Alimentos comunes que desencadenan la gota

La gota es una enfermedad dolorosa que afecta entre el 1 y el 2 por ciento de los norteamericanos a lo largo de su vida. Aunque la gota puede acabar desapareciendo por sí sola, puede durar años. Los ataques de gota duran aproximadamente una semana, y la mayoría de los enfermos sufren varios ataques al año.

La gota no tratada puede provocar riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. La gota crónica también puede provocar cálculos renales. La gota está causada por una acumulación de ácido úrico en la sangre. Se cristaliza en las articulaciones, siendo el dedo gordo del pie la localización en el cincuenta por ciento de los casos. Esto se llama “podagra”.

Los síntomas de un ataque de gota pueden controlarse con antiinflamatorios no esteroideos y otros medicamentos. La prevención de los ataques de gota radica en la dieta. Hay una serie de alimentos que pueden desencadenar un ataque de gota. Estudios recientes han descubierto que muchos de los vegetales que creíamos causantes de ataques de gota pueden, de hecho, disminuir el riesgo. Entre estos alimentos se encuentran los frijoles, las arvejas y las verduras de hoja verde.

A continuación, mencionamos 10 alimentos que suelen desencadenar la gota (intente evitarlos o ingerirlos con moderación, para mantener la gota a raya).

Pescado

Si sufre ataques de gota, es conveniente que se mantenga alejado de los alimentos con alto contenido en purina. Los niveles moderados de purina en su dieta tal vez no afecten la gota, pero los niveles altos lo harán. Los pescados con altos niveles de purina incluyen el arenque, las sardinas, la carpa, el bacalao, el eglefino, el salmón, la trucha, el atún y las anchoas. La ingesta de pequeñas cantidades de estos alimentos no debería producir un ataque agudo, sin embargo, una dieta rica en pescado con purina puede hacerlo.

Alcohol

El consumo de alcohol es uno de los mayores desencadenantes de un doloroso ataque de gota. Los estudios han demostrado que la cerveza, en particular, es peligrosa. Un estudio realizó un seguimiento de 47,000 hombres durante 12 años y descubrió que el 2% de ellos desarrolló gota. Los que tenían más alcohol en su dieta tenían un riesgo mucho mayor.

Una ración de cerveza al día puede aumentar el riesgo en un 50%. La cerveza, en particular, tiene altos niveles de purina, lo que explica su mayor componente de riesgo. Otras bebidas alcohólicas que deben evitarse son los licores fuertes y el vino.

Cafeína

La cafeína es un diurético, lo que significa que puede reducir el agua de su cuerpo. Esto es peligroso si sufre de gota. Los cristales de ácido úrico están suspendidos en la sangre, pero, si usted se deshidrata, pueden cristalizarse en sus articulaciones. Beber demasiado puede hacer que su cuerpo se deshidrate.

Beber una taza de café al día está perfectamente bien, pero evite tomar varias tazas al mismo tiempo. Esto podría ser suficiente para desencadenar un ataque de gota.

Vísceras

Los órganos de los animales suelen tener altos contenidos de purina, lo que hace que sean un desencadenante de la gota. Evite el hígado, el corazón, los pulmones y el bazo de los animales. El hígado de ternera es el más alto en purina, con 460 mg de purina por porción. Las carnes rojas no orgánicas también pueden tener un alto contenido de purina. Pero, por ejemplo, el pollo sólo tiene un nivel moderado de purina, lo que significa que es seguro comer esta proteína magra.

Alimentos fritos

Los alimentos grasos pueden desencadenar un doloroso ataque de gota, por lo que hay que evitar los alimentos fritos. Se ha demostrado que las personas con un índice de masa corporal más alto tienen más riesgo de desarrollar gota. Los alimentos fritos no sólo pueden desencadenar un ataque, sino que podrían ponerlo/a en riesgo de padecer gota crónica.

Aléjese de los alimentos fritos en aceite y también de los alimentos preenvasados que tenga que hornear. Estos pueden estar recubiertos de un empanado que contiene altos niveles de aceites para conseguir una textura crujiente.

Carne vacuna

La carne vacuna es uno de los alimentos que, en su totalidad, tiene mayor cantidad de purina (todo el animal tiene desde niveles moderados a altos). Algunos de los cortes con la cantidad más alta son la chuleta de ternera, el solomillo de ternera, las costillas de ternera, el asado de ternera y la paleta de ternera. La carne vacuna también tiene un alto contenido en grasa, lo que también puede desencadenar un ataque.

Otros alimentos de carne roja, como el cordero y el cerdo, también contienen altos niveles de purina. No es necesario que elimine por completo estos productos de su dieta, pero comerlos con mucha moderación puede ser beneficioso.

Soda

Beber refrescos es peligroso si se corre el riesgo de padecer gota. Los estudios han demostrado una relación directa entre las bebidas endulzadas con fructosa y los ataques de gota. Muchas variedades de refrescos están endulzados con fructosa. Los estudios demuestran que el aumento de la incidencia de la gota en las últimas décadas está relacionado con el aumento del consumo de sodas.

El riesgo de gota ha aumentado de 16 casos por cada 100,000 personas en 1977 a 42 casos por cada 100,000 personas en 1996. Las sodas populares también tienen cafeína, lo que puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque de gota. La cafeína puede causar deshidratación porque es un diurético. Esto puede hacer que el ácido úrico de su cuerpo se cristalice, desencadenando un ataque de gota.

Salsas pesadas

La gota solía ser conocida como la “enfermedad de los hombres ricos” y, ciertamente, puede ser causada por salsas ricas y recargadas. Muchas salsas y aderezos tienen un alto contenido en grasa, lo que supone un riesgo de ataque de gota. Estas salsas también suelen ser añadidas a las carnes, como el bistec y la carne asada, por lo que el riesgo es doble. Las salsas que debe evitar son la salsa marrón y la blanca, la salsa bearnesa, la salsa bechamel y la salsa holandesa.

Mariscos

En las ciudades cuya economía se basa en la pesca, los casos de gota son mucho más pronunciados. Esto puede deberse al aumento de marisco en sus dietas. El marisco contiene una cantidad moderada de purina, pero su consumo regular podría llevar al cuerpo al límite y provocar un ataque de gota. Los mariscos con alto contenido en purina son la langosta, las vieiras, las almejas y el cangrejo.

Además de que el pescado tiene un alto contenido en purina, es fundamental llevar una dieta variada que contenga más proteínas que las del marisco.

Jugo de frutas

Las frutas son tan saludables que puede resultar difícil considerarlas causantes de la gota. Los jugos de fruta tienen niveles de azúcar de fructosa naturales y artificiales. Comer frutas enteras en sí está bien porque la fibra soluble limita la liberación de los azúcares. En comparación, los jugos de fruta son como agua azucarada pura.

Un estudio reveló que las mujeres que beben líquidos ricos en fructosa tienen un riesgo 74% mayor de padecer gota. Las bebidas ricas en fructosa pueden aumentar los niveles de ácido úrico. Manténgase alejado del jugo de naranja especialmente, ya que los estudios han descubierto que este jugo en particular conlleva un alto riesgo.

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X