ser almacenadas inmediatamente a temperaturas bajas.

8. Desinfecte sus manos

Igual que las superficies y los utensilios de cocina, sus propias manos pueden transferir bacterias alimentarias si está manipulando una mezcla de alimentos crudos y cocidos. Es por esto que lavar minuciosamente su manos (o usar desinfectante cuando vaya de camping) puede salvaguardar los alimentos y a los seres queridos de la propagación de gérmenes presentes en los alimentos.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X