Perder Peso ESP

10 Diez cosas que las personas que intentan bajar de peso no quieren oír

Finalmente ha decidido bajar de peso. Se ha inscripto en un gimnasio, ha adoptado una nueva dieta y ha realizado cambios en su estilo de vida que lo ayudarán a bajar de peso. Se siente motivado y determinado a triunfar. Y, de pronto, llega alguien cercano y abre su bocota para decirle exactamente eso que no quiere oír. En el mejor de los casos, se sentirá enojado. En el peor de los casos, lo desequilibrará e impactará en su progreso.

A todos nos ha pasado alguna vez. Perder peso es una tarea difícil y mantenerse enfocado implica muchísimo compromiso. Su ambiente, especialmente la gente que lo rodea, puede impactar en sus logros. Probablemente ya sepa que no debe preocuparse por lo que los demás piensen o digan, pero algunos comentarios no son nada fáciles de asimilar. Si va a hacer un comentario acerca de los objetivos de pérdida de peso de una persona, sea considerado y evite decir estas diez cosas…

1. “¿De verdad crees que deberías comer eso?”

Es bastante grosero realizar este tipo de comentarios. ¿Qué sabrán ellos acerca del tema? Ni que fueran la policía alimenticia. Una persona que dice algo así piensa que, si está tratando de perder peso, debería evitar ciertos alimentos, aún cuando no sepa cuál sea su plan ni cómo intente lograr su objetivo; lo importante es que tampoco es de su incumbencia. Decirle directamente a alguien que no debería comer algo porque puede tener muchas calorías, grasas o azúcar nunca es apropiado. No tiene por qué juzgar a otros y, además, miles de dietas efectivas no restringen el consumo de grupos alimenticios completos.

2. “Bajar de peso es fácil”

Esta es una de las peores cosas que una persona puede decirle a alguien que esté intentado bajar de peso. Cada cuerpo es distinto; aunque algunos puedan bajar rápidamente 10 o 20 libras con muy poco esfuerzo, definitivamente no funciona igual para todos. Mucha gente lucha con la pérdida de peso y necesita muchos ajustes en su alimentación, en su forma de ejercitarse y en su estilo de vida general para poder lograr lo que desea. Entender las dificultades y los desafíos que atraviesa su amigo, colega, o familiar es de gran ayuda; así que, por más que bajar de peso sea algo fácil para usted, no piense que también lo es para los demás.

3. “¿Acaso has perdido algo de peso?”

Traducción: “No se nota que has perdido peso”. Al tratar de perder peso, no necesita alguien que le relate sus logros o su falta de progreso. Si se ha focalizado en su meta y ha estado siguiendo sus avances, es probable que se sienta orgulloso de usted mismo (¡y con mucha razón!). El éxito, aunque sea en pequeñas proporciones, puede ser muy motivador y, de todos modos, lleva tiempo perder peso de forma permanente. Pero, si alguien viene y le pregunta si ha perdido algo de peso, puede hacerlo sentir frustrado, ya que los demás no ven lo mismo que usted. Por lo contrario, la gente a su alrededor debe ofrecerle apoyo cuando lo necesite, en lugar de juzgarlo.

4. “Elimine los azúcares/ el gluten / los carbohidratos para poder bajar de peso”

No hay una ‘única’ forma de hacer dieta y muchas de las que eliminan grupos alimenticios completos no suelen ser del todo saludables. Estar saludable y perder peso no deberían lograrse por medio de dietas fugaces y de alto impacto. Puede acabar dejando de lado nutrientes esenciales y, es probable que, una vez que deje de hacer dieta, nuevamente suba todo el peso que había perdido. Una buena respuesta para alguien que le dé un consejo de este tipo es decirle que lleva una dieta saludable y balanceada que se adapta a las necesidades de su cuerpo y a sus objetivos. Nadie tiene por qué conocer los detalles y aprender a confiar en su enfoque lo ayudará a mantenerse enfocado.

