Snacks ESP

Diez refrigerios más saludables

Hasta los mismos anuncios de frituras lo desafían a comer sólo una. Pero la verdad es que la mayoría de nosotros no puede detenerse ni siquiera en un puñado; es la razón por la cual estos saludables refrigerios sustitutos ofrecen una alternativa más ligera pero igualmente sabrosa a esa bolsa de papas fritas saladas, altas en calorías y llenas de grasas trans. Todo lo que necesitará para preparar su propia vianda es una máquina para cortar papas en finas rebanadas (por ejemplo, un mondoline), una bandeja para hornear forrada con papel encerado y un horno (en muchos casos un horno tostador también puede funcionar).

Así que empiece a optar por estas diez alternativas de refrigerio más saludables…

1. Pita de trigo integral

Nada mejor que unos triángulos perfectamente crujientes de pan pita de trigo integral o unas tortillas para sumergir en un aderezo. Simplemente póngalos en forma plana y córtelos en trozos como una pizza. Únteles un poco de aceite de oliva extra virgen (o déjelos secos) y dórelos en el horno durante 5 minutos hasta que tengan un color marrón tostado. Me gusta poner los míos en hummus o en yogur mezclado con hierbas como eneldo y cebollino.

2. Remolacha

Las remolachas no sólo sirven para hacer sabrosos chips— ¡sino que además son muy buenas para su salud! Las remolachas están repletas de un antioxidante antiinflamatorio llamado Betalaína y son súper altas en hierro. Puede optar por la remolacha roja para lograr un chip color púrpura o por la dorada para obtener uno de color amarillo y de sabor un poco más dulce. Sólo úntelos con aceite de oliva y con un poco de sal gruesa de mar.

3. Kale

Los chips de kale son increíbles— probablemente debido al hecho de que este vegetal verde y frondoso rico en antioxidantes ofrece un montón de beneficios nutricionales al igual que antioxidantes, los cuales están vinculados con la reducción del colesterol malo y del riesgo de contraer cáncer de mama, colon, vejiga y próstata. Simplemente unte las grandes hojas con un poco de aceite de oliva antes de hornearlas. Puede utilizar col berza o col de dinosaurio (también llamada col lacinato), o cualquier variedad que cultive en su jardín para un bocado con sabor bien casero.

4. Manzana

Su madre siempre le ha dicho siempre que una manzana al día mantiene alejado al médico. Pero… si no va a comer la fruta fresca, intente asar rodajas finas como refrigerio. Las virutas de manzana son más recomendadas para los fanáticos de las cosas dulces — espolvoreadas con especias como canela y nuez moscada o especia de pastel de calabaza. Y como si esto fuera poco, debido a que la fruta es dulce por naturaleza, ¡no tiene que agregarle azúcar extra ni conservantes!

5. Batata

Ligera, naturalmente dulce y llena de vitamina A (esencial para el crecimiento celular, para una visión saludable y para una buena inmunidad), razón por la cual las aburridas y antiguas papas fritas se quedan atrás en comparación con las vibrantes batatas color naranja. Les pongo a las mías aceite de oliva y las sazono con sal de ajo en polvo y romero para mayor sabor.

6. Malanga

La malanga puede parecer una patata, pero este tubérculo carnoso color púrpura ofrece una ráfaga de vitamina E y fibra dietética que sacia el apetito y brinda energía vital. Además, podrá mezclar sus chips de malanga con chips de remolacha y de batata para obtener un sabroso refrigerio.

7. Zanahorias

A Bugs Bunny le gustaban mucho las zanahorias, pero resulta que este vegetal rico en betacaroteno es mucho más que comida para conejo. Unas zanahorias grandes quedan perfectas en rebanadas en un plato de chips de verduras. Agregue dulzura natural con una pizca de nuez moscada y canela, o al marinarlas en jugo de naranja antes de hornearlas.

8. Banano

¡Los súper refrigerios de ba-na-na-na-na-na-na-no! Los chips de banano son naturalmente dulces y cargados de potasio preparados como chips crujientes. Me gusta espolvorear los míos con canela o ponerlos en yogur griego con una cucharada de mantequilla de nuez derretida. Para evitar que sus rodajas de banano se pongan de color marrón, únteles un poco de jugo de limón fresco antes de hornearlas.

9. Calabacín

Si está buscando consumir más alimentos ricos en vitamina B, pruebe los chips de calabacín como refrigerio. Altos en 2 vitaminas vitales como la niacina y la tiamina, que ayudan a tener un cabello fuerte y a lucir una piel más sana, los chips de calabacín se hornean muy bien untados con aceite de oliva y salpicados con ajo en polvo.

10. Calabacetes

Parece que los calabacetes no pudieran usarse para hacer chips crujientes, pero estos vegetales parecidos a la calabaza son maravillosos para hornear cortados en rebanadas. Pélelos y córtelos en rodajas finas y luego hornéelos untados de nuez moscada y jarabe de arce real en ambos lados de cada rebanada. Estos también son geniales al horno con chips de zanahoria y batata.

Share This Article

X