Alimentación ESP

10 Deliciosas y saludables alternativas para la mantequilla

Independientemente de si la usa para freír, saltear u hornear — la mantequilla aporta un delicioso sabor; no obstante, si la usa excesivamente también le hará ensanchar su cintura.

Podrá maldecir a la diosa mantecosa mientras come su panecillo mañanero o su sándwich favorito al medio día, pero lo cierto es que no tiene no hace falta sacrificar el sabor para omitir esa porción de grasa, sodio y calorías extra.

Aquí le presentamos diez alternativas sabrosas y saludables para reemplazar la mantequilla…

1. Aguacate

Puede no sonar como un sustituto adecuado al hornear, pero el puré de aguacate es el emulsionante perfecto en lotes de panecillos, galletas, tortas y pasteles. No solo tiene la misma consistencia que una cucharada de mantequilla sino que también lo puede usar como su sustituto en cualquier receta. Además, no solo es fabuloso para asegurar menos calorías y más grasas saludables en su horneado; es, además, ideal para aquellos con intolerancia y alergias a los lácteos.

2. Mantequilla de Manzana

Otra forma sencilla y sabrosa de reemplazar la mantequilla en productos horneados y avena es usar mantequilla de manzana. El término “mantequilla” solo es evidente en su nombre, ya que esta (particularmente la variedad orgánica) no contiene más que la pura bondad del puré de manzana. Todos sabemos que una manzana al día es una práctica saludable.

3. Yogur Griego

¿Qué es espeso, cremoso y lleno de proteína? ¡El yogur griego! Por lo que, si sustituye esa taza llena de mantequilla en su receta de pastel o bizcocho por la mitad de la cantidad de un nutritivo yogur griego, no solo reducirá las calorías y las grasas saturadas — sino que obtendrá una torta súper húmeda y rica en proteínas.

4. Puré de Manzana

Intento incorporar una manzana a mi dieta diaria utilizándola de cualquier forma que sea posible. Cambiar la mantequilla por el puré de manzana en mis recetas horneadas sin duda marca la diferencia. El puré de manzana es súper emulsionante, lo que significa que hornea un pastel más grueso y húmedo con menos calorías y grasa, ¡así que puedo disfrutar de un pedazo más grande!

5. Hummus

El Hummus, aderezo de garbanzos y aporte Mediterráneo por excelencia, no solo es delicioso con galletas y pan pita sino que también es fabuloso para esparcirlo en un sándwich. Lo uso en lugar de la mantequilla, de la margarina y hasta de la mayonesa. Y dado que los garbanzos son ricos en proteína y antioxidantes, el hummus hace mucho más sabroso y nutritivo mi sándwich de pavo.

6. Margarina Baja en Grasa

De ninguna manera estoy promocionando la margarina como algo nutritivo. Sin embargo, en comparación con la mantequilla es el sustituto más popular para los veganos y las personas con alergias a los lácteos. Además, si opta por una margarina reducida en grasas y sin las terribles grasas trans, consumirá menos calorías y grasas sin sacrificar el sabor.

7. Aceite de Oliva

Prefiero utilizar aceite de oliva en lugar de mantequilla a la hora de cocinar o freír. Claro está que el aceite de oliva también contiene grasa, pero si considera la grasa saturada omega-3 (saludable) y las grasas trans — su corazón le agradecerá el cambio.

8. Puré de Frutas

¿Por qué conformarse con la vieja mantequilla en una tostada cuando puede ponerle una gruesa capa de puré de fresa, albaricoque, frambuesa, mango, mora, pera o melocotón? Este contiene más fibra, menos calorías y absolutamente cero grasa. Los purés de frutas a base de fruta real y pura, (no mermeladas con conservantes), son fáciles de hacer en casa usando un procesador de alimentos.

9. Aceite de Coco

Póngale una pizca de sabor del trópico a su salteado al utilizar aceite virgen de coco y aceite de oliva como emulsionante en su sartén en vez de mantequilla. El coco puede ser alto en grasas saturadas (grasas buenas), pero carece de las malas (trans) que contiene la mantequilla. Si no es un gran fanático del sabor del coco, puede optar por el aceite de semilla de lino que cuenta con los mismos atributos saludables.

10. Aceite de Canola

En las recetas en las que se necesita mantequilla derretida, se puede omitir un paso y utilizar aceite de canola, un emulsionante que reduce la grasa saturada, el colesterol y el sodio casi a la mitad. Confíe en mí. Tendrá esas galletas y panecillos listos mucho más rápido si cambia la mantequilla por este aceite y todo el mundo estará contento por ello.

X