Alimentos que provocan acidez: cómo controlar el reflujo ácido

La acidez estomacal es una afección dolorosa que afecta a un 20 por ciento de la población cada semana. Los síntomas de la acidez son una sensación de opresión y dolor en el pecho, que suele estar causada por el reflujo ácido, esto es: cuando el ácido del estómago se libera en el esófago. El ácido estomacal corroe el revestimiento del esófago y puede causar daños duraderos.

Si experimenta ardor de estómago con frecuencia, es posible que padezca una enfermedad denominada reflujo gastroesofágico (ERGE, por su abreviación). El estilo de vida y la salud en general son factores importantes en los síntomas de acidez. Perder el exceso de peso, dejar de fumar y dormir en una posición elevada pueden disminuir la probabilidad de reflujo ácido.

El tipo de alimentos que ingiere -y la cantidad- pueden agravar el reflujo ácido, provocando acidez. Si sufre de acidez, intente comer porciones más pequeñas, distribuidas en 4-6 comidas al día. Sobrecargar el estómago puede hacer que el ácido pase al esófago. Lleve un diario de alimentos para identificar cuáles pueden estar desencadenando su acidez. No es necesario que elimine totalmente estos alimentos de su dieta, pero la moderación puede ayudar a mantener a raya la acidez.

A continuación, le presentamos 15 de los alimentos más proclives a provocar acidez estomacal, y que usted puede tratar de evitar para aliviar el reflujo ácido.

Alcohol

El alcohol puede ser un gran desencadenante de los ataques de acidez. El vino tinto y la cerveza son especialmente propensos a causar reflujo ácido. El alcohol relaja el esfínter esofágico, permitiendo que el ácido estomacal suba. Beber alcohol con una comida copiosa es una receta para el desastre, ya que aumenta el riesgo de reflujo ácido. Si disfruta de una bebida con la comida, coma porciones más pequeñas para minimizar el riesgo de acidez.

Comida frita

Los alimentos grasos pueden ser brutales para una persona que sufre de reflujo ácido. Aunque los alimentos fritos parezcan crujientes, retienen gran parte del aceite en el recubrimiento. Los alimentos con alto contenido en grasa tardan más en digerirse, lo que ejerce presión sobre el estómago y el esófago. Esto aumenta el riesgo de reflujo ácido debido al tiempo que el estómago permanece lleno. En lugar de los alimentos fritos, intente asar o escalfar sus comidas. Esto no sólo ahorra calorías, sino que puede protegerlo/a de la acidez.

Comida picante

El efecto de la comida picante sobre el ardor estomacal es interesante. Muchas personas se quejan de un ardor de estómago masivo después de consumir un plato picante, pero otras pueden encontrar que la comida picante las ayuda a calmar su acidez crónica. La comida picante puede afectar los niveles de ácido del estómago, creando un entorno más hostil que puede favorecer el reflujo ácido. Si cree que la comida picante puede desencadenar su acidez, intente reducir el picante en sus comidas.

Tomates

Los tomates -frescos o en conserva- pueden ser un importante desencadenante de acidez estomacal. Aunque son verduras increíblemente saludables, los tomates tienen un alto contenido de ácido, por naturaleza. Esto puede alterar el estómago, causando reflujo ácido mientras se digiere la comida. Tenga cuidado con los tomates que se utilizan para cocinar. Una deliciosa salsa para la pasta podría volverse en su contra esa misma noche. Tenga en cuenta también los condimentos con alto contenido en tomate y ácido, como el kétchup y la salsa.

Naranjas

El jugo de naranja de su desayuno podría estar provocándole acidez estomacal a última hora del día. Las naranjas y otros cítricos tienen un alto contenido en ácido, lo que puede provocar reflujo ácido. En lugar de los cítricos, opte por alimentos muy alcalinos; entre ellos están las bayas, las manzanas, las peras, los plátanos y el melón. Si insiste en beber o comer alimentos cítricos, intente tomarlos lo más temprano posible en el día. Esto minimizará el riesgo de ardor de estómago, ya que muchas personas lo experimentan en la cama o mientras descansan.

Menta

El té y los caramelos de menta son conocidos por calmar el malestar estomacal, pero esta hierba puede empeorar la acidez. El efecto adormecedor de la menta puede relajar el esfínter esofágico, dejando que el ácido del estómago ataque el esófago. Si busca tratamientos naturales para la acidez estomacal que sustituyan a la menta, considere el jengibre. El jengibre es un alimento natural que reduce las náuseas. Disfrute de un té de jengibre antes de acostarse para reducir la posibilidad de sufrir acidez estomacal durante la noche.

