Verduras ESP

Nueve formas asombrosas de reutilizar las sobras de las calabazas

Las calabazas no pueden faltar en la decoración del Día de Brujas. Elegir una en el mercado local y tallarle una cara tenebrosa es una actividad que todos disfrutamos pero, ¿qué hacemos con las calabazas una vez que los festejos se acaban? Casi siempre terminan en el basurero. ¡Qué desperdicio! A continuación, le presento diversas formas fáciles de reutilizar y aprovechar al máximo lo que queda de este delicioso y colorido fruto.

Las calabazas están repletas de beneficios para la salud y, además de usarse para fabricar linternas de Jack, pueden incorporarse en miles de recetas, tratamientos de belleza y hasta como decorado para el hogar. No se pierda los siguientes nueve usos para las calabazas que sobran de la Noche de Brujas…

1. Hágalas puré

Las calabazas están llenas de vitaminas, fibras y antioxidantes que contribuyen con nuestra alimentación. Lo primero en nuestra lista es convertir las sobras en un ingrediente de cocina (además, será de gran ayuda para otras ideas de esta lista). Todas las calabazas que no hayan sido talladas ni cortadas no deberían ser desechadas. ¡Todavía pueden aprovecharse de mil maneras!

Hacerlas puré es una estrategia maravillosa para incorporarlas en otras recetas. Comience por cortarlas en dos, justo en el medio. Quíteles las semillas y sepárelas (nos servirán más adelante). Coloque las mitades en una bandeja para hornear y cocínelas durante 90 minutos a 148 grados Celsius. Una vez que estén blandas y suaves, tritúrelas en un procesador de alimentos. Almacene el puré en el refrigerador o congélelo para usarlo más adelante.

shutterstock_157672586

2. Prepare mantequilla de calabaza

Agarre el puré que acabamos de preparar. Es hora de darle uso. Uno de los productos más exquisitos hechos a base de calabaza es la mantequilla. Coloque dos tazas de puré de calabaza en una sartén junto con 1 taza de azúcar morena y 1 taza de agua o de vinagre de manzana. Condimente con las especias que más le gusten, como canela, nuez moscada o sal.

Luego, cocine el preparado y colóquelo en una olla. Una vez que hierva, apague la hornalla y deje reposar durante 25 minutos. Cuando se enfríe, almacene el producto en el refrigerador dentro de un jarro de vidrio y ¡ta da! ¡Ahora cuenta con una nueva opción de desayuno! Acompáñela con harina de avena, panqueques o tostadas.

shutterstock_159850985

3. Haga un caldo de calabazas

¡Esta es otra forma increíble de aprovechar las calabazas! Estas no sólo son deliciosas, sino también es un ingrediente asombroso para dar sabor a todos esos platillos típicos que tanto disfrutamos. Haga un círculo en la parte superior de la corteza para poder tener mayor acceso a la parte carnosa del interior.

Para preparar el caldo, primero deberá quitar las semillas. Extraiga la parte carnosa y hágala hervir en una olla con agua. También puede agregar sobras de vegetales, como tallos de apio o trocitos de calabazas para darle más sabor. Déjelas hervir durante 30 minutos (o hasta que el agua cambie de color), cuélelo y ¡guarde el caldo en el refrigerador hasta que decida incluirlo en su próxima receta!

shutterstock_267574895

4. Prepare un batido

Todos sabemos muy bien que la calabaza es muy saludable. Una forma maravillosa de aprovechar sus beneficios es por medio de batidos y hasta en cócteles con alcohol. Es probable que los niños no se entusiasmen mucho con la idea de comer su linterna de Jack, así que lo mejor que puede hacer es servírsela como batido de postre. ¡Los pequeños jamás se imaginarán lo deliciosas que son las calabazas! Todo lo que tiene que hacer es combinar helado de vainilla (dos cucharadas), con media taza de leche, una cucharada sopera de canela y tres de puré de calabaza. Luego incorpore todos los ingredientes en la licuadora. No será un late de calabaza pero es una forma saludable y accesible de aprovechar este producto natural.

Otra forma de incorporar las calabazas a su dieta es incluirlas en su batido de desayuno. Este ingrediente le aportará una buena dosis de vitamina A y fibra y lo mantendrá satisfecho por más tiempo. Hasta puede usar el puré para preparar un buen cóctel de fiesta. Seguramente sorprenderá a sus amigos cuando les sirva un delicioso licor de calabaza.

shutterstock_217588771

5. Fabrique una máscara facial

Hasta ahora hemos hablado de los usos culinarios de las calabazas, pero también pueden incorporarse en sus procedimientos de belleza. Puede aprovechar el interior de esas calabazas sin tallar para preparar una asombrosa máscara exfoliante para la piel. Los componentes esenciales de la calabaza son las vitaminas A, C y E (todas han demostrado ser muy efectivas a la hora de combatir las arrugas), beta-caroteno, cinc, potasio y antioxidantes que lo ayudan a eliminar el enrojecimiento y resaltan el brillo natural de su rostro. Como si esto fuera poco, ¡también acaba con las manchas del envejecimiento!

