Alimentación ESP

8 disuasivos y estimulantes inesperados del apetito

La mayoría de nosotros no somos lo suficientemente fuertes como para resistir la dulce tentación causada por las galletas de chocolate — especialmente cuando mamá utiliza su receta secreta. Sin embargo, si está tratando de alejarse de los dulces, mamá no está siendo de mucha ayuda. Hemos descubierto ocho disuasivos y estimulantes del apetito que pueden afectar y causarle pérdida de apetito o comer en exceso…

1. Atenúe el hambre con la iluminación

¿Sabías que la iluminación de ambiente, la iluminación romántica o la atenuación de la luz en realidad tienen un efecto represivo sobre el apetito? Investigaciones hechas por la Universidad de Alimentos de Cornell estudiaron el efecto de la iluminación en dos grupos — con uno utilizaron una luz suave y con el segundo utilizaron iluminación regular (comida rápida). Los comensales con la luz suave no sólo comían más lentamente sino que también consumían menos alimentos (y calorías) en general.

2. Hacer ejercicio y comer menos

Podría asumir que una clase de spinning sudoroso lo rejuvenece. Sin embargo, la investigación publicada en la revista americana de fisiología “American Journal of Physiology” reveló que una hora de cardio de alta intensidad disminuía el apetito hasta dos horas después de un entrenamiento gracias a los niveles de grelina segregados, una hormona que hace suprimir el apetito.

3. Comer en rojo chino

El rojo no sólo señala los STOP en las carreteras. Parece que el tono de alerta también funciona en los comensales. Cuando un estudio en el 2012 (publicado en el diario del apetito “Appetite journal”) utilizó platos rojos y platos azules para estudiar el efecto de los colores en los restaurantes, descubrió que los participantes del estudio bebieron menos de los vasos rojos en comparación con los azules y comían menos de los platos rojos que de los azules.

4. Elimine el hambre con vinagre

No a todas las comidas les queda bien un chorrito de vinagre, pero si su salsa de pasta o pizza puede beneficiarse con un poco de vinagre de vino tinto o balsámico, puede frenar su tendencia a comer en exceso. Los estudios avalan que los efectos supresores del hambre del ácido acético, o sea del vinagre puede bajar el azúcar en la sangre (y mantener el índice glucémico normal) al comer comidas ricas en carbohidratos hasta un 35 por ciento. Los alimentos fermentados que contienen ácido acético también tienen el mismo efecto (por ejemplo, las remolachas en escabeche).

5. Sumérjase en esa música

Como en la comida, los individuos tienen ciertos gustos cuando se trata de la música que se reproduce durante la cena. Por ejemplo, los investigadores en un estudio del 2012 publicado en Informes Psicológicos revelaron que esa sutil música de fondo mientras disfruta de una comida puede frenar la tendencia de comer en exceso, mientras que al mismo tiempo, al no gustarle una cierta melodía puede inducirlo a comer en exceso debido a la ansiedad o desprecio.

6. Un pedazo de chocolate oscuro

Mientras que el pastel el helado y los brownies de chocolate pueden ser la pesadilla de su cintura en expansión, comer un trozo de chocolate oscuro puro (no de leche) puede realmente ayudarle a sentirse lleno más rápidamente. El estudio publicado en el diario de nutrición y diabetes demostró que, cuando las personas recibían un pequeño pedazo de chocolate oscuro, tendían a elegir comidas más saludables cargadas de menos calorías, grasa y dulce.

7. Reprimir el apetito con almidón resistente

Las papas, los plátanos y el arroz podrían ser prohibidos en las populares dietas bajas en carbohidratos aunque estos alimentos pueden ser un aliado de las dietas según los investigadores de la Universidad de Utah. El almidón resistente (un tipo de fibra dietética) contenido en los granos, las legumbres, el arroz, las bananas y las papas en realidad puede ayudar a suprimir el apetito y a evitar comer en exceso.

8. Satisfacer el apetito con aromaterapia

El olor es responsable de casi el 90 por ciento del buen gusto, según los científicos de la Fundación para la investigación y Tratamiento de los Olores y Sabores, que afirman que las esencias aromáticas como la menta y la manzana verde en velas y en aceites esenciales pueden satisfacer al cerebro — o en otras palabras, engañarlo al creer que el cuerpo ya ha consumido un pedazo de pastel de manzana o un palito de menta.

X