Nutrición ESP

8 razones de salud para decirle SÍ al salmón salvaje

Hay muchos beneficios para la salud al incorporar salmón salvaje a su dieta. El salmón salvaje come otros peces (a diferencia de los salmones cultivados que pueden ser alimentados con rellenos o inyectados con antibióticos para su producción en masa), lo que significa que son ricos en ácidos grasos omega 3 (o grasas saludables), altos en proteína y bajos en grasas saturadas (grasas malas).

Aquí presentamos ocho razones para decirle “Sí” al salmón salvaje en su plato.

1. Ayuda a tener una visión saludable

Una investigación del Centro Médico de la Universidad de Maryland descubrió que las dietas ricas en ácidos grasos esenciales omega 3 (prominentes en el salmón) pueden disminuir la aparición de riesgos de degeneración macular relacionados con la edad (o AMD) — la principal causa de pérdida de la visión en las personas en los últimos 50 años. Los ácidos grasos omega 3 también han sido acreditados por disminuir los ojos irritados o secos y otras cuestiones relacionadas con la visión.

2. Mejora la piel

Si lucha contra el acné, el enrojecimiento o la piel arrugada y flácida, comer salmón salvaje puede ser mejor para usted que cualquier crema humectante costosa. Los dermatólogos en Yale vincularon una dieta rica en ácidos grasos omega 3 con una piel más joven, hidratada y menos propensa a problemas. ¿Por qué? Porque los ácidos grasos esenciales reponen el envejecimiento de la piel con los lípidos, las moléculas naturales que mantienen la elasticidad y la flexibilidad de la piel. Y fuentes ricas en proteínas, como el salmón, fomentan la producción de colágeno que beneficia la piel.

3. Estabiliza la presión arterial

Si tiene presión arterial alta, debería considerar comer salmón semanalmente para disminuirla y evitar esos picos peligrosos. En una investigación de la Facultad de Medicina de la Escuela de Medicina de St. George en Londres; se descubrió que el citrato de potasio, igual que el cloruro de potasio (un suplemento recomendado a menudo para la presión arterial alta), funciona igual de bien para prevenir la presión arterial alta (hipertensión). Sin embargo, el citrato de potasio se encuentra naturalmente en los alimentos (como el salmón salvaje).

4. Refuerza la memoria

Si quiere belleza y capacidad cerebral pues más le vale comer salmón salvaje, según un estudio publicado en el Diario de Nutrición, el cual vinculó al salmón (o a los ácidos grasos omega 3) con la mejora de la memoria y los procesos cognitivos. El estudio supervisó ratas con dietas altas en aceite de pescado y ratas con dietas bajas en el mismo y encontró que mientras más de esta sustancia había en la dieta, mejores eran el rendimiento de la memoria y la agilidad mental.

5. Ayuda a mantener un peso saludable

Si está luchando con su peso, incorporar una fuente saludable de grasas, como las que se encuentran en el salmón salvaje, alejará los antojos del hambre y lo mantendrá satisfecho mucho después de haberlo consumido debido a la forma en la cual este alimento se digiere. El salmón salvaje es también una gran fuente de proteínas, selenio, niacina, vitamina B12 y B6, fósforo y magnesio, los cuales brindan una nutrición general balanceada.

6. Reduce el colesterol

Si su colesterol está llegando a terrenos peligrosos, préstele atención a la investigación de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos que vinculan el consumo de salmón (un par de veces por semana) con la reducción de los triglicéridos (o colesterol malo) y la reducción general del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

7. Versátil, saludable y sabroso

Por razones puramente apetitosas (y aún así saludables), el salmón salvaje puede ser incorporado en una variedad de comidas de muchas formas. Por ejemplo, yo pongo salmón ahumado o en trozos en un omelet, en un sándwich o sobre una ensalada; además de platos de pasta, sofritos, patés y hamburguesas de salmón ¡Las posibilidades de esta fuente saludable de grasa y proteína son tan deliciosas como infinitas!

8. Disminuye el riesgo de padecer cáncer

Durante mucho tiempo seguro ha escuchado afirmaciones relacionadas con la salud que afirman que las grasas omega 3 reducen el riesgo de ciertos tipos de cáncer (es decir, cáncer de próstata y rectal). Se encontró que fuentes de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como el salmón salvaje y otros peces de agua fría disminuyen el riesgo de sufrir cáncer, según una investigación de Medicina de Stanford.

X