Factores que pueden elevar su nivel de azúcar en sangre

Cuando se trata de elevar el nivel de azúcar en la sangre, lo primero que se le viene a la mente son las golosinas y los snacks azucarados, ¡básicamente cualquier cosa deliciosa! Probablemente ya sepa que ese tipos de alimentos deben disfrutarse con moderación, pero es posible que se sorprenda al saber que el azúcar, los carbohidratos y todo lo delicioso no es lo único que puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre.

Además de estos alimentos, también existen factores ambientales y de estilo de vida que pueden modificar los niveles de azúcar en sangre. ¡Es posible que ni siquiera se dé cuenta de que lo está haciendo! Echemos un vistazo a 13 cosas (que pueden o no estar relacionadas con la dieta) que pueden cambiar sus niveles de glucosa en sangre con relativa rapidez …

Cafeína

Esta sustancia presente en el café (y en otras fuentes con alto contenido) puede causar estragos en sus niveles de azúcar en sangre, según EveryDay Health. Una investigación publicada por la Asociación Estadounidense de Diabetes señala también que demasiada cafeína puede causar un aumento en el azúcar en la sangre en aquellos que ya tienen diabetes.

La fuente comenta que tomar hasta 400 mg de cafeína por día es generalmente seguro, pero advierte que esta puede afectar al comportamiento de la glucosa y, en consecuencia, a los niveles de azúcar en sangre. “Es posible que note cambios en el azúcar en la sangre después de beber solo dos tazas simples de 8 onzas de café preparado”, señala. Mientras tanto, otra investigación ha demostrado que beber de 3 a 4 tazas de café por día en realidad puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Privación del sueño

La falta de sueño puede tener todo tipo de impactos negativos en la salud, pero lo que quizás no haya considerado es cómo puede afectar a sus niveles de azúcar en sangre. La National Sleep Foundation explica que la comunidad médica sabe desde hace años que la falta de sueño afecta a la capacidad del cuerpo para metabolizar la glucosa.

Una investigación que consistió en limitar el sueño de los participantes adultos sanos a 4 horas por noche durante 6 noches es buena prueba de ello: El resultado fue que, al privar de sueño a la gente, la capacidad para descomponer la glucosa llegaba a ser un 40 por ciento menor, “alcanzando niveles que son típicos de los adultos mayores con riesgo de diabetes”, agrega. Los sujetos que no descansaron lo suficiente también tuvieron un pico más sostenido en el azúcar en sangre (más que los sujetos que descansaron bien) y tuvieron consumir un desayuno rico en carbohidratos para alcanzar niveles adecuados.

Clima extremo

Hasta cierto punto su nivel de azúcar en sangre también puede bajar y subir al ritmo del termómetro. EveryDay Health señala que “si hace un calor sofocante o un frío intenso afuera”, este puede interferir con el control de la diabetes. “Las personas con diabetes varían en la forma en que su cuerpo responde al calor”, agrega.

El azúcar en la sangre puede aumentar en los diabéticos a medida que el calor ejerce más presión sobre su sistema, mientras que otras personas pueden observar una caída en el azúcar en la sangre, explica. “Las altas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que puede mejorar la absorción de glucosa y potencialmente conducir a un nivel bajo de azúcar en la sangre”, agrega.

Edulcorantes sintéticos

Si su cuerpo no ingiere azúcar de verdad, entonces su nivel de azúcar en sangre no aumentará, ¿verdad? Pues no es cierto. Según Reader’s Digest, que explica que un estudio israelí muestra que incluso el azúcar “falso” puede tener un “precio negativo y es uno de los alimentos que elevan el azúcar en la sangre”.

Las pruebas en ratones muestran que los que recibieron edulcorantes artificiales tenían niveles de azúcar en sangre más altos que incluso los que recibieron los verdaderos, agrega. Se demostró que los antibióticos reducen el azúcar en la sangre en los sujetos de prueba que habían recibido azúcares artificiales, lo que lleva a los investigadores a creer que estos edulcorantes alteran las bacterias intestinales y, a su vez, la manera en que el cuerpo procesa la glucosa. “Se recomienda beber bebidas con edulcorantes artificiales con moderación”, dice Julie Ching, dietista registrada y educadora certificada en diabetes.

Falta de líquidos

La deshidratación es otra condición potencialmente mortal que puede evitarse fácilmente en su mayor parte, pero le puede pasar a casi cualquier persona en un día caluroso si no está preparado. EveryDay Health comenta que, a medida que bajan los niveles de líquidos, los niveles de azúcar pueden volverse más concentrados, lo que lleva a hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre).

Además, los niveles altos de azúcar en sangre pueden hacer que su cuerpo orine con más frecuencia, lo que puede provocar deshidratación. La fuente sugiere tener siempre agua o bebidas deportivas a mano si disfruta de un paseo al aire libre, o  que siga la pautas de tomar 8 vasos de agua al día, especialmente si es diabético.

No desayunar nada

Lo entendemos: hay prisa, tiene tiempo limitado por la mañana para comer y llevar a sus hijos a la escuela antes de ir a la oficina. Sin embargo, comer un desayuno insuficiente o saltárselo por completo puede tener consecuencias negativas para sus niveles de azúcar en sangre.

