Estrés ESP

Diez maneras de desestresarse

Es probable que se lo hayan dicho antes: el exceso de estrés daña su salud física y mental. Además de respirar hondo ante una señal de alerta, muchos no saben cómo volver a colocar los niveles de estrés en su lugar. No tiene sentido ponerse más ansioso al tratar de recuperar la calma, por eso a continuación le presentamos diez maneras fáciles y divertidas de deshacerse de los sentimientos de angustia y los pensamientos negativos para darles lugar a las vibras positivas…

1. Aprenda algo nuevo

Para desarrollar una nueva habilidad, el cuerpo y la mente necesitan muchísima concentración. Esto puede generar un efecto positivo a la hora de eliminar la preocupación y de alejar los pensamientos negativos. Por lo general, cuando estamos ocupados con una nueva actividad, solemos concentrarnos menos en lo que nos hace mal.

Aprenda un deporte como squash, tenis, snowboard o karate. Estudie otro idioma o haga un curso de diseño gráfico. Consiga un empleo en alguna tienda o en un taller mecánico. Si algo le despierta curiosidad y le parece interesante, siga su vocación.

couples tennis

2. Actúe, enseñe o dé clases

Es probable que esto le genere distintos tipos de estrés, que pueden tomarse como algo constructivo. Si bien a muchos los pone nerviosos hablar en público, puede servirles de motivación para hacer un trabajo fabuloso, ya que requiere de dedicación y concentración, no de viejos pensamientos angustiantes. Además, la satisfacción que genera haber cumplido con el objetivo no se compara con nada en el mundo.

Considere unirse a Toastmasters y aprenda a dar un buen discurso frente a grandes multitudes. También podría formarse para dar clases—puede enseñar un deporte, dar lecciones de aeróbic o de inglés para extranjeros. Otra de las ventajas de hacer algo que le aterra es que adquirirá más confianza a medida que pase el tiempo.

shutterstock_200784239

3. Juegue a un juego de mesa

Sí, hablo en serio. No me refiero a los videojuegos ni a las aplicaciones de su celular o móvil. Reúnase con algunos amigos, familiares o extraños amigables en algún club o cafetería. Elija algún juego que le llame la atención y que sea lo suficientemente desafiante como para que todos estén entretenidos — ¡y luego juegue!

Las competencias amistosas agudizan el ingenio y liberan su mente de emociones negativas. Ciertos juegos de mesa como el Pictionary le robarán varias carcajadas y no hay nada mejor que reírse para aliviar las tensiones. Otros como Los Colonos de Catán, Manzanas con Manzanas y Trivial Pursuit son perfectos para alejar pensamientos negativos.

shutterstock_154258877

4. Arriésguese

Una buena dosis de endorfinas se siente maravilloso. Y, en la vida, hay miles de cosas más graves que ser un adicto a la endorfina, siempre y cuando las actividades de alto riesgo se complementen con otros pasatiempos más tranquilos. Lo ideal es que el riesgo sea físico, para poder liberar energía extra al cuerpo a fines de activar la respuesta natural “pelea o escape.”

Algunos buenos ejemplos incluyen escalada en roca, paracaidismo y parapente. Otras alternativas invernales interesantes son el snowboard, el esquí y el snow-tubing. Hasta lanzarse por un tobogán empinado lo hará sentir vivo. Sin dejar de lado su seguridad, anímese a acelerar el pulso por un rato y sienta cómo la adrenalina corre por sus venas.

shutterstock_244914664

5. Vaya al cine

Las películas son los grandes cuentacuentos de esta era. ¿Y qué mejor manera de olvidarse de sus propias preocupaciones que sumergirse en otro universo durante dos horas? ¡Pero haga bien las cosas! ¡Vaya al cine! Ver películas desde la comodidad de su sofá es genial, aunque es otra historia completamente distinta.

