Suplementos Alimenticios ESP

Diez razones para evitar los suplementos y la proteína en polvo

La cantidad de polvos proteínicos y de suplementos similares disponibles en el mercado ha estallado en los últimos años. Son fuertemente anunciados en televisión y en la Internet acompañados con fotos de personas que muestran sus “antes y después” y hacen que se exageren sus beneficios. Ahora, las grandes cadenas minoristas, las tiendas de comestibles y las tiendas de salud y bienestar venden estos productos y afirman que le ayudarán a bajar de peso y a desarrollar musculatura rápidamente. Mientras que algunos pueden de verdad hacer lo que dicen, ¿cuál es el costo? Muchos tienen riesgos perjudiciales para su salud, lo que hace que se ponga en tela de juicio si realmente son buenos — han estado vinculados con todo: desde deficiencias vitamínicas hasta problemas del corazón, razón por la cual debería pensarlo dos veces antes de entrar en esta moda de bienestar. Es por ello que aquí le presentamos diez razones a considerar para evitar esos suplementos y polvos proteínicos…

1. Desequilibrio nutricional

Tal vez el riesgo más común y leve para la salud es que es fácil tener un desequilibrio en la nutrición cuando las proteínas en polvo y suplementos son parte de las comidas diarias. Debido a que la ingesta diaria de proteínas es tan alta cuando consume suplementos, su nutrición general se desproporciona y desequilibra. Cuando utiliza batidos de proteínas como reemplazo a las comidas, a menudo no se obtienen los beneficios nutricionales de la comida regular — tales como las vitaminas, el calcio y otros nutrientes que balancean su dieta y son necesarios para la salud en general. Si está toma suplementos de proteína, asegúrese de estar recibiendo la dosis diaria recomendada de los demás nutrientes.

2. Pérdida de calcio

Las dietas occidentales ya están en el extremo superior de la cantidad de proteína consumida considerada saludable. La proteína desempeña un papel vital en la resistencia ósea y es necesaria para prevenir la pérdida ósea. Pero, mientras que la proteína es parte integral de la salud de los huesos, algunos estudios han demostrado que las dietas altas en proteínas dan como resultado un aumento en la producción de ácido, lo que hace que su cuerpo libere el exceso de calcio. Una dieta equilibrada con la ingesta recomendada de calcio y proteína es necesaria para proteger y fortalecer sus huesos y evitar la osteoporosis. Aparte del aumento potencial de ácido que conduce a la pérdida del exceso de calcio, los suplementos alimenticios a base de proteína pueden reducir drásticamente su ingesta de calcio, lo que plantea graves riesgos a sus huesos.

3. Aumento de peso

Mientras que agregar suplementos proteínicos a su dieta puede ayudarle a perder peso y grasa y a desarrollar su masa muscular, cuando se sigue una rutina regular de ejercicio, estos también pueden causar aumento de peso. Al utilizar polvos y batidos proteínicos como suplemento alimenticio, no sólo consumirá proteína adicional, sino que además esta mezcla puede contener aditivos y exceso de calorías. Si no controla la ingesta de calorías, corre el riesgo, de hecho, de ganar peso en lugar de perderlo. Además, debido a que la proteína en polvo es conocida por ayudarle a embarnecer, tiene que estar haciendo un entrenamiento muscular muy intenso para poder quemar las calorías y desarrollar sus músculos y evitar aumentar la grasa en su lugar.

4. Problemas del corazón

Las dietas altas en proteína pueden conducir a problemas de salud graves, como problemas cardíacos. Aunque su polvo proteínico o suplemento en sí no puede aumentar su niveles de colesterol, si utiliza un suplemento mientras sigue consumiendo proteína en el resto de las comidas, corre el riesgo de tener niveles altos de colesterol. Y algunos suplementos contienen mucho colesterol, así que ser conscientes de lo que esto puede hacerle a su cuerpo es esencial. La combinación de suplementos proteínicos altos en colesterol con alimentos que también son altos en colesterol y proteína, tales como los huevos, puede plantear complicaciones cardíacas graves.

