Presión Arterial ESP

Ocho alimentos que ayudan a controlar la hipertensión

La hipertensión, o más conocida como presión arterial alta, afecta a millones de estadounidenses. Es un problema persistente que parece empeorar con el creciente acceso a alimentos altamente procesados, llenos de grasas y sal.

La buena noticia es que existen muchísimos alimentos saludables que nos ayudan a reducir la presión arterial y a sobrellevar la enfermedad. Así que no se desespere si su doctor le dice que tiene presión alta—tenga en cuenta los siguientes ocho alimentos la próxima vez que vaya de compras…

1. Arándanos

Los arándanos no sólo son un agregado dulce y delicioso para su cereal o su ensalada de frutas matutinos— también están repletos de antioxidantes que permiten luchar contra enfermedades severas, entre ellas, el cáncer.

¡Pero eso no es todo! Estas delicias de color púrpura, junto con las frambuesas, contienen antocianinas que han demostrado mejorar la hipertensión. De hecho, ciertos estudios han revelado que las frutas que contienen antocianinas ayudan a las personas a reducir significativamente la presión arterial.

Blueberries LD

2. Papas

Las papas son uno de los alimentos más rendidores y deliciosos —si se preparan correctamente—que existen en el mundo. Pero, ¿sabía que este vegetal además le permite reducir la presión arterial y lo ayuda a controlar la hipertensión?

Según la American Heart Association, están repletas de potasio y magnesio; ambos minerales permiten combatir la hipertensión. Muchos adultos mayores no incluyen cantidades suficientes de dichos nutrientes (en especial, de magnesio) en sus dietas, lo que empeora los problemas de presión arterial. Así que la próxima vez que busque una guarnición saludable, ¡hornee unas papas (pero trate de no excederse con la mantequilla)!

Potatoes

3. Leche

La mayoría de nosotros bebe cantidades abundantes de leche al comienzo de sus vidas—primero, por medio de nuestras madres y luego, a través de la leche de vaca que compramos en las tiendas locales. Por desgracia, la mayoría de nosotros limita su consumo de lácteos a medida que pasan los años, lo que representa todo un problema para aquellos con hipertensión.

El problema es el siguiente: ciertos estudios han demostrado que los individuos que ingieren grandes cantidades de calcio y de productos lácteos reducidos en grasas (desde y queso cottage hasta leche descremada) reducen significativamente los riesgos de desarrollar hipertensión arterial.

Milk and Dairy Products

4. Cereales

Ciertos estudios, como el de WebMD.com, han demostrado que una dieta rica en granos integrales repletos de fibras permite reducir el colesterol y, por ende, las consecuencias de salud de la hipertensión. El cereal es una forma maravillosa de obtener esa fibra.

Por supuesto, la clave es conseguir un cereal apropiado. Muchos están cargados de azúcar y casi no aportan fibra. Asegúrese de verificar la información nutricional antes de llevarse a casa esa caja de cereal.

cereal

5. Remolachas

Remolachas: son esas comidas que amamos u odiamos. Sin embargo, independientemente de sus preferencias alimenticias, no se puede negar que son excelentes a la hora de reducir la presión arterial en las personas hipertensas.

De hecho, un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad Queen Mary de Londres y publicada por la revista American Heart Association reveló que el nitrato que se encuentra en el jugo de remolacha impacta directamente en la presión arterial.

beets

6. Chocolate amargo

Es poco común que los médicos les sugieran a sus pacientes que coman barras de caramelo, pero este no es el caso del chocolate amargo. Verá, los flavonoides presentes en este alimento ayudan a reducir la presión arterial, por lo que se lo considera un bocadillo saludable para las personas con hipertensión.

Por supuesto, este no es un pase libre para comer todo el chocolate que desee. Además, los flavonoides sólo se encuentran en el chocolate amargo y no (aunque no está 100% comprobado) en el famoso chocolate con leche.

chocolate

7. Bananas

Una parte clave de reducir la presión arterial implica aumentar la ingesta de potasio. ¿Y qué mejor que un delicioso y económico bocadillo cargado de potasio? Las bananas, claro.

Por supuesto, cabe reconocer que estas frutas contienen una cantidad significativa de azúcares (naturales) y calorías, así que no se abuse. Intente agregarlas a su cereal matutino o comer una de postre después de almorzar.

bananas

8. Aguacates

Los aguacates están de moda con todas esas grasas monoinsaturadas saludables que se ocultan bajo su cáscara. Y, definitivamente, las investigaciones han demostrado que una dieta rica en estos alimentos permite disminuir la presión arterial y disminuye los riesgos vinculados con la hipertensión.

Los aguacates son un aditivo excelente prácticamente para cualquier platillo, desde sándwiches hasta ensaladas. Gracias a su textura cremosa (cuando están maduros, claro), constituyen un sustituto excelente para la mayonesa.

Avocados

Share This Article

X