Dieta ESP

8 consejos sobre dietas de moda que deben pasarse por alto

Cuando se trata de dietas de moda, ya sabe que la mayoría de los consejos que promueve no colaboran con una dieta saludable. Una dieta no es una reparación temporal ni una píldora mágica — es un cambio de estilo de vida que pondrá sus hábitos alimenticios en el camino correcto.

Así que antes de considerar una dieta de moda que amenaza con poner su peso en una peligrosa espiral, considere, en cambio, seguir su sentido común y hacer caso omiso a los siguientes ocho consejos que predican las dietas de moda…

1. Haga las cosas a lo grande o váyase a casa

Como con cada cambio importante de la vida, tiene que empezar a incrementarse poco a poco. Después de todo, no se inscribiría en una carrera de 5 millas sin ir siquiera a trotar en la actualidad, ¿o sí? Renovar su dieta también debe ser un proceso gradual si de verdad quiere ver resultados. Demasiadas restricciones en su plan de alimentación a la vez harán que se frustre y renuncie.

2. Favorecer ciertos alimentos

Un signo revelador de una dieta de moda es responsabilizar ciertos alimentos o grupos de alimentos. Por ejemplo, una dieta que predique que solo puede perder peso con una dieta alta en proteínas, sin grasa ni carbohidratos, no es realista. En realidad, el cuerpo requiere una mezcla bien equilibrada de proteínas, grasas saludables, carbohidratos complejos, vegetales y azúcares naturales y carbohidratos de frutas para llenarse de nutrientes esenciales que necesita para tener una vida activa y saludable.

3. Siga únicamente consejos de expertos

Los entrenadores personales, nutricionistas, médicos, naturópatas y mucho más — tienen sus propias creencias cuando se trata de lo que deberíamos comer. Mientras que su médico puede recomendarle seguir las recomendaciones de dieta de la Asociación Americana de Alimentos; su entrenador personal puede enlistar el uso de proteína en polvo o promover un estilo de vida vegano para una salud óptima. Tiene que encontrar lo que a usted le funcione.. Comer es una experiencia muy personal así que haga su propia investigación y elija una dieta indicada para sus necesidades, sus valores y su estilo de vida.

4. Pérdida de peso exitosa

Muchos de nosotros podemos necesitar comer más saludablemente, pero eso no significa que la mayoría tenga que perder peso. Los niveles de energía, el estado de ánimo, el sueño, el peso corporal, la salud del corazón, la salud oral y demás se ven afectados por lo que comemos. Así que ¿cómo puede medir el éxito de un cambio de dieta en la pérdida de peso? La respuesta corta es que no se puede. Además, monitorear puramente su éxito basándose en perder algunas libras lo dejará desalentado y renunciará rápidamente.

5. Prohibir todos los alimentos favoritos que sean “malos”

Comer un poco más saludable significa cosas diferentes para cada individuo. Por ejemplo, mientras usted podría necesitar frenar su paladar dulce, yo tengo que frenar mi tentación hacia los carbohidratos vacíos, como la pasta blanca y las galletas. Sin embargo, en lugar de prohibir todas sus comidas favoritas para siempre, intente sustituirlas con alternativas más saludables y dejar espacio para disfrutar de su versión de una indulgencia una vez por semana. Después de todo, si es un gran adicto al chocolate, ¿cuánto éxito cree que va a tener si intenta alejarse del chocolate para siempre? ¡No mucho! Pero puede incorporar chocolate oscuro o algarrobo en su cocción y disfrutar de unos pedazos por semana. Eventualmente, seguro no lo deseará tanto.

6. Buscando la delgadez

Hay un montón de personas supuestamente “delgadas” en el mundo que no son saludables. Seguro que algunos podrían serlo, pero otros recurren a medios drásticos para mantenerse en forma — como la privación de alimentos, pastillas para adelgazar y procedimientos quirúrgicos que nunca deben ser considerados ejemplos de buena salud. En lugar de comenzar una dieta para ser delgado, mejore sus hábitos alimenticios para sentirse más enérgico, ser más activo, dormir mejor y enfermarse con menos frecuencia. Si se produce la pérdida de peso, considérelo solo como otro beneficio de sus nuevos hábitos alimenticios.

7. Las calorías son el enemigo

No, las calorías no son el enemigo cuando se trata de una dieta saludable. Y mientras que algunos de nosotros podemos necesitar reducir la cantidad de calorías que comemos, el cuerpo requiere una cierta cantidad de calorías para sobrevivir, prosperar y ser activo. Cortar la cantidad de calorías que come de manera drástica puede realmente hacer que su cuerpo retenga grasa porque creerá que usted tiene hambre. Lo mismo ocurre con el azúcar y las grasas; no todos los azúcares (es decir, el azúcar natural de la fruta) y las grasas (es decir, ácidos grasos omega 3 y 6 del salmón, nueces y aguacates) son malos para usted. De hecho, necesita cantidades equilibradas de cada grupo alimenticio para sobrevivir.

8. Visión limitada de la dieta

Las dietas de moda suelen centrarse en una sola cosa: perder peso. Sin embargo, todos sabemos que la pérdida de peso drástica, demasiado rápida y en demasiada cantidad no es saludable ni sostenible. Al centrarse en un aspecto de cualquier dieta (es decir, cortar calorías o carbohidratos) es, con frecuencia, inútil ya que no se concentra en el panorama completo: mejorar la salud. En cambio, céntrese en beneficios personales pequeños de su nueva dieta — energía mejorada, ropa más suelta, más confianza, mejor piel, mejor sueño — y eso lo mantendrá motivado.

X