Los mejores y peores alimentos para la tiroides

La glándula tiroidea cumple un rol principal en el sistema endocrino y es responsable de regular un gran número de funciones en el cuerpo. Se encuentra en el cuello, y ayuda a mantener las funciones corporales en correcto funcionamiento –por lo que no es ninguna sorpresa que todo lo que pongas en tu cuerpo impacte en su salud (y en la tuya)–.

Health.com se refiere a la tiroides como “el caballo de batalla silencioso del cuerpo –la mayor parte del tiempo funciona tan bien que nos olvidamos de que está ahí”. Pero cuando no es así, lo notarás casi con seguridad a través de diferentes síntomas. Si bien hay otros factores que pueden afectar a la tiroides, una dieta saludable es uno de los componentes de su función– aquí se enumeran 13 alimentos que son particularmente adecuados para la tiroides, y otros que … no lo son tanto.

Bueno: algas marinas

Sí, las algas marinas pueden no ser apetecibles para todos, pero a la tiroides le encantan. Como explica Health.com, el alga marina “está cargada de yodo”, lo cual es necesario para el correcto funcionamiento de la glándula. Según la fuente, dependiendo del tipo de alga, tan solo 1 gramo puede aportar entre 11 % y 1,989 % del consumo diario requerido. Sin embargo, advierte tener cuidado ya que una dieta demasiado alta en yodo puede casuar hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides). Sugiere consumir una ensalada de algas marinas frescas por semana acompañado por sushi envuelto en alga marina, y no recurrir a suplementos.

Precaución: col rizada

Esto puede sorprender a algunos, ya que la col rizada es considerada un superalimento que no puede causar ningún daño. Sin embargo, según explica WebMD, “en casos excepcionales, impide que la tiroides absorba suficiente yodo”.

No obstante, la fuente indica que la col rizada (que es parte de la familia de las coles) no debería ser un problema a menos que la cantidad de yodo en tu dieta sea demasiado baja, y además consumas mucha cantidad de col rizada. WebMD advierte que otros tipos de col, así como también el brócoli, la coliflor y la col de Bruselas, también pueden causar el mismo efecto negativo.

Bueno: lácteos

Según Health.com, muchos estadounidenses dependen de los productos lácteos para obtener las cantidades necesarias de yodo –el problema es que los estadounidenses ya no consumen tantos productos lácteos como en el pasado (especialmente la leche)–.

Además, aclarara que tan solo 1 taza de leche descremada equivale aproximadamente al 33 % de la cantidad diaria requerida de yodo. El queso también es una buena opción, ya que una rebanada aporta un combo significativo de yodo y vitamina D. Si no te gusta el queso o la leche, prueba el yogur natural bajo en grasas o el yogur griego, agrega la fuente.

Precaución: soja

¿Qué puede ser tan malo de la soja?, es un alimento popular entre las personas que renunciaron a los productos cárnicos. Pues bien, las habas de soja –uno de los componentes de los productos a base de soja– pueden bloquear la capacidad de la tiroides de producir hormonas esenciales, explica.

Tal como sucede con la advertencia de la col rizada, la fuente realiza una nota al margen: no deberías tener ningún problema si tus niveles de yodo están bajo control, siempre y cuando no consumas mucha soja.

Bueno: nueces de Brasil

Según EatThis.com, las nueces de Brasil son muy buenas para la tiroides, y no es necesario ir a América del Sur para conseguirlas. El componente clave de estas saludables nueces es el selenio, un elemento indispensable que “enciende el interruptor para que la tiroides funcione correctamente”, explica. La fuente dice que convierte las hormonas tiroideas T4 en hormonas activas T3, y a su vez funciona como escudo contra las “inflamaciones causadas por la producción de hormonas tiroideas”. De hecho, mucha gente que sufre de enfermedad tiroidea posee niveles bajos de selenio. Al parecer, tan solo una nuez al día puede ayudar a las personas con tiroiditis autoinmune.

Precaución: gluten

En realidad, el gluten solo afecta de forma negativa a las personas con enfermedad celiaca, que es la intolerancia al gluten en los productos a base de trigo, explica Health.com. Dicho esto, si padeces la enfermedad, probablemente ya evitas el gluten por consejo médico.

Sin embargo, la fuente aclara específicamente que, si no te han diagnosticado la enfermedad celíaca, no deberías evitar arbitrariamente la ingesta de alimentos como el pan. “De hecho, gracias al proceso de horneado, el pan puede contener algo de yodo”, agrega.

