Alimentos populares que todos los diabéticos deben evitar

La diabetes es posiblemente el problema de salud más importante al que se enfrenta actualmente Norteamérica. Con un número cada vez mayor de personas a las que se les diagnostica diabetes de tipo 2 – el tipo de diabetes que suele aparecer más tarde en la vida y que a menudo puede relacionarse directamente con la dieta y el estilo de vida-, el problema amenaza con desbordar los centros de salud en los próximos años.

Ello se debe a que el diagnóstico de diabetes supone para el individuo una serie de graves consecuencias para su salud, desde un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y renales hasta la pérdida de la vista. Incluso puede provocar la pérdida de ciertas partes del cuerpo, como los brazos y las piernas, porque suele afectar a la circulación. Por todas estas razones, es absolutamente vital que cualquier persona con diabetes entienda los alimentos que debe intentar evitar cada día.

Carbohidratos

Empecemos por todo un grupo de alimentos: los carbohidratos. Aunque es casi imposible eliminar los carbohidratos por completo, los pacientes con diabetes deben tratarlos de forma muy diferente a los demás. Esto se debe a que el cuerpo descompone los carbohidratos en azúcares o glucosa. Esto puede elevar los niveles de azúcar en sangre hasta puntos que podrían presentar complicaciones para la salud.

Por ejemplo, si ignoras tus niveles de azúcar en sangre mientras sigues comiendo muchos carbohidratos -como panes, cereales o comida basura como caramelos- podrías ponerte en riesgo de dañar seriamente tus nervios y vasos sanguíneos y órganos principales como el riñón y el corazón.

Source: Shutterstock

Bebidas azucaradas

Podría decirse que las bebidas azucaradas como los refrescos, los zumos, el té o el café (con azúcar añadido) representan el producto alimenticio más peligroso que puede consumir una persona con diabetes. Hay un par de razones para ello: en primer lugar, es muy fácil consumir una gran cantidad de azúcar muy rápidamente al beber algo como un refresco normal (no de dieta), que puede contener aproximadamente 40 gramos de azúcar o más, dependiendo del tamaño del envase.

En segundo lugar, como no se requiere ningún proceso para descomponer los líquidos, el cuerpo puede absorber ese azúcar mucho más rápido, lo que significa que los niveles de glucosa en la sangre pueden descontrolarse muy rápidamente. Para evitarlo, intenta evitar las bebidas azucaradas y en su lugar opta por el agua sin gas o carbonatada o los zumos sin azúcar, el café y el té.

Alimentos con alto contenido en grasas trans

Existe un poderoso movimiento para retirar los alimentos con grasas trans de los estantes de las tiendas, pero es un proceso largo y arduo y puede que no se elimine por completo este tipo de alimentos. En caso de que no esté familiarizado con ellas, las grasas trans se producen mediante la adición de hidrógeno a las grasas insaturadas en un esfuerzo por estabilizarlas.

Puede encontrar las grasas trans en la margarina, la crema de leche y muchos productos de panadería. Hoy en día, lo más probable es que las encuentre en establecimientos más pequeños que venden cosas como magdalenas, pasteles y donuts. Aunque las grasas trans no provocan un aumento directo de los niveles de azúcar en la sangre, pueden dificultar el procesamiento de la hormona que regula la glucosa en la sangre, un problema grave para los diabéticos.

Pan blanco

Durante gran parte de finales del siglo XX, el único tipo de pan ampliamente disponible era el pan blanco. Bajo en fibra, pero, posiblemente, alto en sabor, era increíblemente popular. Incluso hoy en día, con el auge de alternativas como los panes multicereales e integrales, el pan blanco sigue estando ampliamente disponible.

Y eso supone un problema para las personas con diabetes. ¿Por qué? Porque la mayor parte del pan blanco está muy procesado y no ofrece casi nada de fibra, lo que significa que se descompone rápidamente en glucosa que puede provocar un aumento de los niveles de azúcar en sangre. Esto no sólo puede suponer un problema para los órganos principales, como el corazón y los riñones, sino que incluso puede provocar una disminución de la función cerebral. Para evitar este problema, opte por el pan integral y modere su consumo general de pan.

Arroz blanco

Al igual que el pan blanco, el arroz blanco está muy procesado – tan procesado, de hecho, que la mayor parte de la fibra que se encuentra originalmente en él se elimina por completo. Por eso el arroz blanco tiene un sabor tan diferente al del arroz integral, que tiene un alto contenido en fibra y está menos procesado (de ahí que tarde más en cocinarse).

Al igual que el pan blanco, el arroz blanco se descompone en glucosa mucho más rápido, lo que provoca un pico en los niveles de azúcar en la sangre. Esta evolución puede ser peligrosa para cualquier persona con diabetes, ya que pone en peligro la funcionalidad de órganos importantes, como el cerebro, el corazón y los riñones. Si te apetece comer arroz, prueba el arroz integral y vigila su consumo.

Yogurt

El yogur ha adquirido una buena reputación entre los nutricionistas y la gente corriente, sobre todo por la reciente fascinación por los probióticos, o bacterias “buenas”. El yogur contiene probióticos, que pueden ayudar a la digestión.

