Embarazo ESP

¡10 Alimentos Peligrosos que Todas las Mujeres Embarazadas Deberían Evitar!

Cada futura mamá sabe que hay ciertos alimentos que deben evitarse durante el embarazo para proteger la salud de su bebé. La lista, sin embargo, se ha vuelto tan larga y controvertida que es difícil saber que alimentos/bebidas en realidad representan un riesgo para la salud y cuáles son realmente seguros para el consumo.

Cuando se trata de embarazo, hay ciertos alimentos que definitivamente deben ser evitados. Los alimentos que son demasiado altos en mercurio o vitamina A pueden plantear un riesgo para la salud de su bebé, como los alimentos que causan enfermedades alimentarias tales como la Salmonella y la Listeriosis.

Si está preocupada por su dieta, hable con su médico para averiguar exactamente qué alimentos puede o no puede comer. Entretanto, definitivamente debe evitar comer los siguientes 10 alimentos que han sido demostrados por ser los más peligrosos cuando se trata de embarazo.

Si no elimina nada más de su dieta durante el embarazo, asegúrese de que al menos elimina los siguientes alimentos:

1. Queso Feta

El queso feta es un tipo de queso popular, utilizado en muchas ensaladas y pastas y adorado por los conocedores de alimentos en todo el mundo. Desafortunadamente, este tipo de queso (junto con otro queso suave, sin pasteurizar del que hablaremos más adelante en este artículo) se ha relacionado con enfermedades transmitidas por alimentos como la Listeriosis. Evite cualquier queso que diga ¨no pasteurizado¨ en la etiqueta y opte por alternativas más seguras como el queso mozzarella.

2. Caballa

La caballa puede ser una fuente saludable de ácidos grasos omega-3 para una persona normal, pero el alto nivel de mercurio en este pescado en particular (y algunos otros en nuestra lista) puede ser potencialmente peligroso para el bebé. Demasiado mercurio puede deteriorar el desarrollo del sistema nervioso de su bebé. Asegúrese de obtener la cantidad correcta de ácidos grasos omega-3 comiendo otros tipos de pescados sanos y seguros como el salmón, la tilapia y el camarón; y que estén además dentro de las pautas recomendadas para el consumo de mercurio (como se señala en la diapositiva 9 de este artículo).

3. Café/Té/Refrescos con Cafeína

La cantidad de cafeína que una mujer embarazada puede consumir con seguridad ha sido discutida ampliamente por muchos expertos. La cafeína puede atravesar la placenta y afectar el ritmo cardíaco de su bebé. Fuentes comunes de cafeína incluyen, pero no se limitan a, el café, té y refrescos. Muchos médicos recomiendan que las mujeres embarazadas consuman no más de 200 miligramos de cafeína por día. De promedio, una taza de 236ml de café contiene aproximadamente 95 miligramos de cafeína, una taza de té con la misma medida contiene aproximadamente 47 miligramos y una gaseosa de 354ml contiene aproximadamente 29 miligramos. Si no está seguro sobre cuánta cafeína es segura, es mejor evitarla por completo hasta que hable con su médico.

4. Queso Brie

El queso Brie, similar al queso feta, es comúnmente vendido sin pasteurizar y puede plantear riesgos potenciales para la salud suya y la de su bebé. Estos tipos de quesos blandos son comúnmente asociados a enfermedades transmitidas por los alimentos como la Listeriosis. La listeriosis puede ser muy peligrosa para las mujeres embarazadas. Tan sólo un pequeño brote de esta enfermedad puede conducir al aborto espontáneo, al mortinato o a enfermedades graves en los recién nacidos. Siempre revise la etiqueta y evite cualquier alimento que indique estar “sin pasteurizar”.

5. Embutidos

Los alimentos procesados deben evitarse durante el embarazo. Estas carnes se han relacionado con Listeriosis, una enfermedad transmitida por los alimentos peligrosos que pueden causar aborto espontáneo, una enfermedad grave en incluso mortinatos. Los alimentos en esta categoría incluyen cualquier embutido procesado (jamón, pavo, pollo, salami etc.) así como salchichas crudas y bolonia. Puede cocinar estos alimentos hasta que estén bien hervidos o evitarlos totalmente.

6. Hígado

El hígado – y la mayoría de los productos del hígado (como el paté de hígado o salchicha de hígado)- contienen cantidades peligrosamente altas de vitamina A. El exceso de vitamina A se ha relacionado con defectos congénitos en bebés. Controle la ingesta de vitamina A (pregúntele a su médico cuánto de esta vitamina es seguro) y evite las altas dosis de suplementos multivitamínicos, suplementos de aceite de hígado de pescado y cualquier suplemento que contenga vitamina A.

7. Leche Sin Pasteurizar

Al igual que los quesos sin pasteurizar (como el queso Brie y el queso Feta, mencionados anteriormente en este artículo) la leche sin pasteurizar puede plantear riesgos enormes para la salud de su bebé nonato. No beba leche cruda (también conocida como ¨sin pasteurizar¨), incluyendo leche de oveja o leche de cabra (que incluye también el queso de cabra) ya que éstos se han conocido por causar enfermedades transmitidas por los alimentos como Listeriosis. La listeriosis es una infección peligrosa que puede llevar al aborto, enfermedades graves o incluso a la muerte del feto.

8. Huevos sin Cocinar

Mucha gente mezcla algunos huevos crudos en sus batidos de las mañanas, pero las mujeres embarazadas deben evitar comer huevos crudos en su totalidad. En su forma cruda, los huevos representan un gran riesgo de intoxicación por salmonella. Otros productos en los que desconfiar son los elaborados con huevos crudos o parcialmente cocidos como algunos aderezos para ensaladas césar, masa cruda para galletas y ponche.

9. Pez Espada

Al igual que la caballa, el pez espada puede representar un peligro potencial por los niveles de mercurio en mujeres embarazadas. Como mencionamos anteriormente en el artículo, demasiado mercurio puede generar daños en el sistema nervioso de su bebé. En cambio, coma pescados más saludables como el atún enlatado, salmón, camarones o bacalao – pero asegúrese de controlar su ingesta. Las directrices de la FDA dicen que las mujeres embarazadas pueden comer hasta 340 gramos de mercurio por semana, un promedio de unas 2 comidas de mariscos durante este periodo de tiempo.

10. Queso Azul

El queso azul (y otros quesos suaves como el Camembert y quesos estilo mexicano como el queso fresco y queso blanco) pueden conducir a enfermedades transmitidas por alimentos. Estos productos (como el queso feta y el queso bree) generalmente están hechos con leche sin pasteurizar que a menudo se ha relacionado con Listeriosis. La listeriosis es una infección perjudicial y potencialmente fatal que puede provocar abortos, enfermedades graves e incluso mortinatos. Por el contrario, opte por quesos pasteurizados como mozzarella y queso cottage.

Existen muchos otros alimentos que las mujeres embarazadas deberían evitar. Estos incluyen, pero no se limitan sólo a, ciertos tipos de sushi (que a menudo llevan pescado crudo), verduras sin lavar (siempre asegurese de lavar bien las verduras para reducir el riesgo de listeriosis) y alcohol.

Consulte siempre con su médico si tiene algunas dudas durante su embarazo.

X