Gluten ESP

¿Fanático de todo lo ‘Libre de Gluten’? Diez verdades sobre el gluten

Comer gluten o no comer gluten. Si controla sus comidas o ha empezado una dieta, es probable que se haya preguntado si debería o no evitar productos que contengan gluten — todo aquello a base de trigo, cebada o centeno. Miles de dietas han prohibido este grupo alimenticio, pero esto no significa que sea malo o que tenga que dejar de ingerirlo.

La moda libre de gluten ha despertado el debate entre los profesionales de la salud, quienes discuten las ventajas y desventajas de incorporar gluten a una dieta. No obstante, muchos expertos están de acuerdo con que reducir la ingesta de gluten también disminuye la ingesta de fibras y de otros productos ricos en nutrientes, lo que hace que sea necesario compensar dichas faltas a través de otros alimentos.. Por esta razón, no debería temerle a la proteína G.

Conozca estas diez verdades acerca del gluten y piénselo dos veces antes de evitarlo…

1. El gluten no provoca el aumento de peso

Con tantas dietas libres de gluten dando vueltas, muchas personas automáticamente piensan que esta proteína es poco saludable y que las hará engordar o les impedirá bajar de peso. A todo eso súmele las celebridades y las figuras públicas populares que se suman a esta tendencia libre de gluten; todo hace que mucha gente la tome como una verdad absoluta. Por lo general, el gluten no lo hará subir de peso. De hecho, muchos productos libres de gluten suelen contener más carbohidratos y azúcar que sus contrapartes con gluten, por lo que se descarta la teoría de que libre de gluten significa menos carbohidratos y más pérdida de peso. Por el contrario, las dietas libres de gluten sólo hacen que se agrande su cintura.

2. Los alimentos con gluten contienen vitaminas esenciales

Existen tantos nuevos productos libres de gluten, lo cual, sumado al hecho de que la tendencia de consumirlos se vuelve cada vez más popular, que los profesionales han empezado a observar otra tendencia: las personas que dejan el gluten por lo general tienen deficiencias vitamínicas. La razón es simple; los productos libres de gluten, especialmente aquellos que no lo son naturalmente, contienen grandes cantidades de químicos y de rellenos que normalmente no encontraría en los productos con gluten. Estos productos también carecen de vitaminas naturales. Muchos alimentos libres de gluten una porción considerable de vitaminas y minerales saludables de los productos y los convierten en algo extremadamente procesado. Y, si de verdad se está cuidando con lo que come, seguramente debe saber que los alimentos procesados no son buenos para su salud.

3. Enfermedad celíaca no es lo mismo que intolerancia al gluten

Se han incrementado notablemente los diagnósticos de intolerancia al gluten y de enfermedad celíaca; aunque las causas sean poco claras. Quizás esto pueda deberse al aumento de gente que se realiza pruebas últimamente. O, quizás esto sucede porque la sociedad actual está consumiendo más gluten que nunca De cualquier manera, aquellos individuos con intolerancia al gluten tienen que soportar una innumerable cantidad de síntomas (entre ellos, sarpullidos, acné, dolores estomacales y problemas digestivos). No obstante, existe una diferencia entre la intolerancia al gluten y la enfermedad celíaca; esta última es una enfermedad autoinmune que hace que sea difícil para el cuerpo procesar y digerir correctamente el gluten. Las personas con celiaquía no pueden comer gluten. Si lo hacen, podría provocarles grandes problemas de salud.

4. El gluten es bueno para el cuerpo

Es cierto, aquellos alimentos como el pan blanco regular no tienen tanto valor nutricional y sólo aportan carbohidratos innecesarios a su dieta. Sin embargo, no todo el gluten es inútil o se trata de un impedimento para la pérdida de peso. De hecho, un poco de gluten es bueno para su salud. Por ejemplo, la Clínica Mayo asegura que los alimentos de grano entero— incluso aquellos que contienen gluten—constituyen una buena fuente de nutrientes y de fibra. Esta organización experta en salud recomienda que los adultos consuman tres porciones de granos enteros como parte de una dieta saludable y balanceada. Por eso, si considera empezar una dieta libre de gluten, asegúrese de obtener los nutrientes y la fibra omitidos por medio de otros alimentos.

