Palpitaciones del corazón: causas comunes de los latidos anormales

La mayor parte del tiempo, no nos damos cuenta de que nuestro corazón bombea sangre por todo el cuerpo. Las palpitaciones pueden ser un recordatorio aterrador de que nuestro corazón está allí. Las personas que las experimentan sienten que su corazón late con fuerza, vibra o incluso parece que se salta algunos latidos. Pueden sentirse en el pecho, la garganta o el cuello.

Las palpitaciones del corazón dan miedo, y son aún más confusas para las personas que no saben por qué se producen. No hay que preocuparse. La mayoría de las veces están relacionadas con el estrés y no son en absoluto perjudiciales. Sin embargo, la cafeína, la nicotina y las hormonas también pueden hacer que el corazón lata más rápido de lo normal -al igual que una enfermedad subyacente-. Si las palpitaciones persisten, consulte a un profesional médico.

A continuación, describiremos las 15 causas más comunes de los latidos anormales del corazón…

1. Estrés

La mayoría de las veces, una frecuencia cardíaca anormalmente rápida se produce debido a una respuesta emocional -por ejemplo, estrés laboral o ansiedad personal- o, peor aún, ¡un ataque de pánico! “Cuando su nivel de adrenalina sube, le hace sentir palpitaciones porque su corazón late más fuerte, o más rápido”, dice a Self la doctora Malissa Wood, MD, codirectora del Programa Corrigan de Salud Cardíaca de la Mujer (Corrigan Women’s Heart Health Program) del Hospital General de Massachusetts (Massachusetts General Hospital). Wood también señala que la falta de sueño puede, básicamente, ser causante de cualquier cosa que le “ponga los pelos de punta”.

2. Esfuerzo físico

Según WebMD, el ejercicio extenuante puede provocar una palpitación cardíaca, si la frecuencia cardíaca aumenta y se lleva la actividad física a un nivel extenuante (por ejemplo, subir las escaleras o palear) o de máximo de esfuerzo.

3. Demasiada cafeína

El consumo excesivo de cafeína en forma de café, gaseosa, o incluso té, puede acelerar el ritmo cardíaco y provocar palpitaciones. El doctor Brian Kolski, MD, cardiólogo intervencionista del Hospital St. Joseph de Orange (California), explica a Health.com que la cafeína es un estimulante, lo que significa que “estimula el sistema nervioso autónomo (esto es, el sistema nervioso involuntario que controla el ritmo cardíaco y otras funciones), lo que puede provocar un aumento de las palpitaciones.”

4. Estimulantes

Según la Clínica Mayo, cualquier tipo de estimulante, como la nicotina, la cafeína, la cocaína, las anfetaminas e incluso los medicamentos para el resfriado y la tos (del tipo que contienen pseudoefedrina) pueden provocar palpitaciones cardíacas. Todas estas cosas hacen que aumente el ritmo cardíaco (por ejemplo, la cocaína o las anfetaminas), lo que está asociado a las palpitaciones cardíacas.

5. Cambios hormonales

Los cambios hormonales asociados a la menopausia, la menstruación e incluso el embarazo pueden provocar subidas en el ritmo cardíaco y latidos anormales. Las píldoras anticonceptivas también pueden ser las culpables -ya sea por un cambio de píldoras o por la falta de un ciclo menstrual-. WebMD también señala que las palpitaciones durante el embarazo podrían ser una señal de advertencia de anemia.

6. Medicación

A menudo, la toma de medicamentos para el resfriado y la tos que contienen ingredientes estimulantes -como la pseudoefedrina o los estimulantes de los inhaladores para el asma- hace que el corazón se acelere y se produzcan palpitaciones. “Algunos medicamentos afectan la forma en que se metabolizan otros medicamentos, mientras que otros provocan cambios en el sistema de conducción eléctrica del corazón”, dice Kolski a Health.com.

Kolski también advierte a los pacientes que no se alarmen demasiado cuando experimenten cambios en sus latidos. Podría tratarse simplemente de un efecto secundario de la medicación, pero es importante asegurarse de que el médico conozca todos los fármacos o suplementos que el paciente toma antes de recetarle cualquier medicamento.

7. Tiroides hiperactiva

En ocasiones, las palpitaciones pueden deberse a una afección médica como “una enfermedad de la tiroides, un nivel bajo de azúcar en sangre, anemia, presión arterial baja, fiebre y deshidratación”, señala WebMD. Por ejemplo, un ritmo cardíaco anormal es una señal de alerta temprana de hipertiroidismo (esto es, una glándula tiroidea hiperactiva).

8. Arritmias

Las arritmias (latidos cardíacos anormales o ritmo cardíaco irregular) pueden hacer que el corazón se salte un latido, si la frecuencia cardíaca es demasiado rápida (lo que se denomina “taquicardia”), o se vuelve demasiado lenta (lo que se denomina “bradicardia”).

