Dieta ESP

10 Cosas que debe saber sobre la dieta Mediterránea

Probablemente usted no haya empezado su día con una caminata por una blanca playa ni buceando en un acantilado rocoso rodeado de un brillante mar azul. Sin embargo, eso no debería impedirle recibir todos los beneficios de una verdadera dieta Mediterránea.

Esta dieta se basa en consumir alimentos simples e integrales como una manera deliciosa de bajar el colesterol — y sin las reglas de una dieta tradicional. Por el contrario, la dieta Mediterránea se centra en los hábitos de alimentación y en el estilo de vida comunes de aquellas personas que viven en áreas bañadas por el mar Mediterráneo como Grecia, Italia, Francia, Portugal y España.

Las personas del Mediterráneo se benefician de su dieta en muchos aspectos. En primer lugar, sufren niveles mucho más bajos de enfermedades crónicas, lo que significa que gozan de una esperanza de vida más alta que la mayoría de los países del mundo. En segundo lugar, tienen un equilibrio entre el trabajo, el ocio y la familia y también promueven la actividad física regular y consumen una dieta saludable compuesta principalmente por pescado fresco, carne magra, frutas, verduras, granos enteros y aceites saludables para el corazón.

Aquí le presentamos 10 cosas que usted debe saber sobre la alimentación y el estilo de vida Mediterráneos…

1. Consuma Pescado en Abundancia

Los fanáticos de los mariscos se regocijarán con una dieta que recomienda un mínimo de ¡2 a 3 porciones de pescado por semana! Los beneficios están en el mismo filete. Es un hecho que una gran variedad de peces — incluyendo salmón fresco, caballa, arenque, atún azul y blanco, sardinas e incluso las anchoas — es una fuente rica de omega 3 y grasas saludables.

2. Póngale Aceite de Oliva

Claro que la dieta Mediterránea permite grasas — siempre que sean saludables para el corazón como las del aceite de oliva y no sean las grasas saturadas obstructoras de arterias presentes en las mantequillas, las margarinas, las carnes rojas y los quesos.

3. Sea Moderado con los Lácteos

Los productos lácteos bajos en grasas pueden ser muy saludables si su consumo es limitado. Es por esto que los griegos evitan la mayoría de los quesos altos en grasas y salsas a base de crema en su mesa y en su lugar utilizan el yogur griego, el cual consumen en pequeñas cantidades durante el desayuno o para acompañar sus bocadillos (es decir, tzatziki).

4. Coma Alimentos Integrales Frescos

La mayor parte de la dieta Mediterránea se basa en productos frescos, sean nueces, verduras, legumbres o frutas locales. ¡Podrá obtener un montón de vitaminas y antioxidantes de las frutas crudas y de los vegetales sin cocinar o al vapor, así como una gran cantidad de proteínas vegetarianas saludables de las legumbres y frutos secos!

5. Evite Todo lo Procesado

Ya hemos establecido que la dieta Mediterránea se centra en alimentos frescos, locales e integrales, lo que significa que todo lo envasado, enlatado o empacado se evita debido a su alto contenido de sodio, azúcar, grasa y aditivos artificiales que, en realidad, causan más daño que bienestar a nuestro organismos.

6. Solo Granos Integrales Saludables

Por supuesto que la pasta, el pan y el arroz pueden ser parte de su experiencia con la dieta Mediterránea, siempre y cuando consuma del tipo que se elabora con granos integrales — y no del tipo que se fabrica utilizando blanqueador y procesando la harina.

7. Evite el Azúcar

Una de las partes más difíciles de la dieta Mediterránea es dejar de lado el azúcar. De repente, desde su galleta favorita hasta su barra de chocolate preferida estarán fuera de su alcance. Enfóquese en azucares naturales y enteros de fuentes como fruta fresca, ensaladas de fruta y miel.

8. Salud por el Vino

Beber vino con moderación es una gran parte de la dieta Mediterránea. No obstante, tenga en cuenta que esto no es una invitación abierta a beber demasiado. Los griegos consumen solo 1 ó 2 vasos de vino por día y, en general, solo con las comidas.

9. Disfrute de Actividades Regulares

El estilo de vida que acompaña la dieta Mediterránea se centra en realizar alguna de sus actividades físicas favoritas todos los días. Independientemente de si monta en bicicleta, camina, hace jardinería, hace yoga, corre, o nada, la idea es disfrutar mientras se ejercita y mueve su cuerpo diariamente.

10. Ignore las Carnes Rojas

Si su dieta consiste principalmente de grasas animales insalubres (es decir, carne de res, de cordero y de cerdo), está sentenciado a terminar con el colesterol alto, a aumentar de peso y a tener problemas del corazón en el futuro. Es por esto que la dieta Mediterránea solo permite el consumo de pequeñas porciones de carne roja y magra, siempre con moderación. En cambio, es aconsejable que se quede con las carnes blancas como el pescado, pollo, pavo y mariscos bajos en grasa, que son fuentes de proteínas más saludables para incorporar a sus comidas.

X