5. “¿No habías hecho esta dieta antes?”

Recordar los fracasos del pasado es un error desafortunado común y, a la vez, fuera de lugar. Perder peso puede ser muy difícil y, muchas veces, es necesario hacer varios intentos y/o ajustes hasta alcanzar los objetivos deseados. Descubrir qué funciona para su cuerpo y qué cosas lo mantienen motivado para perder peso es todo un desafío. No hace falta que le recuerden todo lo que hizo antes, porque lo que importa es lo que está haciendo ahora. Si alguien le dice “¿No habías hecho esta dieta antes?”, no deje que esto lo afecte, confíe en usted, y concéntrese en el presente.

6. “No pierdas demasiado peso”

Esta advertencia suena bastante contradictoria. Una variante es, “No caigas en la anorexia.” Es bastante frustrante cuando todos a su alrededor no entienden que lo que en realidad está buscando es un modo de vida más saludable, con hábitos alimenticios sanos y ejercicio regular. Las personas que hacen este tipo de advertencias temen que usted se someta a largos periodos sin comer o que piense que necesita perder mucho peso para verse bien. Se trata más de inseguridades ajenas que propias. Trate de mostrarse seguro de sus decisiones y de su enfoque y la confianza se trasladará a todos los que lo rodean.

7. “Te preparé un postre especial”

Ah, llega la culpa otra vez. No hay sensación peor que esa que surge cuando alguien le prepara un postre —o mejor aún, su postre favorito —sólo para usted. Quizás esa persona no sabía que estaba intentando perder peso, pero eso no mejora las cosas. Si sabía de su dieta y preparó el postre de todos modos, esa persona probablemente no esté segura de sus propios hábitos alimenticios y quiera forzarlo a comer. Estos individuos tan insistentes lo obligarán a que se lleve las sobras del postre a casa y querrá que pruebe aunque sea un poquito. Pero no deje que la culpa se apodere de usted. Si su dieta no se lo permite, aprenda a decirles ‘no’ a los postres.

8. “Te ves muy bien así”

En un contexto diferente, que alguien le diga que se ve muy bien puede ser un comentario muy motivador. Pero, si se lo dicen mientras trata de bajar de peso, puede despertar sentimientos encontrados. En un mundo ideal, hacer elecciones saludables y mantenerse en el peso indicado para su edad y género surgen del deseo de estar saludable a nivel general, no de verse más atractivo para los demás. Nadie debería juzgarlo por su tamaño y quienes lo rodean deberían ayudarlo a encontrar el camino correcto para alcanzar un peso y un modo de vida saludables.

9. “Un poquito no te hará daño”

Existen muchas variantes, que van desde “Sólo un mordisquito” hasta “Toma una porción pequeña”. El tema es, aunque todo sea bueno si se consume moderadamente, no hay necesidad de tentar a alguien con algo que esté intentando evitar. Puede que su dieta le permita comer algo dulce de vez en cuando pero, aunque hoy sea uno de esos días, tentar a otros sólo hace que las cosas se pongan más difíciles. Una galletita o un mordisco a la torta en el momento indebido sólo lo harán querer más. Por lo que, si sabe que no debería comerlo, sea fuerte, piense en sus metas y aprenda a decir ‘No’.

10. “Simplemente coma menos”

¿Así que comer menos me hará perder peso? ¿Por qué no pensé en eso antes? Esta pregunta (y note el tono de sarcasmo) puede volverlo loco. Decirle que coma menos para bajar de peso no sólo puede ser muy poco saludable, sino que, por lo general, no funciona y puede resultar en un aumento de peso no deseado. Seguir una dieta balanceada va más allá de las cantidades ingeridas. Controlar las porciones y eliminar los bocadillos poco saludables son formas efectivas de perder peso, pero no es tan simple como comer menos. Incluso si así pierde peso, sus nuevos hábitos pueden no ser considerados saludables por los expertos de la salud. En cambio, intente enfocarse en lo que come para lograr perder peso.

X