Alimentación ESP

10 alimentos naturalmente supresores del apetito

¿Qué tan satisfecho se sintió esta mañana al devorarse aquel panecillo de semillas de sésamo con queso crema? Es sorprendente cómo después de consumir casi 700 calorías en una sola sentada, ¡pueda tener ganas de hacer otro viaje a la máquina expendedora!

La buena noticia es que si come ciertos alimentos, alimentos saludables que de hecho lo harán sentir lleno durante más tiempo — podrá reducir las calorías y frenar el aumento de peso. Así que ¿por qué no incorporar estos diez agradables llenadores de barriga en su planificación semanal de comidas?

1. Aguacate

Los aguacates están saturados de fibra y grasa mono insaturada saludable para el corazón, lo que ayuda tanto a suprimir su apetito voraz como a hacerlo sentir lleno. Solo asegúrese de comerlos con moderación ya que son bastante altos en grasa, grasa buena — pero aún así, ¡es grasa!

2. Patatas dulces

Las patatas dulces son una alternativa más saludable a las papas blancas llenas de almidón. ¿Por qué? Porque son una gran fuente de vitamina C y de vitamina A, menos los carbohidratos y las calorías vacías. Además, contienen un tipo particular de almidón que se resiste a las enzimas digestivas y así permanecen en su estómago, lo que hace que se sienta satisfecho por más tiempo.

3. Avena

Cambie ese panecillo mañanero de queso crema por un plato de avena de digestión lenta y se sentirá muy bien a la hora del almuerzo. Es cierto, la avena contiene una hormona que sacia el hambre, llamada grelina y también es extremadamente baja en índice glucémico. Adhiérase a la avena simple y añada sus propios endulzantes naturales de miel, mantequilla de manzana, vainilla, canela, miel de agave o un toque de jarabe de arce real.

4. Agua

Los estudios demuestran que, a menudo, cuando tiene hambre, su cuerpo solo está intentando decirle que tiene sed. Así que antes de comer una caja de galletas; intente domar su apetito con un vaso de agua para ver si es solo deshidratación. Las investigaciones muestran que los que beben un vaso o dos de agua antes de las comidas, ¡comen menos!

5. Almendras

Comer un puñado de almendras cuando siente ganas de picar puede ser suficiente para aplacar esas tentaciones de algo crujiente entre comidas. Las almendras son una excelente fuente de antioxidantes, vitamina E y magnesio, ¡pero mantenga sus porciones en un puñado para una merienda saludable!

6. Jengibre

La raíz del jengibre se ha utilizado durante décadas, a lo largo de muchas culturas por sus proezas digestivas. En rodajas y añadido a un batido, espolvoreado sobre un salteado o empapado en té, el jengibre en realidad estimula al cuerpo y facilita el proceso digestivo, a su vez, hace que su estómago se sienta cómodo y contento.

7. Té verde

¡Mi nutricionista recomienda una taza de té verde al medio día para frenar el ataque de hambre de las 14:30 en el trabajo! Y ¿sabe qué? Funciona a las mil maravillas porque el té verde contiene catequinas que ayudan a inhibir el movimiento de la glucosa a las células de grasa, lo cual mantiene el azúcar en la sangre y la insulina reguladas y equilibradas para no experimentar un choque de azúcar en la sangre que solo una barra de chocolate podrá satisfacer.

8. Pimienta de cayena

Añada un poco de picante a su día con una pizca de pimienta de cayena en sus comidas. Justo media cucharadita acelerará su metabolismo y lo hará quemar calorías incluso cuando no se esté moviendo. De hecho, los estudios demuestran que añadir media cucharadita de la especia a 2 comidas cada día, durante un mes se traducirá en la pérdida de 3 a 4 libras de peso.

9. Canela

Utilizo la canela en todo — en mi café, en mi avena, en las frutas y en mi yogur. Claro, la especia de no calorías sabe muy bien, pero también ayuda a bajar sus niveles de azúcar en la sangre, ¡y así frenar el apetito!

10. Café

¿Ha notado que después de una taza de café, no está tan hambriento? 1 ó 2 tazas al día (una cantidad moderada) lo llenará de antioxidantes vitales (de los granos del café) que trabajan para aumentar su metabolismo para que esté más alerta y activo, y también para que frene el apetito. Solo resístase a agregar exceso de grasa y calorías al usar azúcar y crema. Bébalo negro o utilice edulcorantes y blanqueadores bajos en grasa (como el jarabe de Stevia o agave).

X