Sin embargo, muchos tipos de yogur siguen teniendo un alto contenido en grasa, potencialmente perjudicial para la cintura y el corazón, y mucho azúcar añadido, lo que puede plantear serios problemas a los diabéticos que vigilan de cerca sus niveles de glucosa en sangre. Así pues, debes moderar el consumo de yogur o buscar un yogur sin azúcar añadido.

Leche

La leche, y en particular la leche descremada baja en grasa ha adquirido una sólida reputación entre los expertos en dietas y fitness debido a sus altos niveles de proteínas y calcio. Juntos, pueden ayudar a mantener la sensación de saciedad y a mantener unos huesos sanos.

Pero la leche contiene una gran cantidad de azúcar, aunque no siempre tenga un sabor especialmente dulce. Por supuesto, la leche con chocolate es incluso más dulce que la leche blanca. Así que, si eres diabético, asegúrate de vigilar la cantidad de leche que consumes y, en general, trata de evitar la leche con chocolate o productos lácteos con sabores similares.

Cereales de desayuno

Los cereales siguen dominando las mesas de desayuno de los norteamericanos, igual que hace décadas. Y hay una buena razón para ello: no sólo hay una enorme variedad de ofertas de cereales para el desayuno, sino que muchas de esas opciones están cargadas de azúcar en un esfuerzo por atraer a los niños.

Eso, por supuesto, es un gran problema si tienes diabetes. Al igual que el pan blanco o las bebidas azucaradas como los refrescos, los cereales dulces para el desayuno pueden provocar un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, lo que pone a un individuo diabético en peligro de sufrir daños en sus nervios, vasos sanguíneos y órganos principales. Si le gustan los cereales para el desayuno, busque un producto con menos azúcar y más fibra.

Bebidas de café endulzado

En las dos últimas décadas se ha producido un notable aumento de los establecimientos de cafés especiales que ofrecen una enorme variedad de bebidas a base de café, desde el capuchino hasta el café con leche o el frappuccino. Y prácticamente todos se han adaptado añadiendo todo tipo de jarabes de azúcar, para deleite de los clientes.

Pero eso es un gran problema para los diabéticos, que deben controlar de cerca su consumo de azúcar. Es posible que una persona no sea plenamente consciente de la cantidad de azúcar que contienen estas bebidas, ya que tradicionalmente el café no ha estado tan cargado de líquidos dulces. Vaya a lo seguro y limítese a las bebidas americanas o espresso sin azúcar.

Miel

La miel ha experimentado un notable retorno gracias, en gran parte, a la reciente aversión al azúcar procesado. Para ayudar a aumentar las ventas, los responsables de varios productos a base de miel han comercializado sus productos como totalmente naturales y, por lo tanto, más saludables que los productos que contienen azúcar tradicional.

Pero eso es bastante engañoso. Aunque algunos tipos de miel son más naturales y menos procesados, pueden provocar un aumento repentino de los niveles de azúcar en sangre. Además, si se cree en la afirmación de que es “totalmente natural”, se podría consumir miel en exceso, lo que supondría un grave peligro. Al igual que con el azúcar procesado, vigile su consumo de miel si tiene diabetes.

Mezcla de frutos secos

A primera vista, las mezclas de frutos secos parecen bastante saludables: suelen incluir frutos secos y fruta. Pero también puede incluir muchas cosas poco saludables, como patatas fritas o trozos de chocolate. Además, la fruta está casi siempre deshidratada, lo que significa que ha sido procesada de modo que lo que queda son pequeños trozos cargados de azúcar. Algunos productos de mezcla de frutos secos pueden incluso añadir un poco de azúcar u otro tipo de edulcorante por si acaso.

Por eso, es importante leer atentamente la etiqueta nutricional de cualquier mezcla de frutos secos comprada en la tienda para asegurarse de que no es una simple alternativa a los dulces. Mejor aún: haz tu propia mezcla de frutos secos y elige componentes que no lleven azúcar adicional. Y por último, vigila tu consumo: la mezcla de frutos secos tiene un alto contenido en grasas, calorías y proteínas, por lo que no necesitas más que un puñado o dos.

Pretzeles

Los pretzeles tienen una reputación bastante decente en lo que a aperitivos salados se refiere. Esto se debe a que no suelen tener tanta grasa ni calorías como las patatas fritas o las patatas fritas de maíz, aunque suelen tener un alto contenido en sodio.

Pero los diabéticos deben pensar más allá de la grasa, las calorías y el sodio. Deben tener en cuenta cómo se descompone el cuerpo los pretzeles. Por ejemplo, como los pretzeles suelen tener un alto contenido en carbohidratos y poca fibra, se descomponen en glucosa muy rápidamente. Eso puede provocar un pico repentino de la hormona que regula la glucosa en la sangre, que es precisamente lo que los pacientes con diabetes necesitan evitar. Por lo tanto, asegúrese de limitar su consumo de pretzeles y evite los que añaden azúcar a la mezcla, como los pretzeles cubiertos de chocolate o yogur.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X