Los increíbles beneficios para la salud de la cúrcuma

Si no ha intentado usar la cúrcuma (la especia de color naranja quemada molida de una raíz) se lo está perdiendo. Y eso no es solo porque la cúrcuma tiene un rico sabor; aunque eso es importante, la cúrcuma también ofrece importantes cualidades medicinales que podrían ayudarlo a lidiar con una amplia gama de afecciones médicas de forma natural.

Si no está familiarizado con ella, la cúrcuma se ha utilizado en Asia durante siglos. Su tono brillante lo convierte en un tinte ideal, pero se usa principalmente en la cocina, particularmente en algunos de los platos de curry más sabrosos del subcontinente. LA cúrcuma procede de la misma familia de plantas que la raíz de jengibre, lo que ayuda a explicar algunos de sus matices más dulces. Pero, ¿cómo puede la cúrcuma hacer algo más que realzar el sabor de su próximo plato de curry?

Reduce el estrés

En la sociedad actual, donde se puede llegar a nosotros a través de una amplia gama de dispositivos “conectados”, desde teléfonos inteligentes y tabletas hasta computadoras portátiles y de escritorio tradicionales, puede ser muy difícil desconectar y eliminar el estrés. Simplemente se está volviendo mucho más difícil escapar de las situaciones y entornos más estresantes, incluso cuando usted está de vacaciones muy lejos de casa.

Por eso es tan importante para las personas, y en particular para aquellas con problemas de salud mental o física afectados por el estrés, tomar en cuenta al cortisol, conocido popularmente como la hormona del estrés. Si los niveles de cortisol suben lo suficiente, podrían producirse una amplia gama de problemas de salud graves, desde depresión y obesidad hasta enfermedades cardíacas. Se ha demostrado que la cúrcuma, que contiene el compuesto activo curcumina, ayuda a reducir los niveles de cortisol, lo que le da a la gente una ventaja en la lucha contra el estrés.

Reduce la inflamación

La contribución más valiosa de la cúrcuma, en un sentido médico, es que tiene propiedades antiinflamatorias comprobadas. Esto significa que la cúrcuma tiene el potencial de ayudar con una amplia variedad de problemas médicos, desde artritis hasta diabetes, cáncer e incluso enfermedades cardíacas.

De hecho, los estudios han demostrado que el compuesto activo de la cúrcuma, la curcumina, tenía tales capacidades antiinflamatorias que en realidad podría igualar el impacto de muchos medicamentos antiinflamatorios de venta libre o con receta.

Tiene antioxidantes en abundancia

A diferencia de la mayoría de las especias de este tipo, la cúrcuma también está repleta de antioxidantes, que se ha demostrado que ayudan a evitar que los radicales libres causen un daño significativo a nuestras células. En el centro de este esfuerzo está la curcumina, el componente medicinal activo de la cúrcuma que también ayuda a combatir la inflamación.

Al proporcionar al cuerpo un suministro completo de antioxidantes, la cúrcuma podría ayudar a estimular el sistema inmunológico de una persona, y brindarle las herramientas que necesita para combatir una dolencia. Otras fuentes importantes de antioxidantes son las verduras de hoja verde oscura como la col rizada y la acelga, y las bayas, como la mora, el arándano y la frambuesa.

Previene los cambios de humor

Aunque los hallazgos en esta área no son tan avanzados como cuando se trata de examinar las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la cúrcuma, la investigación preliminar muestra que la especia naranja brillante puede ayudar a regular el estado de ánimo.

De hecho, algunas investigaciones han demostrado que la cúrcuma, y ​​específicamente el compuesto curcumina, que se encuentra dentro de la especie, puede tener los mismos beneficios que los principales antidepresivos, como la fluoxetina. Esto puede hacer que la cúrcuma y los platos que la contienen, como el curry picante y picante, sean una comida para cualquiera que esté luchando contra la depresión invernal.

Ayuda a la piel

Para muchas personas, el mantener una piel que luzca y que se sienta saludable es una batalla constante. En un intento por mantener su piel con un aspecto juvenil, muchas personas recurren a una amplia gama de cremas y exfoliantes diseñados para ayudar a eliminar la piel muerta, y restaurar la humedad natural.

El problema con esto es simple: muchos de los mejores y más efectivos productos para la piel son exageradamente caros, hasta el punto de que muchas personas que realmente los necesitan, no pueden permitirse comprarlos. Afortunadamente, existen muchas alternativas naturales, y eso incluye la cúrcuma; las propiedades antiinflamatorias que contiene pueden ayudar a restaurar la piel desgastada y evitar que la piel luzca cansada y vieja. Por lo tanto, la próxima vez que busque un producto para el cuidado de la piel, busque productos naturales que contengan cúrcuma. 

Mantiene el equilibrio de azúcar en sangre

La cantidad de norteamericanos que luchan contra la diabetes, y específicamente la diabetes tipo 2, aumenta cada año; es una señal de la lucha continua del continente con los alimentos procesados y la obesidad. Para ayudar con esto, muchas personas recurrirán a medicamentos diseñados para ayudar a mantener bajo control sus niveles de azúcar en sangre.