Carne vacuna

La carne vacuna puede parecer inocua a la hora de provocar acidez. Por desgracia, la carne vacuna puede tener un alto contenido en grasa, lo que puede provocar reflujo ácido. Los cortes caros como el filet mignon, el porterhouse, el bife de lomo de New York y las chuletas (T-bone) son todos cortes de carne con alto contenido en grasa. En su lugar, opte por cortes magros de carne vacuna. Entre ellos se encuentran la punta de solomillo, el top round, el ojo de bife y el solomillo superior. Los cortes de ternera con poca grasa pueden ser duros, así que marínelos o guíselos para obtener mejores resultados.

Café

Beber café todo el día puede provocar acidez. El café tiene un alto contenido en ácido -el cual sabemos que puede exacerbar el reflujo ácido-. Cualquier bebida con alto contenido de cafeína también puede causar acidez. La cafeína relaja el esfínter esofágico, lo que permite que el ácido estomacal dañe su cuerpo. El café sin cafeína también puede tener un alto contenido en ácido (aunque esté libre de cafeína). La clave es la moderación; disfrute de su café por la mañana, pero no lo beba todo el día.

Queso

El queso es naturalmente alto en grasa. Los alimentos ricos en grasa pueden relajar el estómago y retrasar la digestión. Esto ejerce presión sobre el esfínter esofágico y puede dejar que el ácido se cuele. Los quesos con alto contenido en grasa son el cheddar, el queso crema, el gouda, el parmesano y el queso azul. Los quesos bajos en grasa son el requesón, la ricota y cualquier otro tipo con poca grasa. Las salsas de queso pueden ser especialmente perjudiciales, ya que suelen incluir mucha nata y mantequilla.

Refrescos

Los refrescos pueden ser muy perjudiciales para las personas que padecen reflujo ácido. Muchas variedades de refrescos tienen un alto contenido en ácido, como las colas y las bebidas con sabor a fruta. El dióxido de carbono de los refrescos también es un peligro. La burbuja puede forzar la apertura del esófago, dejando que el ácido suba. Si la carbonatación de los refrescos le provoca ardor de estómago, pruebe a dejarlos reposar un rato para que pierdan un poco de gas. El agua es siempre una mejor opción.

Chocolate

El chocolate es una triple amenaza. Tiene un alto contenido en grasa, lo que significa que tarda más en ser digerido. Tiene un alto contenido en cafeína, la cual relaja el esfínter esofágico y puede dejar que el ácido estomacal suba. Y, también, es un relajante natural que libera hormonas del placer en el cuerpo: esta acción también puede relajar el esfínter. El chocolate es un alimento especialmente perjudicial si se padece acidez estomacal. Las mujeres embarazadas deben ser precavidas, ya que, si bien pueden desearlo, corren un alto riesgo de sufrir acidez.

Ajo

El ajo y la cebolla son desencadenantes habituales para las personas que sufren acidez estomacal. Muchas personas consideran que el ajo es un alimento saludable y recomiendan comerlo cuando el estómago está revuelto. Sin embargo, si sufre de acidez estomacal, intente eliminar el ajo y la cebolla de su dieta para ver si esto ayuda con sus síntomas. En su lugar, condimente su comida con diferentes hierbas para realzar el sabor.

Sal y pimienta

Muchas personas sufren de ardor estomacal después de ingerir alimentos picantes. Puede que reaccionen con los chiles, pero nunca consideran que la simple pimienta podría ser su desencadenante. La pimienta puede ser bastante picante, pero la damos por sentada como una especia normal. La sal es otro gran desencadenante de la acidez. Los estudios han descubierto que las personas que consumen dietas con alto contenido en sal tienen un mayor riesgo de desarrollar acidez. Reduzca el riesgo siguiendo una dieta baja en sodio y vigilando las cantidades de especias.

Mantequilla

Aunque sabemos que los alimentos grasos pueden causar acidez, la forma de cocinar los alimentos también puede influir. Freír en mantequilla y aceite puede añadir calorías y grasas no deseadas a su comida. En su lugar, opte por una sartén antiadherente y utilice sólo un toque de spray para cocinar. La parrilla y la cocción al vapor también son buenas opciones. Resístase a añadir mantequilla sobre las verduras cocinadas. En su lugar, espolvoree algunas hierbas para darles sabor.

Caramelo

Los dulces son una mala elección para las personas con acidez. El azúcar puede ser uno de los peores culpables del reflujo ácido. Evitar los alimentos con azúcar añadido puede ayudar a frenar su acidez crónica. Los azúcares naturales de las frutas pueden estar bien, pero escuche a su cuerpo. Los caramelos también pueden contener vitamina C añadida, la cual se utiliza para darles sabor y por sus cualidades como conservantes. Esto puede hacer que los caramelos sean muy ácidos, lo que los convierte en un alimento doblemente peligroso.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X