Para preparar la mascarilla, mezcle dos cucharadas soperas de puré de calabaza con media cucharada sopera de leche y miel. Aplique el preparado con los dedos o con un pincel mediano y déjelo reposar durante 20 minutos. Luego, remuévalo con un paño humedecido en agua tibia y colóquese una crema humectante. ¡Notará que la piel luce fresca y radiante!

shutterstock_154640027

6. Tueste las semillas

Ya hemos hablado demasiado acerca del puré, así que es hora de enfocarnos en las deliciosas semillas de la calabaza. Son muy fáciles de tostar y el sabor que adquieren es maravilloso. Además, son increíbles fuentes de vitaminas, antioxidantes, minerales y aminoácidos esenciales.

El primer paso es separar las semillas de la pulpa y enjuagarlas con agua fría en un colador. Luego, colóquelas en una bandeja para hornear aceitada y métalas en el horno a 350 grados durante 30 minutos hasta que se sequen. Cuando estén listas, rocíelas con un poco de aceite y condimente a gusto. Nuestra combinación preferida es el chile en polvo, el comino molido y una pizca de sal. Si prefiere algo más dulce, use canela y un poco de azúcar moreno. Mézclelas bien para que todas las semillas queden cubiertas y colóquelas en el horno durante 20 minutos para que se tuesten bien. ¡Puede disfrutarlas solas o incorporarlas a alimentos horneados y condimentos para ensaladas!

pumpkin seeds

7. Arme una maceta

Las calabazas pueden ser utilizados como decoración incluso una vez que la Noche de Brujas ha llegado a su fin. ¡Conviértalas en un macetero! Es simple y fácil: corte la parte superior de la corteza y remueva las semillas y la pulpa. Luego, rellene un tercio del interior con tierra. Si la calabaza ha sido tallada, no se preocupe; necesitará un poco más de tierra para evitar que se salga. Perfore dos o tres orificios en la parte inferior para que, al regar la planta, el agua no permanezca en la parte inferior y haga que los brotes se pudran. A la hora de seleccionar la planta que colocará en la maceta, busque una que tenga ramas frondosas, para que cubra el orificio superior. Asegúrese de optar por una planta de estación que soporte las temperaturas bajas.

Cabe aclarar que la maceta sólo durará un par de días. Independientemente de su tamaño, las calabazas tienen muy poca vida útil. Una vez que la corteza comience a ponerse en mal estado, plántela en la tierra para que se descomponga de forma natural sin ensuciar la casa.

shutterstock_86179048

8. Plante las semillas

¡Plantar las semillas de la calabaza es una buena forma de asegurarse de que habrá más calabazas el año entrante! Remueva la pulpa y las semillas del interior. Enjuague las semillas con agua fría en un colador y luego póngalas en una bandeja hasta que se sequen. Es probable que le sobren semillas, así que elija las más grandes y tueste el resto.

Una vez que se hayan secado, guarde las semillas en un sobre acolchonado dentro de un recipiente de plástico en el refrigerador. Haga un par de orificios en la tapa para que la humedad no se acumule en el interior. Las calabazas son muy sensibles y sólo pueden plantarse si el clima es apropiado, así que le recomiendo que espere hasta la próxima temporada de plantación que, por lo general, se da en primavera. ¡Tenga en cuenta que la planta de calabazas necesita mucho espacio para crecer correctamente!

pumpkin

9. Alimente la fauna salvaje

¿Qué mejor manera de reutilizar una calabaza que devolvérsela a la naturaleza? Esta idea de reciclaje sólo es posible para personas que vivan fuera de la ciudad y, a diferencia del resto de las sugerencias de esta lista, sólo puede llevarla a cabo una vez que la calabaza haya sido tallada. Todo lo que debe hacer es cortar en pedacitos el fruto y desparramarlo por el jardín. Asegúrese de que sea lejos de su casa para que los animales puedan acceder con mayor facilidad. Si no dispone de espacio suficiente pero aún así desea hacer su aporte en la naturaleza, done sus calabazas a un granjero para que alimente sus animales.

¡Tenga a mano un par de prismáticos cerca de la ventana para poder apreciar cómo los ciervos y los zorros salen de los arbustos a disfrutar de un exquisito bocadillo! También puede usar las semillas de calabazas (si no planea comérselas usted) y colocarlas dentro de un semillero para aves.

shutterstock_321895352

X