Alimentación ESP

El top 10 de aditivos alimenticios perjudiciales

Si vive en Norteamérica, es difícil evitar cereales, bocadillos y alimentos procesados en su dieta. Sin embargo, una dieta alta en alimentos procesados expone su cuerpo a un enjambre de aditivos alimenticios dañinos, todos ellos elaborados artificialmente y perjudiciales para la salud.

Cuando pueda, opte por alimentos frescos. Sin embargo, cuando no pueda evitar las comidas procesadas, aquí puede encontrar una lista de los diez primeros aditivos alimentarios dañinos para tener en cuenta…

1. Almíbar de maíz de alta fructuosa

El almíbar de maíz de alta fructuosa (o HFCS) no es un gran bocado, es también muy peligroso en la cintura, pues constituye la mayor parte de calorías vacías en los alimentos procesados y HFCS ¡es un ingrediente en casi todo de ellos! Este aditivo, el cual se encuentra principalmente en panes, aderezos para ensaladas, cereales, arroz dulce y bocadillos procesados, no solo eleva los niveles de —colesterol, sino que también contribuye al incremento de peso y causa diabetes de tipo 2.

2. Las grasas trans

La temida grasa trans tuvo mucha atención hace unos años cuando los consumidores arrasaron con las comidas conservadas, sustancia que ocasionó infartos y problemas cardiacos. Sin embargo, casi todos los alimentos fritos contienen grasa dañina que causa aumento de los niveles de colesterol y a su vez conduce a sufrir enfermedades cardiacas, diabetes, desórdenes inflamatorios crónicos y derrames cerebrales.

3. Aspartame

El Aspartame, que es la combinación química de E951, es de uso regular en las dietas y se encuentra en productos libres de grasa y azúcar como gaseosas dietéticas, gomas de mascar dietéticas, dulces sin azúcar, cereales bajos en grasa, yogur dietético y en otros productos de las mismas características. Si bien puede enmascararse como aliado a personas que hacen dieta, el aspartame es una neurotoxina y es cancerígeno, lo que básicamente significa que se trata de un dulce veneno tóxico que se ha relacionado con los tumores cerebrales, la diabetes, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Alzheimer, trastornos de ansiedad y las migrañas.

4. Colorantes

Azul #1 y #2 (o E133), rojo #40 (o E124), amarillo #6 (o E110) y amarillo tartrazina (o E102) — la mayoría de estos comunes colorantes artificiales ha sido prohibida en países europeos por causar problemas cerebrales y de comportamiento, problemas de tiroides, cáncer suprarrenal y daños cromosómicos. Si se toma el tiempo para leer las etiquetas y los empaques, podrá encontrar esta información escondida en dulces norteamericanos, cajas de macarrones con queso, cereal, soda, bebidas energizantes y helados.

5. Glutamato mono sódico

MSG, el popular aminoácido mejora el sabor de tal manera que literalmente hace que usted vea puntos. No es broma. Esta popular excitotoxina — que se añade regularmente a las sopas, aderezos para ensaladas y platos de restaurante — eventualmente causará daño neurológico, desorientación, deterioro de la visión y dolores de cabeza si se consume en exceso.

6. Nitrato de sodio

El nitrato de sodio ha puesto una mancha negra sobre las carnes procesadas — como tocino, jamón, salchichas, entre otras — por su efecto cancerígeno en el sistema digestivo humano. Claro, mejora el tiempo de conservación y aumenta el color de estos alimentos, pero también causa daño en el hígado y en el páncreas.

7. Bromato de potasio

Un aditivo común que ahueque o aumente el volumen de productos fabricados con harina blanca refinada como el bromato de potasio podría dar esa crujiente suavidad extra. Sin embargo, pequeñas cantidades de bromato de potasio han provocado varios diagnósticos de cáncer cuando se alimentó a animales durante la prueba de estudios del alimento.

8. Dióxido de azufre (Dióxido sulfúrico)

Los aditivos sulfúricos (o E220) se consideran tan tóxicos que la Administración Federal de Drogas Estadounidense (FDA) prohibió su uso en los refrescos, la cerveza, los jugos, el vinagre y los frutos secos. Una vez que se rocía en frutas y verduras para su preservación en la tienda de comestibles, el dióxido de azufre es vinculado con la causa de hipotensión, conjuntivitis, asma, bronquitis, enfisema y enfermedades cardiovasculares.

9. Sulfito de sodio

Este conservante que también figura como E221 (o sulfitos) en vinos y en alimentos que contienen frutos secos procesados es la causa principal de la sensibilidad a los alimentos, de los dolores de cabeza asociados, de erupciones cutáneas y de asma. Las personas con alergias severas pueden sufrir de anafilaxia (o vías aéreas restringidas) y morir por el consumo de alimentos que contienen sulfitos.

10. BHA y BHT

El Butilhidroxianisol (BHA) y el Butilado hydroxytoluene (BHT) se añaden comúnmente a los alimentos para evitar su deterioro en cuanto a sabor y color. Encontrará este aditivo causante de alteraciones anímicas y de cáncer en cereales en caja, en gomas de mascar, en algunas carnes congeladas, en la gelatina y en papas fritas hechas con aceites vegetales o snack hechos con manteca común o de cerdo.

X