Embarazo ESP

10 mejores ejercicios para las mujeres embarazadas

El ejercicio es maravilloso para las mujeres embarazadas. Reduce la inflamación (estoy hablando especialmente de los tobillos hinchados), mejora la digestión y el sueño, reduce el estreñimiento y el dolor de espalda, aumenta la energía y el estado de ánimo, ayuda a aliviar el dolor muscular, ayuda a mantener el peso saludable y deja los músculos flexibles para el estrés del parto.

Es por ello que tan solo 30 minutos diarios de ejercicio suave también pueden ser muy beneficiosos para las mujeres embarazadas y para el bebé. Los siguientes tipos de ejercicio son perfectamente seguros y recomendados para las mujeres embarazadas…

1. Natación

La natación es uno de los tipos más terapéuticos y seguros de ejercicio para las futuras mamás. ¿Por qué? Debido al efecto de gravedad reducida del agua, las mujeres embarazadas pueden tomar ventaja de la flotabilidad para hacer ejercicios cardiovasculares. Así que trate de dar unas vueltas en la piscina a su propio ritmo y de disfrutar de la sensación de ligereza en el agua que le ayudará a perder cualquier kilo extra del embarazo.

2. Yoga

El yoga es otra gran forma de ejercicio para ayudar a alinear el cuerpo y la mente. No solo entrena el cuerpo a través de suaves estiramientos que mejoran el tono muscular, y la flexibilidad sino que hace que los movimientos sean mucho más fáciles (sobre todo cuando lleva otra a persona adentro). Un régimen semanal de yoga Hath también preparará la mente para el estrés del parto.

3. Caminar

Es una excelente actividad física cardiovascular y estimula la circulación de la sangre, lo cual reduce la inflamación en las articulaciones (como las rodillas hinchadas y los tobillos) debido al soporte de peso. Además, no necesita asociarse a un gimnasio ni comprar ningún tipo de ropa de ejercicio para caminar, solo póngase ropa cómoda y un par de tenis competentes. Caminar es una gran manera de desterrar los gases y el estreñimiento y ayudará a calmar la indigestión tras una comida y a mantener su peso saludable durante el embarazo.

4. Levantamiento de pesas

El entrenamiento con pesas para mujeres embarazadas es perfectamente seguro si ya era parte de sus ejercicios de rutina antes del embarazo. Por supuesto, deberán ponerse ciertas restricciones si está cerca de su fecha de parto, como reducir la cantidad de peso que va a levantar. Sin embargo, pueden aumentarse las repeticiones para fortalecer los músculos y promover así el entrenamiento cardiovascular.

5. Zumba

Absolutamente nada consigue que su corazón bombee tanto como bailar y no porque esté embarazada tendrá que renunciar a la pista de baile. Así que suba la música latina y tome una clase de Zumba para estimular su estado de ánimo o simplemente haga los ejercicios del DVD en casa. Vaya a su propio ritmo a medida que progrese en su embarazo y tómelo con calma en los saltos. Trate de buscar alternativas más adecuadas para su peso y que cuiden las articulaciones.

6. Aeróbicos para futuras mamás

Las clases aeróbicas de bajo impacto son ideales para las futuras mamás, es por eso que encontrará un montón de clases aeróbicas personalizadas para ellas. No solo el cardio de bajo impacto ayudará a fortalecer el corazón y los músculos; tomar una clase con otras mujeres embarazadas proporcionará una comunidad segura y de apoyo para compartir experiencias, preguntas y temores.

8. Nia

Nia es un programa de ejercicio exploratorio orientado al baile que se concentra en la conexión de la mente y el cuerpo y el movimiento significativo. Con poco uso de rutinas, Nia alienta a los participantes a escuchar sus cuerpos y a responder, la idea es que si realmente lo escucha, se moverá como su cuerpo necesita físicamente y se focalizará en los dolores y la rigidez. A medida que las futuras mamás se adaptan a los cambios físicos del embarazo, un ejercicio como Nia enseña al cuerpo a moverse conscientemente y a adaptarse a las necesidades de la madre y del bebé.

9. Aeróbicos acuáticos

Hacer ejercicios aeróbicos suaves en una piscina es extremadamente ventajoso para los cuerpos de las embarazadas ya que tienen el beneficio de la flotabilidad (una ingravidez que quita la presión de las articulaciones). Muchas clases acuáticas de ejercicios evitan rebotar y se enfocan más en una combinación de ejercicios cardiovasculares para la resistencia, en ejercicios para desarrollar fuerza y en movimientos de estiramiento para construir flexibilidad.

10. Pilates

El pilates es un ejercicio particularmente beneficioso para las futuras mamás porque se enfoca en los músculos del abdomen, el suelo pélvico, y la parte trasera. Tiene movimientos suaves y controlados que mejoran la postura y el equilibrio y promueven la fuerza para tener un núcleo estable. Durante el desarrollo del embarazo podrá padecer tensión excesiva en la espalda, en el estómago y en los músculos del suelo pélvico mientras su bebé crece pero el Pilates podrá quitarle esa tensión e incluso ayudarle a preparar su cuerpo para un parto más agradable.

X