Ir al cine es una experiencia multisensorial: el aroma a palomitas de maíz, la sensación de estar sentado en los asientos, los sonidos estereofónicos y la oscuridad mientras todos están concentrados en una misma cosa— la historia que se desarrolla en la pantalla— todo eso lo trasporta a otro mundo por lo que dura la película. Una buena historia ocupará su mente incluso después de que la función haya acabado y hasta quizás lo haga cambiar de perspectiva. Luces, cámara, ¡acción!

shutterstock_179549132

6. Deje su celular o móvil por un rato

No le estoy pidiendo que lo haga siempre, ni mucho menos si espera una llamada urgente o si los demás necesitan contactar con usted. Pero por una o dos horas, guarde el aparato en un lugar seguro, lejos de su vista (el cajón de la ropa interior es una buena opción).

Luego, intente dejar su celular o móvil en casa la próxima vez que salga durante un par de horas— por ejemplo, cuando vaya al supermercado o al gimnasio. Se sorprenderá al ver lo bien que se siente estar libre de dispositivos tecnológicos por un rato. Al no estar pendiente de los mensajes ni de las redes sociales podrá conectarse más con el presente. Luego podrá dedicarse exclusivamente a las redes sociales.

Smart Phone

7. Haga un voluntariado

Los trabajos como voluntario le permitirán aliviar el estrés de muchas maneras. Por otro lado, lo ayudarán a concentrarse en determinadas tareas, como cuidar niños pequeños o colaborar con la preparación del menú del día en un comedor comunitario. Eso es más que suficiente para ocupar la mente con pensamientos positivos en lugar de preocupaciones.

El costado filantrópico de los voluntariados también nos da la posibilidad de reflexionar sobre todo lo bueno que tenemos en nuestras vidas y que otros carecen. Quizás puede participar en una organización benéfica para ayudar a personas con cáncer. Conocer las historias de los sobrevivientes puede hacerlo cambiar por completo su forma de ver la vida. Puede coordinar un evento de caridad o colaborar en una subasta silenciosa para un equipo deportivo infantil. Por ejemplo, puede adoptar un rol permanente en alguna organización no lucrativa y comprometerse a realizar las tareas administrativas una vez a la semana. De esta manera, no sólo se sentirá bien consigo mismo, sino que beneficiará a quienes más lo necesitan.

volunteer 4

8. Reserve una sesión de masajes

Una buena sesión de masajes alivia el cuerpo y el alma por igual. Acabar con los dolores y las molestias le permite lidiar con las presiones de la vida diaria. El dolor genera estrés y, en esos casos, el sentido del tacto es terapéutico. Además, algunos masajistas incorporan a sus sesiones aceites de aromaterapia para hacer que sus pacientes se tranquilicen; desde menta y canela hasta rosa, lavanda y ylang ylang, todos acabarán con sus preocupaciones.

A veces, los masajes son una forma de meditación profunda. ¡Algunos hasta aprovechan para tomarse una siesta! De cualquier manera, asegúrese de buscar un masajista que lo haga sentir cómodo y en confianza para poder sacar máximo provecho de la experiencia.

massage

9. Vaya de pesca

Algunos prefieren meditar mientras que otros, van de pesca. Este pasatiempo tan relajante lo conecta con la naturaleza. Estar en la intemperie es una forma asombrosa de reducir la ansiedad y de liberar su mente de preocupaciones.

La pesca no tiene por qué ser cara o complicada. Algunos pescadores eligen quedarse en el muelle pero, si un bote, un remo, una canoa estable o una balsa son más que suficientes. Puede pescar solo o acompañado y si realmente disfruta la actividad, puede unirse a un club de pesca para mejorar sus habilidades y hacer nuevas amistades.

fish

10. Tome clases de yoga

Esta es una de las formas más efectivas de acabar con el estrés. En una clase para cualquier nivel y edad, no debería preocuparse por no poder lograr determinadas posturas; el yoga no es un deporte competitivo. Una buena clase debería hacerlo sentir bien y ayudarlo a conectarse consigo mismo. Algunos instructores incorporan música a sus clases y otros prefieren estar en silencio, así que elija el que mejor se adapte a su estilo.

Por lo general, suele haber suficientes desafíos en una clase de yoga como para mantenerlo ocupado en los movimientos y en las diferentes posturas. El cuerpo se beneficia considerablemente con los estiramientos y los ejercicios de relajación. Los métodos de meditación son increíbles para hacer que el cerebro aprenda a alejar la angustia y las preocupaciones y a conectarse con el presente.

yoga
X