Bueno: pollo y carne de res

Según Health.com, la clave de estas carnes es que poseen un alto contenido de zinc, lo cual puede ayudar a acelerar la función de la tiroides. También aclara que el cuerpo necesita zinc para producir las hormonas tiroideas. Si no obtienes suficiente cantidad de zinc, puedes desarrollar hipotiroidismo, agrega.

Por otro lado, si desarrollas hipotiroidismo, podrías tener deficiencia de zinc, ya que las hormonas tiroideas son necesarias para su absorción, indica la fuente. Estas carnes son una gran fuente de zinc, pero si no comes carne, puedes obtener el zinc de los frijoles, las legumbres, las nueces, las semillas, los lácteos y los granos enteros.

Shutterstock/Evgeny Karandaev

Malo: comida rápida

La vamos a calificar directamente como mala, ya que ingerir comida rápida de forma regular es muy malo en varios aspectos (piensa en el sodio, las grasas saturadas y el colesterol).

Sin embargo, el motivo principal por el cual Health.com no aprueba la comida rápida cuando se refiere a la función tiroidea es porque las cadenas de comida rápida no están obligadas a utilizar sal yodada en las comidas. “Incluso cuando la utilizan, puede que no aumente tanto el contenido de yodo”, agrega la fuente, y cita un comentario de la publicación Endocrine Practice.

Bueno: pescados y mariscos

Aparentemente, ingerir alimentos que viven en el agua es una buena elección para la salud de la tiroides, según EatThis.com. Las ostras encabezan el listado de los favoritos, ya que son “una de las mejores fuentes alimenticias de zinc” que, como ya hemos mencionado, es bueno para la producción de hormonas tiroideas.

Mientras tanto, en la categoría de los pescados, la fuente menciona principalmente el salmón, por sus beneficios para el metabolismo (que está conectado a la tiroides). Explica que este delicioso pescado puede reducir la inflamación de la glándula gracias a los ácidos grasos omega-3. “Los ácidos grasos del pescado también pueden enviar señales a las células del hígado para que quemen más grasa”, indica, y cita un estudio publicado en Journal of Nutritional Biochemistry.

Precaución: café

Nos referimos al café como malo, pero solo si has sido diagnosticado con hipotiroidismo y además tomas medición para la tiroides. Según EveryDayHealth, se ha descubierto que una taza de café “bloquea la absorción del reemplazo de la hormona tiroidea”.

El problema se presenta sobre todo cuando la persona toma su medición matutina con una taza de café en la mano. La fuente cita a un médico que advierte que, en vez de mezclar medicinas con café, se deberían tomar solo con agua. Agrega que se debe esperar al menos media hora luego de tomar la medicación para disfrutar de ese delicioso café –lo cual significa levantarse un poco más temprano–.

Precaución: vísceras

Puede que algunas personas hayan dejado de leer al ver la palabra “víscera”, pero para muchos de nosotros en los Estados Unidos, comer riñón, hígado y otros órganos internos esenciales es muy apetitoso.

Estos órganos contienen ácidos grasos llamados ácidos lipoicos, que usualmente están disponibles como suplementos. Sin embargo, “si se ingiere demasiada cantidad, puede entorpecer el funcionamiento de la tiroides”, dice WebMD. Al parecer, también puede interferir con la efectividad de los medicamentos para la tiroides, agrega.

Bueno: frutos del bosque

Health.com explica que si bien todas las cosas que hemos mencionado, como el yodo, el selenio y la vitamina D son muy buenas para la tiroides, no es el único beneficio que aportan. Los antioxidantes también son muy importantes, y los frutos del bosque los aportan en abundancia, agrega.

La fuente cita un estudio realizado por investigadores de Turquía que concluye que las personas con hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides) pueden tener niveles más altos en el cuerpo de radicales libres dañinos para las células, que son mitigados por los antioxidantes. Los frutos del bosque con los niveles más altos de antioxidantes son las fresas, las moras, las bayas de goji y los arándanos, dice la fuente.

Bueno: manzanas

Finalizaremos de forma positiva con otro alimento bueno para la tiroides. Según EatThis.com, comer una manzana al día puede evitar los problemas de tiroides.

La fuente explica que el mercurio tiene propiedades químicas similares al yodo, pero cuando el cuerpo intenta absorberlo, “la producción de la hormona tiroidea se detiene por completo”. La manzana tiene un alto contenido de la fibra denominada pectina que, al parecer, “se adhiere a los compuestos tóxicos” y automáticamente los elimina del organismo por medio de la orina, agrega.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X