Dieta para el hipotiroidismo: Qué comer y qué evitar

El hipotiroidismo es una patología que se produce cuando el cuerpo genera una cantidad insuficiente de hormonas de la tiroides, que “ayudan a controlar tu crecimiento, cicatrización y metabolismo”, según Healthline.

Esto sucede en una tiroides poco activa, y puede provocar síntomas como la fatiga, depresión, ganar peso y pérdida de cabello. Si bien una dieta por si sola no puede curar esta condición, ciertos alimentos contienen nutrientes que pueden ayudarte a mejorar el funcionamiento de la tiroides. Por otro lado, hay algunos productos que pueden acabar causando un mal mayor. Continúa leyendo este artículo para conocer qué comer y qué evitar si padeces hipotiroidismo.

Qué comer

Pescados

El pescado, en particular el fresco, es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, sobre los cuales el Dr. Axe menciona que son “esenciales para el balance hormonal y el funcionamiento de la tiroides”.

Esta fuente añade que cuando estos ácidos están equilibrados con los niveles de omega-6 en tu dieta, el omega-3 también puede “reducir inflamaciones y contribuir al a un funcionamiento neurológico saludable”. Intenta comer pescado graso como el salmón de Alaska, sardinas del Pacífico y la caballa del Atlántico una o dos veces a la semana, para sentir el máximo de sus beneficios.

Algas

Siempre es importante comer vegetales, aunque en este caso en particular nos referimos a las algas, plantas marinas tales como kelp, nori, kombu y wakame, las cuales son fuentes ricas en yodo.

El yodo es una parte esencial en la dieta, y en especial en aquellas personas con una tiroides poco activa. ¿A qué se debe esto? Como explica MindBodyGreen, “si se tienen niveles escasos de yodo, esto se vuelve un limitante en la producción de hormonas en la tiroides, y acabarás malogrando el funcionamiento de la misma”.

Comidas altas en fibras

Una dieta alta en fibras – alrededor de 30 a 40 gramos al día – es una recomendación habitual para quienes tienen hipotiroidismo, ya que “contribuye a la regularidad intestinal y puede ayudarte a mantener un peso saludable”, dice LiveStrong.

Si bien algunas comidas de granos integrales como el pan y cereales están entre las más conocidas formas de consumir estos nutrientes, también puedes obtener gran cantidad de fibras de granos, lentejas, semillas y muchas otras frutas y vegetales.

Frutas y vegetales

Las frutas y vegetales no solo son una buena fuente de fibras para personas con una tiroides poco activa, sino que también son ricas en una gran variedad de antioxidantes, vitaminas y minerales sobre los cuales el Dr. Axe indica que “son necesarios para combatir ir daños de radicales libres y reducir la inflamación”.

Adicionalmente, esta fuente también dice que las frutas y vegetales son beneficiosos para “apoyar una digestión saludable, la función cerebral, la salud cardiaca, el balance hormonal y el peso saludable”. Si bien la mayoría de este tipo de alimentos son aceptables, los vegetales crucíferos y ciertas frutas, como los melocotones o duraznos, peras y fresas, deben ser consumidos en moderación.

Semillas germinadas

Las semillas, aparte de ser una excelente fuente de fibras para aquellos con hipotiroidismo, también ofrecen un tipo de ácido graso omega-3 llamado ALA, el cual según DavidWolfe.com “juega un rol importante en el correcto balance hormonal y funcionamiento saludable de la tiroides”.

Sumado a esto, tener suficientes grasas de este tipo en tu dieta puede ayudar a la función cerebral, bienestar emocional, y mantener los niveles de azúcar estables para mantener un peso saludable. Prueba a añadir semillas de chía, cáñamo o lino a batidos, avenas o dulces horneados para mejorar el consumo de ALA.

Comidas ricas en probióticos

Todos deberíamos comer una dieta que incluya alimentos ricos en probióticos, ya que son fantásticos para nuestro intestino, el cual juega un rol sorprendentemente relevante en nuestra salud en general. Dr. Axe recomienda a las personasque tienen problemas de hipotiroidismo que consuman comidas como “el kéfir, yogurt orgánico de leche de cabra, kimchi, kombucha, natto, sauerkraut y otros vegetales fermentados”.

