Alimentación ESP

Descubra siete asombrosos beneficios para la salud de comer ajo

En el mundo fantástico el ajo ha sido reconocido por su capacidad para mantener alejados a los seres malignos — para ser más precisos, a los vampiros sedientos de sangre. En realidad, este alimento sí que es muy poderoso cuando se trata de salud y bienestar. De hecho, contiene alicina un compuesto orgánico azufrado que fortalece el sistema inmunológico, mejora la salud cardiovascular, reduce la inflamación y le sirve de agente antibacterial al organismo durante una intoxicación.

Recuerde, el ajo crudo es el que tiene mayores propiedades. Así que tápese la nariz y lea atentamente los siguientes siete beneficios de esta apestosa pero increíble planta…

1. Protege su corazón

Muchos estudios vinculan una alimentación rica en comidas a base de ajo con efectos positivos en la salud cardiovascular — entre las que se incluyen niveles de colesterol más bajos, presión sanguínea regularizada y función arterial más eficiente. De hecho, una investigación realizada por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory reconoce que el dialil trisulfuro, un componente presente en el aceite de ajo, es mucho tan seguro a la hora de proteger su corazón como el sulfuro de hidrógeno que se les administra a los pacientes después de haber sufrido un ataque cardiaco o durante una intervención quirúrgica.

Una investigación llevada a cabo con ratones de laboratorio reveló que los roedores a los que se les administraba dialil trisulfuro después de padecer un ataque cardiaco tenían 61% menos riesgos de sufrir daños en el corazón. Otra investigación que sirvió de soporte es la de las Monografías E de la Comisión de Alemania (muy parecida a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), que reveló que los glóbulos rojos son capaces de transformar el azufre del ajo en gas de sulfuro de hidrógeno, el cual dilata los vasos sanguíneos y, como consecuencia, regula de manera saludable la presión sanguínea y disminuye los riesgos de desarrollar una enfermedad cardiaca.

2. Cuida sus huesos

Los resultados de un largo estudio realizado por científicos de la Universidad de Anglia del Este junto a King’s College, ambas con sede en Londres, revelaron que aquellas mujeres que seguían una dieta rica en vegetales con alto contenido de vegetales del género allium, como el ajo, eran menos propensas a padecer osteoartritis.

Dicho estudio se encargó de monitorear a 1.000 individuos saludables y las mujeres que ingerían con regularidad ajos, cebollas y raíces efectivamente tenían menos posibilidades de desarrollar esta enfermedad que impacta sobre las articulaciones. También se descubrió que los compuestos de allium son muy útiles para tratar a los pacientes con osteoartritis.

3. Tiene propiedades antiinflamatorias

¿Alguna vez le dijeron que el ajo era un poderoso antiinflamatorio? Para ser más precisos, el aceite de ajo sirve como tratamiento para dolores musculares y para la inflamación de las articulaciones al aplicarse sobre la zona afectada.

Un estudio publicado en la revista Food and Chemical Toxicology pudo comprobar los efectos a corto plazo del ajo crudo para tratar la inflamación, gracias a la presencia de citoquinas proinflamatorias en la planta. Sin embargo, los investigadores advierten que al hervir los extractos de ajo se pierden muchos de sus beneficios.

4. Acaba con la comezón que causan los hongos

Muy pocas personas encontrarían una relación directa entre este alimento y el pie de atleta pero múltiples investigaciones afirman que, entre sus numerosos beneficios, el ajo tiene propiedades antimicóticas y es capaz de frenar el crecimiento excesivo de los hongos. Además, contiene propiedades microbianas muy importantes, específicamente aquellas que derivan del compuesto activo ajoene (o allium sativum), por lo que poner sus pies en remojo en este mejunje le aportará el alivio que tanto necesita para la comezón causada por el pie de atleta.

Según el Dr. Lawrence D. Rosen, jefe del área de medicina integral pediátrica del Centro Médico de la Universidad de Hackensack en Nueva Jersey, el ajo es una alternativa natural muy efectiva a la hora de tratar todo tipo de infecciones micóticas.

5. Disminuye los riesgos de padecer cáncer de pulmón

Un grupo de investigadores del Centro Provincial para el Control y la Prevención de Enfermedades en Jiangsu, China, llegaron a la conclusión de que aquellas personas que ingerían ajo con frecuencia tenían menos posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón. Los descubrimientos fueron publicados en la revista Cancer Prevention Research y durante el estudio se monitorearon los hábitos alimenticios de 1.424 pacientes con cáncer de pulmón y 4.543 adultos saludables.

Los resultados revelaron que los individuos en edad adulta y en buen estado de salud que consumían ajo dos veces a la semana reducían los riesgos de padecer este tipo de cáncer en un 44%. Como si esto fuera poco, el ajo crudo tiene un efecto dosis-respuesta en aquellas personas que ya tienen la enfermedad. Lo positivo de la situación es que este alimento natural puede llegar a tener quimiopreventivos que posiblemente se utilicen en el futuro para tratar la afección.

6. Protege su cerebro

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de alimentos buenos que mejoran la función cerebral es el pescado. Sin embargo, un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur (MUSC, por sus siglas en inglés) sugiere que condimentar este tipo de carne con un poco de ajo es una forma efectiva de ayudar a destruir las células cancerosas en el cerebro (o glioblastomas, un tipo de tumor cerebral muy dañino y hasta fatal) y protege a este órgano de desarrollar tumores malignos.

Los científicos de la MUSC, que suelen publican sus descubrimientos en una revista científica que cubre todo tipo de información referida al Cáncer, detallaron 3 tipos de compuestos organosulfurados específicos presentes en el ajo: DAS, DADS y DATS. Todos ellos fueron capaces de desterrar células cancerosas del cerebro de los participantes de la investigación.

7. Refuerza el sistema inmunológico

El ajo crudo tradicionalmente ha sido utilizado para aliviar los síntomas típicos del resfriado. Sin embargo, los médicos de St. Joseph Family Medicine Residency en Mishawaka, Indiana, descubrieron que el uso profiláctico común de este alimento(es decir, utilizar el ajo para prevenir enfermedades) también resulta ser muy prometedor a la hora de reducir la frecuencia de aparición de resfríos en adultos.

La misma investigación reveló, por desgracia, que el ajo no es capaz de disminuir la duración de los síntomas una vez que la persona contrae la enfermedad. Por otro lado, un estudio realizado por la Universidad Estatal de Washington asegura que el dialil sulfido, un compuesto presente en este alimento, sirve para curar enfermedades intestinales e intoxicaciones provocadas por bacterias de tipo Campylobacter.

Share This Article

X