Alergias ESP

Diez soluciones sorprendentes para la alergia primaveral

La primavera es una de las estaciones más hermosas de todas. Es la época en la que las plantas comienzan a florecer, los días se vuelven más cálidos y largos y las personas están mucho más contentas, en especial aquellas que sufren de bajones invernales (Trastorno Afectivo Estacional). No obstante, todos estos beneficios llegan con un valor agregado para algunos — aparecen las goteras nasales, los ojos hinchados y llorosos, el dolor de garganta y las dificultades para respirar. No se preocupe, todo tiene solución. No se pierda estas diez maneras de lidiar con las alergias estacionales…

1. Cambie sus sábanas con frecuencia

Un posible desencadenante de alergia estacional puede estar escondido en su ropa de cama y almohadas. Si supiera lo contaminada y llena de alérgenos que puede estar su cama, dormiría en el sillón esta noche y correría a comprar un colchón nuevo mañana a primera hora. Si bien se sabe que los colchones suelen ser un criadero de ácaros de polvo y de hongos, puede que no sepa que las amenazas también abundan en la zona donde apoya su cabeza.

Para mantener alejado el polen de su cama, es necesario cambiar las sábanas con frecuencia. Esto se aplica principalmente en el caso de las almohadas; es muy difícil dormir bien si respira polen durante toda la noche. La situación es aún peor si padece asma, ya que debe mantener su habitación libre de alérgenos en todo momento. Una buena opción es cubrir con protectores su almohada y su colchón y, en épocas de alergia, lavarse el cabello antes de dormir disminuye considerablemente la transferencia de partículas peligrosas.

2. Bañe a sus mascotas

Si bien muchos consideran que sus mascotas son un miembro más de la familia, lamentamos decirles que son unas de las principales causas de alergia. Debido a que algunos perros y gatos pasan mucho tiempo al aire libre, el pelaje de sus patas atrae grandes cantidades de polen que luego se trasladan a su hogar y flotan por el aire hasta contaminar cada rincón. Pisos, sillones, paredes…prácticamente cualquier superficie se convierte en una zona de peligro.

Además de la limpieza general, bañe a sus mascotas con frecuencia para disminuir los niveles de polen en su hogar. Si bien cada baño le quita muchísimo tiempo, es una solución muy eficaz para los alérgicos. Sé que lo que le pido suena casi imposible, pero evite llevar a sus amigos de cuatro patas a parques en los que haya plantas que puedan empeorar su malestar. Muchas hierbas que liberan polen suelen crecer en el pasto, así que manténgase alerta.

3. Evite consumir ciertos productos

¿Quién iba a imaginarse que una dieta balanceada y rica en frutas y vegetales podría causarle alergias primaverales? Resulta hasta un poco injusto saber que la comida saludable empeora sus síntomas, pero lamentamos decirle que es cierto. La razón es más que simple — algunos alimentos crecen cerca de plantas o árboles que generan reacciones alérgicas. Tiene sentido saber que al comerlos el malestar empeora. Una reacción alérgica, conocida como ‘síndrome de alergia oral’, se manifiesta con signos tales como hinchazón y hormigueo en la zona de los labios y picazón en la garganta inmediatamente después de ingerir el producto.

La forma más eficiente de aliviar los síntomas es evitar consumir lo que los causa. Debido a que no todos los que sufren de alergias primaverales se ven afectados al consumir frutas y vegetales que crecen rodeados de alérgenos, lo mejor que puede hacer es conocer cuáles son los desencadenantes más comunes. Por ejemplo, los alérgicos a los abedules, por lo general, deben mantenerse alejados de los apios, las zanahorias, los duraznos, las peras y las cerezas, entre otros. Por el contrario, los afectados por el polen del césped deben tener especial cuidado con los melones, los duraznos y los tomates.

4. Aumente la ingesta de probióticos y de antioxidantes

Muchos individuos son capaces de modificar sus hábitos alimenticios y de optar por medicamentos de venta libre para controlar algunos de los síntomas de su alergia. No obstante, no a todos les agrada tomar píldoras todos los días por varios meses al año. Y, lo peor de todo es que cualquier medicamento puede hacerlo sentir somnoliento, lo que hace que le cueste mucho más mantenerse alerta a la hora de realizar sus quehaceres diarios. Una solución mucho más fácil es elevar la ingesta de probióticos (microorganismos) y de antioxidantes (una molécula química) para proteger y reforzar su sistema inmunológico.

De acuerdo con un grupo de investigadores de los National Institutes of Health, los antioxidantes disminuyen el riesgo de padecer alergias y ayudan a su organismo a luchar contra los alérgenos gracias a sus propiedades anti-inflamatorias. De la misma manera, los probióticos contribuyen con la prevención y el manejo de los síntomas alérgicos debido a que fortalecen su tracto digestivo y también mejoran su respuesta inmunológica. Más allá de mejorar su malestar estacional, estos elementos son más que beneficiosos para su salud general.

5. Reduzca sus niveles de estrés

El estrés es capaz de jugarle una muy mala pasada a su organismo, ya que suele empeorar enfermedades subyacentes, tanto físicas como mentales. Lo mismo sucede con los síntomas alérgicos; el estrés afecta directamente la forma en que su cuerpo reacciona y controla la exposición al polen durante la temporada de alergias. Esto se debe a que debilita su sistema inmunológico y hace que su cuerpo esté en riesgo de ser atacado por el polen que ingresa con facilidad en sus vías respiratorias. Si bien algunos medicamentos pueden llegar a aliviar sus síntomas, si está estresado, es imposible que estos desaparezcan.