Añade que estas comidas ayudan a mejorar el intestino y a crear un espacio saludable para el buen balance de la microflora bacteriana.“Alivian las inflamaciones, mejoran el desempeño del sistema inmune, aportan mejoras nutricionales y disminuyen el síndrome de intestino permeable”.

Nuez de Brasil

Las nueces son una de las comidas que pueden llegar a ser muy saludables, siempre y cuando se coman en moderación y sin sal, por supuesto. Por ejemplo, las nueces de Brasil son una buena forma de obtener diariamente la dosis recomendada de selenio, “un oligoelemento que está altamente concentrado en la glándula tiroides y juega un rol esencial en la producción de hormonas”, escribe Prevention. Para tener suficiente selenio al día, todo lo que necesitas ¡es comer dos nueces de Brasil!

“Condiciones autoinmunes como el Hashimoto pueden causar aumento en la inflamación”, dice Lisa Marley, RDN, coautora del libro The Essential Thyroid Cookbook,  a Prevention. “Gracias a sus cualidades antioxidantes, el selenio puede ayudar a calmar o disminuir la inflamación”.

Solo recuerda no consumir selenio en exceso. No es necesario consumir más de 400 microgramos al día. Health.com indica que mucha cantidad de este nutriente puede causar mal aliento, pérdida de peso, uñas descoloridas e incluso fallas cardiacas.

Granos

Los granos y legumbres son una gran fuente de proteínas, además de varios otros nutrientes y minerales importantes. Estos también pueden mejorar los niveles de energía, lo cual es importante para las personas con hipotiroidismo, que frecuentemente se encuentran escasas de fuerzas.

Qué evitar

Vegetales crucíferos

Como se mencionó previamente, ciertos vegetales conocidos como “vegetales crucíferos” es mejor consumirlos en moderación, o a ser posible, evitarlos por completo. En esta categoría se incluyen plantas como el brócoli, col rizada, coles de Bruselas, así como otras verduras tales como la coliflor, los rábanos y los nabos.

Quizás te preguntes el porqué de esto. Everyday Health explica que “estos alimentos pueden interferir con la producción de hormonas en la tiroides en caso de tener deficiencia de yodo”. A lo que WholeNewMom.com añade que estos usualmente son conocidos como “alimentos bociógenos”, porque pueden “causar un alargamiento o bocio en la tiroides”.

Gluten

La sensibilidad al gluten es común en personas con hipotiroidismo, aunque en muchos casos no lo sepan. Como resultado, esta patología muchas veces no es diagnosticada. Como explica DavidWolfe.com, “una sensibilidad al gluten sin diagnosticar puede causar inflamación, deficiencia de nutrientes y problemas hormonales”. La nutricionista Julie Ching recomienda hacer pruebas sobre la tolerancia al gluten antes de eliminarlo de la dieta.

Si tienes una tiroides poco activa, es recomendable evitar el gluten por completo. Eso significa alejarse de comidas hechas de harina, cebada y centeno. También, para ir sobre seguro, asegúrate de leer las indicaciones de los productos cuidadosamente y buscar comidas que claramente estén libres de gluten.

Azúcar

Si bien dulces como el chocolate, los caramelos y los pasteles son sin duda deliciosos, es mejor que sean consumidas con moderación, o evitados del todo, especialmente en quienes sufren hipotiroidismo.

Everyday Health explica que esto es porque, al tener una tiroides poco activa, el metabolismo puede verse entorpecido, haciendo que “sea más fácil ganar peso si no tienes cuidado”. Adicionalmente, el azúcar puede “contribuir a perturbaciones hormonales, fatiga, cambios de humor y a un empeoramiento de la depresión”, dice el Dr. Axe.

Soya o soja

De acuerdo con Everyday Health, “durante mucho tiempo ha existido la preocupación sobre el potencial negativo que ciertos compuestos de la soya o soja – llamados isoflavonas – pueden tener sobre la tiroides”. Particularmente, porque según algunos estudios se ha encontrado que su consumo en exceso puede incrementar la probabilidad de que la persona desarrolle hipotiroidismo.