Reader’s Digest explica que un estudio de 2013 muestra que las mujeres con sobrepeso en particular que se saltan el desayuno tenían niveles más altos de glucosa y azúcar en la sangre después de almorzar unas horas más tarde que los días en que desayunaron primero. La experta Julie Ching recomienda “Trate de incorporar algunas proteínas y grasas saludables a su ritual matutino”.

El fenómeno del amanecer

Existe un curioso fenómeno que sucede en todos nosotros llamado el “fenómeno del amanecer”, y que es una “oleada” de hormonas producidas temprano en la mañana incluso antes de despertar. “Las personas con diabetes no tienen respuestas normales de nivel de glucosa para adaptarse a este fenómeno y pueden ver que su glucosa en ayunas aumenta mucho”, explica la Asociación Estadounidense de Diabetes.

Comidas grasas

Reader’s Digest dice que si tiene diabetes en particular, no solo es importante contar los carbohidratos, sino que también debe conocer el contenido de grasa de sus alimentos, ya que las grasas pueden causar resistencia a la hormona que regula la glucosa en la sangre.

La fuente apunta a un estudio de 2011 de Journal of Nutrition que involucró a sujetos que consumían una “bebida que contenía grasa” que tenía propiedades similares a una comida grasosa. Luego bebieron una bebida azucarada 6 horas después. El resultado fue que los niveles de azúcar en sangre eran un 32 por ciento más altos que si no tuvieran primero la bebida cargada de grasa. “Parece que los niveles altos de grasa en la sangre también afectan la capacidad del cuerpo para eliminar el azúcar de la sangre”, concluye.

Ciclos menstruales

Desafortunadamente, junto con todos los demás inconvenientes que pueden acompañar a un período, los niveles de azúcar en la sangre también pueden verse afectados debido a los cambios hormonales, dice EveryDay Health.

Agrega que algunas mujeres diabéticas pueden volverse menos sensibles a la regulación de los niveles de glucosa antes de su período, lo que puede hacer que los niveles de glucosa aumenten más libremente. “Las lecturas suelen volver a la normalidad una vez que comienza la menstruación”, agrega. La fuente sugiere recortar los carbohidratos durante la semana previa a su período, o intentar intensificar el ejercicio durante ese tiempo.

Fumar no es algo dulce

No necesitamos decirle todos los problemas de salud que se han relacionado con el tabaquismo, pero lo haremos de todos modos. Uno de ellos es el azúcar en sangre potencialmente alto, especialmente para los diabéticos, dice Reader’s Digest.

La fuente apunta a un estudio de 2011 de la Universidad Politécnica del Estado de California que encontró que las muestras de sangre expuestas a la nicotina elevaron el nivel de A1C en sangre, que es un marcador del control promedio del azúcar en sangre durante 3 meses. Estos niveles aumentaron con la cantidad de exposición a la nicotina. “Estos niveles altos de azúcar en sangre aumentan el riesgo de complicaciones graves de la diabetes, como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal”, advierte.

Infecciones y azúcar en sangre

Las infecciones comunes que causan resfriados, gripe o infecciones del tracto urinario pueden provocar niveles irregulares de azúcar en sangre. Esto se debe al efecto de las “sustancias químicas que combaten los gérmenes” que libera su cuerpo en respuesta a las infecciones.

El cuerpo trata las enfermedades de la misma manera que el estrés, y eso significa que el hígado produce más glucosa para proporcionarle más energía. Mientras tanto, las hormonas del estrés que se liberan pueden hacer que sus células sean más resistentes a la regulación de la glucosa en la sangre. “Ya sea que una persona tenga diabetes o no, generalmente el azúcar en sangre aumentará drásticamente cuando está enfermo”, dice Ching. “Las personas que tienen diabetes generalmente verán un aumento debido a que el páncreas no produce la suficiente cantidad de la hormona que regula la glucosa en la sangre”.

Quemaduras en la playa

Es posible que se esté entusiasmando cuando lleguen los próximos meses de verano, sobre todo si vive de la parte norte de Estados Unidos. Por supuesto deberían estarlo, ya que ha sido un invierno (y una primavera) larga e impredecible. Sin embargo, debe asegurarse de tomar todas las precauciones al disfrutar del gran orbe en el cielo, porque quemarse con el sol puede provocar un aumento de azúcar en sangre.

La Clínica Mayo comenta que quemarse con el sol puede ser un factor de estrés para su cuerpo, y como ya hemos apuntado, puede resultar también en niveles más altos de glucosa (sin mencionar que puede provocar deshidratación). “Use un buen protector solar, gafas de sol y sombrero cuando esté al sol”, sugiere.

Ciertos medicamentos

EveryDayHealth.com dice que tanto los medicamentos recetados como los de venta libre que tratan afecciones distintas de la diabetes pueden afectar sus niveles de azúcar en sangre. Por ejemplo, los esteroides para la inflamación y el asma “pueden hacer que el azúcar en sangre se dispare dramáticamente”, dice.

Otros medicamentos que pueden afectar el azúcar en sangre incluyen antidepresivos, diuréticos, descongestionantes nasales e incluso píldoras anticonceptivas, agrega. Debe hablar con su médico sobre los nuevos medicamentos y si afectarán el control de la diabetes, sugiere.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X