Azúcar ESP

9 consejos deliciosos para vencer los antojos de azúcar

¿Sabía que el norteamericano promedio consume aproximadamente media taza de azúcar refinado diariamente?— ¡y esa cifra solo representa el punto medio de nuestros bocadillos, gaseosas, cereales, caramelos e irresistibles galletas! No caben dudas de que los dulces son tentadores. No obstante, la buena noticia es que se puede superar un antojo de azúcar por medio de estos nueve consejos…

1. Identifique los factores perturbadores del azúcar

La mayoría de los antojos y de la compulsividad hacia el azúcar no son resultado de hambre real — estos son motivados por la ira, por estrés, aburrimiento o pérdida del control — y es parte de la naturaleza humana enterrar esos sentimientos incómodos en los alimentos. Sin embargo, confrontar sus emociones le dará una nueva sensación de control sobre su vida (opuesta a la de comerse sus sentimientos) y le ayudará a luchar contra los antojos de azúcar del futuro con una mejor comprensión de su origen. Página siguiente…

2. Conocer mecanismos de adaptación más saludables

Ahora que entiende por qué desea comer azúcar, encontrar mecanismos de adaptación más saludables para trabajar sus emociones lo detendrá de zambullirse en ese medio litro de helado cuando tenga un día laboral estresante. En vez de comer, haga ejercicio físico, medite, tome una siesta, reciba un masaje, dé un paseo con su mascota, llame a un amigo y despéjese, lea un libro o escuche música con el fin de ayudar a relajarse. Página siguiente…

3. Aleje el azúcar refinado de su vista

Si no puede evitar agarrar un paquete de galletas y ahogarse en él por la noche, entonces prohíba los productos altos en azúcar refinado en su casa. Mantener dulces apetitosos en su casa solo lo dejará propenso a tentarse por el dulce cuando se encuentre en sus momentos más débiles. Página siguiente…

4. Proporcione alternativas saludables de meriendas

Ahora, eso no significa que nunca podrá disfrutar de algo dulce en su vida. Solo haga su mejor esfuerzo por proporcionar alternativas naturales y saludables al azúcar, en lugar de calorías vacías. Es decir, en lugar de caramelos y galletas, llene sus armarios y nevera con frutas y vegetales frescos, frutas secas, nueces y golosinas naturales como la miel, el jarabe de arce o de algarrobo. Página siguiente…

5. Cambie las bebidas azucaradas

Cambie esas bebidas azucaradas: las mezclas de jugos y los refrescos también contribuyen a su ingesta diaria de azúcar. Así que intercámbielas por bebidas naturales y sin azúcar añadido como los tés de hierbas, el agua carbonatada con una rebanada de fruta fresca o bayas congeladas y agua con un poco de puré de fruta fresca añadido. Página siguiente…

6. Coma comidas balanceadas

Si tiene hambre durante el día y cede a comer de la máquina expendedora del trabajo, intente comer al menos tres comidas balanceadas diariamente. Una comida sana y equilibrada contiene una parte de carbohidratos complejos (por ejemplo, frutas, verduras y granos integrales), una de grasa saludable (es decir, aceites vegetales, frutos secos, productos lácteos o pescados altos en grasas Omega-3) y una de proteína magra (pollo, pavo, pescado, carne magra, nueces o fríjoles). Mantenerse saciado con alimentos saludables logrará que sus niveles de insulina no se disparen, que es lo que causa los antojos de azúcar y de carbohidratos. Página siguiente…

7. Nunca salga de su casa con hambre

Si asiste a una fiesta o evento familiar con hambre, podrá predecir que va a comer la comida más dulce y grasienta cuando se la ofrezcan. Así que hágase un favor y coma un pequeño y saludable bocadillo antes de salir. Tendrá menos probabilidades de sentirse desenfrenado por los dulces si es que no llega a su destino con un hambre voraz. Página siguiente…

8. Suplementos

Muchas personas anhelan el azúcar debido a un desequilibrio nutricional. Por esta razón, hable con su médico o nutricionista acerca de cómo complementar su dieta. O incorpore un multivitamínico diario a su régimen para garantizar que esté recibiendo una dosis equilibrada de vitaminas y minerales. Página siguiente…

9. Practique amarse a sí mismo

Todos nos sobreconsentimos de vez en cuando. Es fácil quedarse atrapado en un ciclo malsano de antojos de azúcar seguido de vergüenza y culpabilidad. Si se deja llevar, aprenda a perdonarse a sí mismo y a olvidar. Después de todo es un ser humano. No se centre en lo negativo, en cambio, mire positivamente hacia el futuro y utilice esta motivación para volver a la pista de una alimentación saludable.

X