5. Aumento de la ingesta de grasa

¿Ha leído alguna vez la información nutricional de su batido de proteína? Si no lo hizo, debería. Mientras que muchos son altos en proteínas y bajos en grasas, algunos batidos pre-hechos contienen una cantidad significativa de grasa proveniente del uso de leche y de crema entera. Las barras de proteína también suelen contener mucha grasa y la mayoría de los suplementos pre-hechos, independientemente de la forma en que vengan, contienen conservantes. Si no tiene una rutina de entrenamiento regular o intensa que acabe con el exceso de calorías y grasa proveniente de los batidos de proteínas, no hay ninguna razón para utilizarlos. La proteína excesiva se convertirá en grasa si no la quema a través del ejercicio.

6. Problemas digestivos

Las barras y los batidos proteínicos son conocidos por causar problemas digestivos, aunque normalmente no causan problemas a largo plazo. Los cólicos, el estreñimiento, la distensión y los gases son algunos de los síntomas que pueden llegar a aparecer. La proteína toma cierto tiempo para ser digerida, y si no consume suficientes carbohidratos con su suplemento, este último permanecerá más tiempo, incómodamente, en su estómago. Las personas intolerantes a la lactosa son aún más susceptibles a los problemas digestivos, ya que los suplementos proteínicos populares utilizan suero y caseína, los cuales se derivan de la leche.

7. Ingredientes ocultos

Los batidos y polvos proteínicos rara vez tienen una lista completa de sus ingredientes en la etiqueta del envase. De hecho, es común que muchos no estén en la lista, la mayoría de los cuales son aditivos que muy probablemente evitaría en otros productos que compra. Por ejemplo, los sabores naturales de los aditivos pueden abarcar muchos químicos no deseados, como el MSG. Otros ingredientes no deseados pueden incorporarse en el producto mientras el polvo se está procesando. Sin normas ni reglas que controlen la composición de estos batidos, probablemente no se podrá saber exactamente de qué están hechos.

8. Deshidratación

La hidratación es común para las personas que hacen musculación, cardio y otros ejercicios vigorosos, ya que puede ser difícil mantenerse hidratado cuando se usan polvos proteínicos para perder peso y desarrollar masa muscular. Muchos estudios han demostrado que la proteína en polvo puede causar deshidratación, según el tipo de consumo y de ejercicio. Su cuerpo requiere más agua para metabolizar el exceso de proteína y, sin ésta, quedará deshidratado. Además, se pone una carga adicional en los riñones porque tienen que trabajar más duro para procesar el exceso de ácido de los suplementos. Así que si está decidido a tomar proteína en polvo como parte de su régimen de salud, asegúrese de que aumente su ingesta de agua, incluso cuando no esté sediento.

9. No son regulados por la FDA

Uno de los hechos más alarmantes acerca de estos suplementos proteínicos en forma de polvos y batidos es que no están regulados por Administración de Alimentos y Medicamentos Estadounidense (FDA). ¿Por qué? Los suplementos simplemente no están regulados por la FDA, al igual que los productos farmacéuticos. Esto plantea la pregunta de qué, exactamente, contienen y si el proceso de fabricación resulta en la producción de contaminantes dañinos. Cuando las empresas tienen vía libre sobre sus productos como en este caso, no sabemos cómo se ha probado un producto e incluso cuántas pruebas se han hecho. Puesto que los suplementos no son un producto natural y se convierten en una fuente principal en su dieta, los riesgos desconocidos para la salud son altamente preocupantes.

10. Exposición potencial a metales pesados

Algunos productos de suplementos proteínicos contienen contaminantes dañinos — específicamente, los metales pesados como arsénico, mercurio, plomo y cadmio. En un estudio realizado por Consumer Reports que incluyó pruebas en 15 bebidas proteínicas, así como entrevistas con expertos en salud y bienestar, se descubrió que algunas bebidas proteínicas pueden plantear riesgos graves para la salud debido a los contaminantes encontrados en ellos. Se encontró por lo menos un metal pesado por, quizás, cada muestra de 15 productos que fueron probados. Mientras que los metales pesados encontrados aparecían en pequeñas cantidades, algunos productos excedían el límite máximo diario si se consumían tres veces al día, algo que es bastante común. Algunos niveles fueron tan altos que dependiendo del estado en el que se comercializaban, requirieron una etiqueta de advertencia.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X