9. Problemas cardíacos

Las palpitaciones suelen ser indicativas de ciertas afecciones cardíacas subyacentes, como la insuficiencia cardíaca congestiva, el funcionamiento incorrecto de las válvulas cardíacas o de los músculos del corazón, las afecciones de las arterias coronarias y el inicio de un ataque cardíaco.

10. Ataque de pánico

WebMD menciona los ataques de pánico -o cualquier otra emoción fuerte como el miedo o el estrés- como causa principal de las palpitaciones del corazón. Cualquiera que haya sufrido un ataque de pánico sabe lo aterrador y debilitante que puede ser. Uno de los efectos secundarios más comunes es la aceleración del corazón y una abrumadora sensación de fatalidad inminente, dice a a Health.com el doctor Shephal Doshi, MD, director de Electrofisiología Cardíaca en el Centro de Salud Saint John de Providence (Providence Saint John’s Health Center) en Santa Mónica, California.

“A veces, una persona puede tener una arritmia (un ritmo cardíaco anormal causado por una interrupción en la señalización eléctrica del corazón) que es, en realidad, lo que causa los ataques de pánico, así que consulte a un médico para descartar algo más serio”, dice Doshi.

11. Deshidratación

En promedio, la gente no bebe suficiente agua a diario. El Instituto de Medicina recomienda beber 2.2 litros de agua al día, es decir, unos nueve vasos (lo que significa que habría que ir a recargar el vaso varias veces a lo largo del día).

La deshidratación se produce cuando el cuerpo no tiene suficiente líquido para llevar a cabo sus funciones normales. Suele ocurrir cuando alguien pierde más líquidos de los que es capaz de reponer, lo que le causa deshidratación. “La deshidratación puede provocar cambios en los electrolitos del cuerpo y también reducir la presión arterial”, dice Doshi a Health.com. “Esto pone en tensión al cuerpo y, como resultado, podría causar un latido anormal del corazón”.

12. Anemia

La anemia es una condición que se desarrolla cuando no hay suficientes glóbulos rojos o hemoglobina en la sangre. WebMD señala que estos dos elementos son los responsables de distribuir el oxígeno. Por lo tanto, cuando son bajos, el cuerpo no recibe suficiente oxígeno. Hay varios tipos de anemia, pero la más común es la anemia por deficiencia de hierro.

El doctor Brian Kolski, MD, cardiólogo intervencionista del Hospital St. Joseph de Orange (California), afirma que la anemia no siempre provoca palpitaciones, pero las personas que padecen anemia a veces sienten que su corazón late con más fuerza. “Debido a que, cuando se tiene anemia, hay menos glóbulos rojos, un latido más rápido del corazón cumple la función de aumentar el suministro de oxígeno”, dice Kolski.

13. Metales pesados

Esto se aplica principalmente a las personas que trabajan en la construcción o en algún tipo de entorno industrial. Básicamente, cualquier tipo de entorno en el que la persona esté expuesta al mercurio, el cadmio u otros metales pesados. Health.com señala que la exposición prolongada a estos metales puede tener efectos en el organismo. Puede “provocar inflamación, coágulos de sangre (trombosis) y otros problemas relacionados con el corazón”.

Sin embargo, esta no es la única forma en que alguien puede estar expuesto a los metales pesados. WebMD escribe que la exposición a veces viene a través de la dieta. “Algunas personas tienen palpitaciones después de ingerir metales pesados contenidos en alimentos ricos en carbohidratos, azúcar o grasa. A veces, comer alimentos con mucho glutamato monosódico (GMS, por su abreviación), nitratos o sodio, también puede provocarlas”, dice la fuente.

14. Cambios en la dieta

Puede que las palpitaciones cardíacas debidas a cambios en la dieta no sean tan comunes, pero la doctora Nicole Weinberg, MD, cardióloga del Providence Saint John’s Health Center de Santa Mónica (California), dice que hay precedentes. “Tengo algunos pacientes que dicen que cada vez que comen una gran cantidad de [rellenar el espacio en blanco], como los lácteos o el gluten, o cuando no están teniendo sus tres comidas regulares al día… esas son cosas que pueden producirles palpitaciones”, dice Weinberg a Self.

WebMD aconseja a las personas que experimentan palpitaciones después de comer ciertos alimentos que lleven un diario de comidas, porque podría tratarse de una alergia. El diario le ayudará a determinar exactamente qué alimento ha provocado esta reacción. Así como las palpitaciones podrían deberse a un alimento específico, también podrían deberse a un nivel bajo de azúcar en sangre -sobre todo si el paciente ha hecho un gran esfuerzo al hacer ejercicio-, dice la doctora Jennifer Haythe, MD profesora adjunta de Medicina en el Centro Médico de la Universidad de Columbia (Columbia University Medical Center).

15. Descongestionantes

Según Doshi -en conversación con Health.com-, algunas personas experimentan palpitaciones después de tomar descongestionantes simplemente porque son sensibles al fármaco. En su mayor parte, los medicamentos de venta libre deberían ser seguros para la persona media, pero a las personas con ciertas afecciones (como una arritmia cardíaca) se les podría desaconsejar la toma de descongestionantes.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X