Otros estudios han determinado que, si se tenía un problema previo de la tiroides, consumir soya “puede interferir con la habilidad de absorber los medicamentos para la tiroides”. Por este motivo, es mejor consumirla en moderación o evitar del todo productos a base de este ingrediente, tales como el tofu, edamame, miso y cualquier comida hecha con proteína de soya aislada.

Productos de harina refinada

No debería ser una sorpresa que productos hechos con harina de trigo refinada – como pan blanco, pastas y cereales – es mejor que sean evitados, especialmente en quienes tienen una tiroides poco activa.

No solo tienen poco valor nutricional, sino que el Dr. Axe menciona que tienen un “impacto negativo en el nivel hormonal y pueden contribuir a un aumento de peso”. Si decides consumir harina, se recomienda escoger productos hechos con “granos integrales ancestrales al 100 por ciento  (como la quinua, el alforfón, etc..)”.

Comidas grasosas

Las comidas grasosas nunca son saludables o una decisión acertada en lo que se refiere a la dieta. Pero seamos sinceros, todos nos damos un gusto de este tipo de vez en cuando (algunos más que otros). Para quienes están lidiando con el hipotiroidismo, es mejor mantenerse alejados de estas comidas en todo momento.

Everyday Health entrevistó a Stephanie Lee, MD, PhD, jefa asociada de endocrinología, nutrición y diabetes en el Centro Médico Boston y profesora asociada a la Escuela de Medicina de ña Universidad de Boston  en Massachusetts, la cual advierte que las grasas pueden perturbar la habilidad del cuerpo para absorber las medicinas de reemplazo hormonal de la tiroides y la propia habilidad de esta glándula para producir hormonas.

Dicha fuente también recomienda mantenerse alejados de comidas grasosas como la mantequilla, la carne y, obviamente, cualquier alimento frito.

Comidas procesadas

Todos hemos caído víctimas de la comodidad de las comidas procesadas. A pesar de saber lo perjudiciales que son las comidas procesadas para nosotros, una gran cantidad de personas continúa basando buena parte de su dieta diaria en comidas procesadas y empaquetadas. Muchas veces es por conveniencia. Todos tenemos vidas tan ajetreadas, que a veces es más sencillo poner alguna comida congelada en el horno y servirla para la cena, o llenar la mochila de nuestros hijos con meriendass empaquetadas. Desafortunadamente, estos productos  son realmente malos para nosotros, en particular para las personas que tienen hipotiroidismo.

“Las comidas procesadas tienden a tener mucho sodio, y las personas con hipotiroidismo deberían evitar el sodio”, dice Ruth Frechman, RDN, nutricionista en Los Ángeles y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética. Las personas con una tiroides poco activa tienen el riesgo de tener una presión sanguínea alta, y una dieta alta en sodio aumenta ese riesgo.

Para evitar comidas altamente procesadas o  abundantes en sodio, lee bien las etiquetas nutricionales. Escoje siempre  la opción que contenga la menor cantidad de sodio. “Según lo indicado por la American Heart Association, las personas cuyo riesgo de presión sanguínea alta sea elevado, deberían restringir el consumo de sodio a solo 1.500 miligramos al día”, escribe Everyday Health.

Café

Una taza de café caliente es una parte importante en la rutina mañanera de muchas personas. Lo usamos para despertarnos, para calentarnos en una fría mañana o incluso como un complemento a una buena conversación. Lamentablemente, el café no es bueno para nuestra tiroides, y en particular para aquellos con hipotiroidismo, porque bloquea la capacidad del cuerpo de absorber los sustitutos hormonales.

“Las personas que estaban tomando sus medicamentos para la tiroides con su café matutino presentaban niveles anormales de tiroides, y no podíamos entender por qué”, dice Stephanie Lee, MD, PhD, a Everyday Health.

Alcohol

A la mayoría de nosotros nos gusta relajarnos con un poco de alcohol de vez en cuando, especialmente durante algún encuentro social, pero este hábito puede causar un caos en los niveles de hormonas de la tiroides e incluso afectar a la capacidad del cuerpo para producir esta sustancia. “El alcohol parece tener un efecto tóxico en la glándula tiroides y suprime la habilidad del cuerpo para usar las hormonas”, indica Everyday Health.“Lo más recomendable es que quienes sufren de hipotiroidismo corten por completo su consumo de alcohol o  lo tomen con moderación”.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X