Comida Rápida ESP

5 Cosas que no sabía sobre los perros calientes

Cada año, las personas en los Estados Unidos engullen el equivalente a unos

¡5 mil millones de perros calientes!

Ahora, su favorito puede ser un perro caliente con chili, un perro caliente bañado en chucrut, un perro caliente empanizado, o uno con frijoles y salchichas — pero a pesar de todo esto, la ingesta americana masiva de estos bocadillos de cerdo es tan notoria que disfrutar de un perro caliente se ha vuelto, bueno, en un pasatiempo nacional.

Se lo advierto, la dura y desagradable verdad sobre los perros calientes puede ser difícil de digerir y, cuando considere los siguientes cinco hechos que probablemente no sabía acerca de los perros calientes, usted podrá reconsiderar su afición por los hot dogs…

1. ¿Qué es lo que realmente contiene ese perrito que está comiendo?

Mi padre solía decir: “Sabes lo que hay en un perro caliente, ¿cierto?, labios de cerdo, orejas ¡y hocicos!” La ridícula idea de que un delicioso perro caliente de verdad pudiera contener tales ingredientes nunca había perturbado a esta amante de los perros calientes. Sin embargo, parece que mi viejo padre no estaba muy lejos de la verdad. Según funcionarios en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los perros calientes pueden contener músculos esqueléticos, estómago de cerdo, hocico, bazos, labios e intestinos. ¿Todavía se le antoja uno?

2. Los perros calientes tienen una alta incidencia de objetos extraños

Parece que no solo tiene que preocuparse porque estén compuestos de bazos y labios de cerdo. No, ha habido muchos informes de salchichas contaminadas con objetos extraños — entre los que se incluyen gomas, trozos de vidrio, tornillos y pedazos de máquinas de procesamiento— lo cual los convierte en uno de los alimentos más consumidos en Norteamérica con más alto riesgo de contaminación ¡por objetos extraños!

3. Los perros calientes están propensos a contaminación transmitida por alimentos

Y si una banda de caucho que proviene de la calle no lo hace alejarse de su bocadillo de cerdo favorito, esto sí podría hacerlo. Los perros calientes son uno de los alimentos con mayores probabilidades de transmitir Listeria. Esta intoxicación mortal transmitida por los alimentos ocasiona síntomas tales como náuseas, vómitos, calambres y dolor estomacal, diarrea, infecciones en la sangre y hasta la muerte y es comúnmente provocada por salchichas y otras carnes procesadas.

4. Los perros calientes están vinculados con la crueldad hacia los animales

Hay fieles amantes a los animales allá afuera que nunca soñarían siquiera con tocar un perro caliente y también hay quienes pasan los fines de semana haciendo parrilladas y asando unas Franks con su mejor amigo perro en el patio trasero. Sin embargo, la turbia verdad detrás de las salchichas es que los cerdos utilizados para hacerlas son a menudo tratados injustamente. Por ejemplo, las personas miembros de Personas por el Tratamiento Ético de los Animales (PETA) comparten historias de horror sobre el tratamiento de los cerdos en las granjas; muchos son amontonados en establos y graneros donde no caben, son heridos, golpeados y hasta son alimentados con sus propios desperdicios.

5. Los perros calientes son peligrosos para su salud

Si las 4 diapositivas anteriores no lo han alejado de las salchichas, ¡el impactante contenido de grasa en un perro caliente estándar debería! Una salchicha comprada en una tienda regular obtiene aproximadamente el 85% de sus calorías de la grasa y la mayoría de esa grasa es saturada (o grasas malas) — cargadas de sodio, productos químicos y colesterol. Incluso las llamadas salchichas ligeras y dietéticas o salchichas de pavo siguen siendo una pesadilla para las personas que están a dieta.

Share This Article

X