El estrés y la presión tienen mucho que ver con las mejoras, así que estar relajado y tranquilo contribuirá con el proceso de curación. Practicar yoga o meditación o simplemente tomarse unos minutos para usted le permitirán ganar la batalla contra los alérgenos.

6. Dele una oportunidad a la acupuntura

A pesar de que existe un gran debate alrededor de la eficacia de la medicina alternativa, muchos tratamientos como la acupuntura y otros de tipo naturopáticos suelen ser recomendados para tratar alergias. Con tanta disponibilidad y con tan fácil acceso a los medicamentos, resulta más simple buscar una salida rápida en lugar de darle una oportunidad a lo natural. Como dijimos, la acupuntura ha demostrado ser muy prometedora a la hora de solucionar síntomas alérgicos, debido a que presiona puntos específicos que ayudan a aliviarlos. Y como si esto fuera poco, también disminuye sus niveles de estrés.

De acuerdo con una investigación publicada por WebMD, esta práctica de origen chino es capaz de aplacar los goteos nasales, la sinusitis, la tos, los estornudos y la picazón en los ojos. Por supuesto, siempre es mejor realizar una consulta con su médico de cabecera antes de tomar cualquier tipo de decisión relacionada con su salud. La frecuencia de las sesiones de acupuntura variarán según la gravedad de su problema. Si bien necesitará tomar medicamentos, este tratamiento alternativo es un gran complemento para curar alergias y es muy útil a la hora de contrarrestar cualquier posible efecto secundario que pueda experimentar por la toma de medicinas.

7. Coma comidas picantes

Muchos sabrán que las especias son un gran complemento para la salud. En muchos casos alivian el resfriado común, acaban con la congestión nasal y reducen considerablemente el goteo nasal. No obstante, pueden hacer mucho más que luchar contra un virus. También constituyen una manera efectiva, deliciosa y sorprendente de acabar con las alergias de primavera. De hecho, permiten que la mucosa se haga menos espesa y libere las fosas nasales. Este es un gran alivio para quienes sufren de sinusitis y congestión.

La cúrcuma es un condimento que aparece en muchas recetas de curry indio y contiene propiedades antiinflamatorias que aplacan los síntomas alérgicos. La congestión nasal y la sinusitis resultan de la inflamación, por lo que condimentar sus platillos con un poco de este saborizante natural es una elección maravillosa. Para algunas personas se vuelve muy difícil dormir, hacer ejercicio y hasta llevar a cabo esfuerzos mínimos como subir una escalera. Es por eso que efectuar algunos cambios en su alimentación es uno de los primeros pasos para acabar con la alergia estacional.

8. Cierre las ventanas

No hay nada como el primer día cálido de primavera. Puede abrir las ventanas y dejar que el aire fresco entre después de un largo y duro invierno. Si bien esa inofensiva brisa suave refresca su hogar, también constituye una gran amenaza para los alérgicos. Son pocos los que saben cuánto polen ingresa por medio de las ventanas.

Esto no quiere decir que tenga que vivir encerrado todo el día. Sin embargo, si sufre de alergia estacional, se recomienda no abrir las ventanas por la mañana y en días ventosos, debido a que son los momentos en los que hay mayor circulación de polen. Es por eso que el mejor momento para ventilar las habitaciones sin tener que preocuparse por el ingreso de alérgenos es casi a la hora del mediodía.

9. Utilice gafas de sol

Los rayos del sol pueden hacerles muchísimo daño a sus ojos, por lo que es recomendable tener siempre a mano gafas de sol con protección UV. Estas mejoran la visibilidad al manejar en un día de sol y, por más increíble que suene, reducen los síntomas alérgicos. Las molestias en el área de los ojos suelen ser bastante severas para los afectados por las alergias estacionales, así que protegerse de los alérgenos que flotan en el aire marca una gran diferencia.

Resulta muy fácil que el polen ingrese en sus ojos y se aferre a sus pestañas y trae consecuencias tales como picazón, irritación y enrojecimiento. Otro problema común es la fotosensibilidad; el contacto con la luz, especialmente del sol, puede resultar muy doloroso y cegador. Una buena forma de aliviar las molestias es lavar sus ojos después de haber estado al aire libre o aplicarse lágrimas para acabar con cualquier rastro de polen que haya podido quedar en sus pestañas.

10. Reduzca el consumo de alcohol

Aquellos que disfruten de beber unas cuantas copas — especialmente en la terraza de un restaurante o en un patio trasero cuando el clima es favorable — no van a estar muy contentos con esta solución. Sin embargo, disminuir el consumo de alcohol en primavera es de gran ayuda para los alérgicos. Según la Clínica Mayo, existen algunos alérgenos poco conocidos en el alcohol, entre los que se incluyen ciertos químicos y algunos granos y conservantes. Si bien no hay una relación directa entre dichos alérgenos y el polen o el cambio climático, aquellos también son capaces de desencadenar las molestias provocadas por la alergia estacional.

Algunas personas notan que los síntomas de su alergia empeoran durante la primavera y asumen que están asociadas con el polen pero, en muchas ocasiones, se debe al incremento en la ingesta de alcohol que viene acompañado con las temperaturas altas. ‘Intente hacer este cambio y notará una gran diferencia!

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X