Pero también existen soluciones naturales para este problema. Específicamente, se ha demostrado que la cúrcuma ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, combatiendo así la resistencia a la insulina y previniendo algunas de las afecciones médicas más graves que pueden surgir de la diabetes. Para obtener mejores resultados, agregue  cúrcuma a sus comidas o agregue una cucharada a un vaso de agua a modo de infusión.

Limita el dolor articular

La artritis es una de las afecciones médicas más frecuentes y dolorosas en el mundo actual. Para muchas personas, y en particular para los adultos mayores, el dolor en las articulaciones causado por la artritis puede impedirles realizar incluso las actividades más básicas, desde levantarse de la cama por la mañana hasta subir un tramo de escaleras. Para ayudar con esto, muchas personas recurren a analgésicos simples de venta libre.

Pero pagar constantemente los analgésicos puede resultar caro y puede tener un impacto negativo en la salud. Es por eso que puede ser conveniente probar alternativas naturales, incluida la cúrcuma, que cuenta con notables propiedades antiinflamatorias gracias a su ingreciente activo, la curcumina. La curcumina es tan eficaz para limitar la inflamación y el dolor articular, que algunos estudios han demostrado que tiene el mismo resultado que los productos para aliviar el dolor.

Fortalece el sistema inmunológico

Debido a que contiene tantos antioxidantes, la cúrcuma tiene el potencial de desintoxicar el cuerpo y, al hacerlo, ayudar a estimular el sistema inmunológico en general. Esto puede ayudar a una persona a superar sus molestias y darle el impulso que necesita para prevenir infecciones, desde el resfriado común hasta algo más serio y siniestro.

Por esta razón, es importante agregar cúrcuma a tantas comidas como sea posible, especialmente si ha estado luchando por mantener un sistema inmunológico adecuado durante las últimas semanas o meses. No tenga miedo de agregar cúrcuma a cualquier comida o simplemente a una infusión.

Previene los dolores de cabeza

Lo más probable es que conozcas a alguien que lucha con dolores de cabeza de forma regular. Las personas en esta situación pueden tener dificultades para realizar incluso las tareas diarias más simples mientras experimentan un dolor de cabeza doloroso, desde limpiar la casa hasta completar los objetivos en el trabajo.

La curcumina, el compuesto de la cúrcuma que se ha demostrado que ayuda a reducir la inflamación, puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza y, en particular, las migrañas. Eso se debe a que las propiedades antiinflamatorias de la curcumina podrían ayudar a reducir la presión sobre los vasos sanguíneos del cerebro.

Ayuda a reducir el colesterol

A medida que envejecemos, comenzamos a lidiar con nuestras posibilidades de desarrollar algunas de las afecciones médicas más graves, incluidas las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Nuestras posibilidades de experimentar estas condiciones a menudo dependen de los antecedentes familiares; en otras palabras, es mucho más probable que tengamos una enfermedad cardíaca o un derrame cerebral si antes ha afectado a nuestros seres queridos en el pasado.

Pero nuestras dietas y estilos de vida también juegan un papel central en determinar cómo las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares afectarán nuestras vidas. Las personas que buscan alimentos que puedan reducir eficazmente el colesterol “malo”, o el colesterol LDL, pueden tener más éxito en mantener estas condiciones a distancia. La cúrcuma es uno de esos alimentos y se ha demostrado que combate eficazmente el colesterol malo y ayuda al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo. De hecho, incluso puede desempeñar un papel importante en la prevención de la absorción del colesterol LDL a través del proceso digestivo.

Ayuda a la digestión

Para muchas personas, el proceso digestivo presenta una amplia gama de problemas de salud que pueden hacer que simplemente pasar el día sea un gran desafío. Por ejemplo, las personas con síndrome del intestino irritable o SII luchan constantemente con problemas como gases, calambres y náuseas, y ciertos alimentos presentan problemas constantes.

La cúrcuma puede ayudar con esta situación. Esto se debe a que la investigación ha demostrado que puede suprimir la sensación de hinchazón y calambres, que para algunas personas pueden durar horas después de una comida. Aunque es necesario realizar más investigaciones en este área, para las personas con problemas digestivos puede ser conveniente explorar la posibilidad de agregar cúrcuma a más comidas.

Ayuda a mantener la presión arterial

Gracias a las propiedades antiinflamatorias de la curcumina, un compuesto que se encuentra dentro de la cúrcuma, esta especia puede desempeñar un papel activo para ayudar a mantener los niveles de presión arterial. Específicamente, la cúrcuma puede ayudar a relajar los vasos sanguíneos, lo que limita la posibilidad de que uno desarrolle hipertensión (o presión arterial alta). A su vez, esto puede reducir significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca al mantener el sistema cardiovascular funcionando como debería.

Dicho esto, cualquier persona con problemas graves de salud cardíaca puede querer discutir con su médico la idea de agregar cúrcuma a su dieta en un esfuerzo por reducir su presión arterial. La cúrcuma también puede interactuar con los medicamentos, así que hable en detalle con su dietista y su médico para evitar interacciones entre alimentos y medicamentos con la cúrcuma, según aconseja la dietista certificada, Julie Ching. 

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X