5. El gluten es una fuente de proteínas

Todos necesitamos proteína en nuestras dietas y muchos la obtenemos a través de productos a base de gluten. El gluten constituye una fuente buena y natural de proteína que contribuye a una dieta saludable. Las comidas típicas que contienen gluten incluyen panes, cereales, avenas, cuscús y pastas. Muchos alimentos de grano entero también contienen gluten y son extremadamente buenos para su salud. Puede ser difícil ingerir las cantidades diarias recomendadas de proteína si no consume gluten; es por eso que, a menos que sea celíaco o que sufra de intolerancia al gluten, no existe ninguna razón convincente ni saludable para dejar de incorporarlo a su dieta.

6. Libre de gluten no significa saludable

Las empresas alimentarias han respondido a los pedidos de consumidores de vender productos libres de gluten, pero eso no significa que eliminar el gluten de su plan alimenticio sea una decisión saludable. Y aquellos que optan por evitar los alimentos con gluten por lo general tienen dificultades para llevar una dieta balanceada, lo cual los pone en riesgo de padecer diversos tipos de deficiencias nutricionales. Puede ser muy difícil mantener una alimentación libre de gluten que al mismo tiempo sea balanceada. Para mantenerse saludable, necesitará obtener las vitaminas y los minerales faltantes por medio de fuentes alternativas, lo cual puede ser complicado si no sabe mucho acerca de nutrición. Esta falta de conocimiento puede hacer que las dietas libres de gluten sean poco saludables para una persona común.

7. El gluten lo mantiene satisfecho

Si está siempre hambriento o constantemente tiene ganas de comer un bocadillo, puede que no esté incorporando las cantidades suficientes de proteína ni de fibras en su alimentación. Lo bueno del gluten es que lo hace sentir satisfecho por más tiempo— el gluten es una proteína y muchos de los productos que la contienen también tienen fibra, la cual calma el hambre y lo mantiene lleno. Mucha gente que elimina el gluten de sus dietas tiene que lidiar con sentimientos de vacío y hambruna, lo cual puede llevarlos a ingerir bocadillos y a padecer atracones de comida; de la misma manera en que puede dificultarles la pérdida de peso y provocarles desequilibrios en sus dietas. En lugar de eliminar por completo la ingesta de gluten, es mejor consumir un bocadillo saludable alto en fibras que contenga gluten, vitaminas y minerales.

8. El gluten es dañino

Muchos factores han llevado a la gente a pensar que el gluten es dañino para la salud. Tanto el aval de las celebridades como su fácil acceso y el aumento de las publicidades acerca de productos libres de gluten, han llevado a muchos a pensar que los alimentos con gluten pueden tener un impacto negativo en la salud. Ya es algo considerablemente malo que muchas personas crean que los productos libres de gluten son una opción mucho más saludable cuando muchos de ellos carecen de nutrientes y de fibras; no obstante, la idea errónea de que el gluten es dañino para la salud ha causado desequilibrios innecesarios en la alimentación de muchos. Como sucede en todos los demás ámbitos, la moderación es la clave para lograr una dieta saludable y completa en la cual el gluten esté permitido.

9. El gluten no está presente en todos los granos

Si sufre de intolerancia al gluten o por cualquier otro motivo relacionado con la salud, puede ser confuso tener que eliminar esta proteína de su dieta, ya que muchos no saben qué es ni para qué sirve. Aunque parezca bizarro, no es nada descabellado que las personas piensen que productos como el arroz o el maíz contienen gluten. Otros granos, especialmente los de grano entero, son necesarios para llevar una dieta saludable y balanceada y pueden ayudar a reducir los riesgos de padecer diabetes y otras enfermedades de tipo cardiovasculares. No obstante, la moda libre de gluten—y, por consiguiente, aquellos individuos poco informados—han desarrollado otros problemas de salud. Si va a dejar el gluten de lado, asegúrese de obtener sus granos enteros de fuentes alternativas.

10. El gluten es bueno para hornear

Su postre favorito, ya sea que se trate de un tipo de galleta, de una tarta o de una torta puede que sepa tan bien debido al papel que el gluten juega en su proceso de horneado. La elevación, la estructura, el grosor y la textura que resultan en un postre delicioso provienen de la harina y la harina contiene gluten. Si alguna vez probó postres libres de gluten, habrá notado que su consistencia es diferente—es más gruesa, más pesada y hasta a veces desmenuzable. Esto se debe a que las harinas libres de gluten no pueden lograr lo mismo que las de trigo al ser horneadas. Los postres libres de gluten tienen cantidades elevadas de azúcar y de carbohidratos, por lo que no tiene sentido que hornee de esa manera, a menos que tenga un problema de salud.

Share This Article

X