Plantas de interior que limpian y mejoran la calidad del aire

Teniendo en cuenta que el ser humano medio pasa aproximadamente el 90 por ciento de su tiempo en el interior, la calidad del aire en recintos cerrados es, ciertamente, importante, sobre todo si se tienen en cuenta los compuestos tóxicos de la pintura y el papel pintado, los productos de limpieza, los muebles, el polen, el moho, las bacterias y las casas mal ventiladas.

Por suerte, acoger plantas de interior en macetas dentro de su casa puede ayudar a purificar el aire y reducir las partículas nocivas, ya que las plantas absorben el dióxido de carbono para convertirlo -mediante fotosíntesis- en oxígeno fresco.

A continuación, le presentamos ocho plantas de interior comunes y saludables que favorecen la calidad del aire…

1. Palmera de bambú

¿Recuerda cuando -hace unos años- estaba de moda regalar árboles de bambú en miniatura para dar suerte? Pues bien, la palmera de bambú (o chamaedorea seifrizii) es una superestrella en lo tocante a filtrar el formaldehído (especialmente cuando esta planta crece, rápidamente, de pequeña palmera a un considerable árbol de 3 metros de altura).

2. Lirio de Paz

Siempre he solido regalar un lirio de paz (o spathiphyllum sp.) para la inauguración de una casa, y ahora me alegro de haberlo hecho. Parece que esta fragante planta de flores blancas tiene un gran poder de limpieza del aire en cualquier ambiente interior que adorne, ya que elimina varios contaminantes, gases y disolventes como el tricloroetileno, el benceno, el amoníaco y el formaldehído. Además, es una planta robusta que no necesita un riego muy frecuente y prospera en entornos sombreados.

3. Dracaena

La dracaena (o “planta de cola de caballo”, como la he llamado durante años) viene en varias formas y tamaños, con la cresta de hojas largas y delgadas forradas de rojo, bronceado o blanco cremoso. Esta planta -común en la casa y la oficina- es un maravilloso filtro para el xileno, el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno. Sin embargo, no la lleve a una casa con mascotas, ya que es tóxica si la mordisquean los gatos y los perros.

4. Aloe Vera

La planta de aloe vera no sólo es maravillosa para tenerla a mano en caso de que haga falta curar heridas o quemaduras. El gel de cada hoja contiene una mezcla de aminoácidos, vitaminas y enzimas con beneficios antibacterianos, antiinflamatorios y calmantes. Además, la propia planta filtra el formaldehído del aire.

5. Crisantemo de jardín

El colorido crisantemo de jardín (o chrysanthemum morifolium) está disponible en casi todos los tonos pastel del arco iris. Además de ser baratos y fáciles de adquirir en casi cualquier tienda de jardinería o mercado de flores, los crisantemos en maceta son superhéroes en cuanto a purificación del aire. Se ha descubierto que la planta elimina múltiples toxinas del espacio aéreo interior, como el formaldehído, el amoníaco, el benceno y el xileno, los cuales son componentes comunes de los materiales de construcción sintéticos, de las alfombras y del material de confección de artículos domésticos (como la madera manufacturada, los adhesivos, las alfombras, los limpiadores y la tapicería).

6. Higuera llorona

No sólo le encantará la dulce y abundante fruta que produce una saludable higuera llorona (o  ficus benjamina), sino que la planta no necesita un riego muy frecuente y se conforma con luz solar indirecta (lo que significa que su mantenimiento es bastante sencillo). Llévela al interior durante los meses más fríos para reducir los contaminantes como el benceno y el formaldehído de los espacios interiores, y sáquela al exterior en los meses más cálidos, donde prosperará y crecerá hasta 3 metros de altura.

7. Planta de serpiente

No querrá tener una serpiente en su casa, pero la planta de serpiente (o sansevieria trifasciata) es una planta muy útil para los novatos (e, incluso, para quienes no se dan mucha maña con las plantas). Esta planta requiere muy poco mantenimiento: sólo un riego de vez en cuando y poco sol. Sin embargo, esta planta mantendrá a raya otras amenazas de interior, filtrando del aire el tricloroetileno, el benceno, el xileno y el formaldehído.

8. Lazo de amor

El lazo de amor (o chlorophytum comosum vittatum) de hojas finas es una planta de interior ideal para los principiantes, porque es difícil de matar y puede sobrevivir a casi todo, incluso si se olvida de regarla de vez en cuando. Lo único que necesita esta planta para florecer es luz solar brillante e indirecta para seguir multiplicando los brotes (o haciendo crecer las “arañitas”). Esta planta también absorbe los nocivos xileno y formaldehído del aire.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X