Alimentación ESP

Diez alimentos que no debería almacenar dentro del refrigerador

Si es como la mayoría de las personas, seguramente que en su refrigerador o frigorífico apenas quede un hueco libre. La buena noticia es que muchos alimentos que solemos almacenar en el refrigerador no necesitan estar en ambientes frescos para mantenerse en buen estado. De hecho, algunos de los ingredientes más utilizados pueden permanecer durante días y hasta semanas sobre la mesada de la cocina o dentro de la alacena antes de echarse a perder.

La pregunta es…¿qué diez alimentos podemos desterrar del refri?

1. Tomates

La mayoría tiende a arrojar las compras dentro del refrigerador apenas llega del supermercado. Algunos alimentos, como los tomates, no necesitan mantenerse frescos.

De hecho, saben mejor si se los deja madurar al aire libre. Almacenar tomates en el refrigerador, en muchos casos, suele ser sinónimo de enchastre. La única excepción a la regla es haber utilizado sólo la mitad de la fruta. En ese caso, deberá guardar lo que sobra en un sitio fresco.

Tomatoes

2. Cebollas

Al igual que los tomates, las cebollas no se benefician de estar en el refrigerador. No sólo les quita el sabor y las ablanda, sino que favorece el crecimiento de moho. Además, consumir cebollas en mal estado puede ponerlos en riesgo a usted y a su familia.

En cambio, guarde las cebollas en un lugar fresco, oscuro y bien ventilado— como una alacena. Como ocurre con los tomates, las cebollas cortadas deben almacenarse dentro del refrigerador, aunque no por mucho tiempo. De cualquier manera, asegúrese de colocarlas en una bolsa o recipiente herméticos.

shutterstock_280285526

3. Ajo

El ajo: el mejor amigo de las sopas y salsas, que puede apestar el ambiente si se lo deja sobre la mesada o dentro de una alacena.

De todos modos, almacenarlo dentro del refrigerador también puede ser un problema. Con el frio, su textura se vuelve gomosa, desarrolla moho y puede comenzar a echar brotes— nada de esto suena apetitoso. Por eso, guarde los ajos dentro de un recipiente en un lugar fresco y oscuro, lejos del refrigerador.

garlic

4. Pan

No se puede negar que, si se lo almacena dentro del refrigerador, el pan dura más que dentro de la alacena. Definitivamente, tarda más en ponerse mohoso.

Pero hay un gran problema con almacenar este producto en el refrigerador: de inmediato, perderá la humedad y se resecará. ¿Y qué sentido tiene todo esto? Bien, si planea consumir el pan en los próximos días, déjelo sobre la mesada de la cocina, a temperatura ambiente. Esto permitirá que se mantenga (relativamente) fresco durante semanas o meses.

Whole Grain Bread

5. Papas

Es cierto, las papas pueden durar más— no se preocupe, no le crecerán brotes espantosos— si se las almacena dentro del refrigerador. Pero recuerde que las temperaturas bajas transforman el almidón en azúcar, lo que hace que el producto adopte una textura arenosa y pierda el sabor.

En cambio, guarde las papas dentro de una bolsa de papel y colóquelas en un sitio oscuro y fresco, como en la alacena o el sótano. De esta manera, se mantendrán en buen estado sin perder el sabor.

shutterstock_266205179

6. Miel

¿Alguna vez trató de sacar miel de un frasco que estuvo toda la noche dentro del refrigerador? Toda una odisea. En la mayoría de los casos, la miel se cristaliza y se endurece, por lo que no se le puede dar ningún uso.

No existe motivos por los que deba almacenar la miel dentro del refrigerador. Se mantendrá en perfecto estado, incluso después de haber sido abierta, en cualquier alacena a temperatura ambiente.

honey

7. Albahaca

Como sucede con cualquier planta herbácea, la albahaca no se beneficia de permanecer en el refrigerador. De hecho, si lo hace, perderá su sabor y su aroma únicos y ya no tendrá sentido incorporarla a la salsa para el espagueti de la noche.

En cambio, trate a la albahaca como si fuese un ramo de rosas. Colóquela en un florero con agua fresca y déjela sobre la mesada de la cocina para que todos puedan admirarla.

shutterstock_275817977

8. Frutas sin madurar

El problema de almacenar frutas verdes en el refrigerador es que tardan muchísimo en madurar. De hecho, es probable que adopten un sabor extraño que no le agradará a ningún miembro de su familia.

Lo mejor que puede hacer es dejar las frutas sin madurar sobre la mesada, a temperatura ambiente. Una vez que estén maduras, cómalas de inmediato o guárdelas en el refrigerador. Pero no las deje allí por mucho tiempo, ya que se se pudrirán y desarrollarán moho.

avacado

9. Aceite de cocina

Como utilizamos aceite de cocina en casi cualquier receta, lo más común es querer almacenarlo en el refrigerador— lo que, en teoría, lo mantendría fresco por más tiempo.

Sin embargo, esto hará que el producto se solidifique y adopte un sabor particular, por lo que se hace imposible de usar. Lo ideal es guardar los aceites de cocina (de maní, de oliva o de colza) en un lugar fresco y con poca luz.

Olive Oil

10. Café

Los granos de café pueden permanecer frescos por más tiempo si se los almacena en el refrigerador. No obstante, tendrá que pagar un precio extra: el producto pierde su sabor casi por completo. En el peor de los casos, los granos de café pueden absorber el sabor de otros alimentos dentro del refrigerador.

Para evitar esta situación desagradable, guarde sus granos en una bolsa hermética dentro de la alacena. Sólo asegúrese de consumir el producto al cabo de un par de semanas.

Coffee

Share This Article

X