Aparato Circulatorio ESP

Cuándo la mala circulación señala un problema de salud más profundo

Una mala circulación puede ocurrir cuando tiene frío o se sienta con las piernas cruzadas durante demasiado tiempo frente al televisor. Sin embargo, los alfileres y agujas en sus extremidades (principalmente en las manos y los pies) también pueden ser indicadores de enfermedades más serias — las cuales oscilan entre una enfermedad cardiaca y la diabetes.

Es por esto que no solo es vital estar familiarizado con las causas comunes de la mala circulación, sino también estar al tanto de las condiciones de salud subyacentes más graves, las cuales pueden indicar una mala circulación crónica.

Aquí presentamos diez problemas médicos asociados con problemas circulatorios…

1. Presión arterial alta

La presión arterial alta puede señalar y desencadenar problemas circulatorios. Después de todo, la presión arterial alta es la reacción inicial cuando el flujo sanguíneo se restringe en los órganos. El corazón latirá más rápido en respuesta al aumento del flujo sanguíneo y se ejercerá presión en el sistema circulatorio, lo que causará mala circulación particularmente en las manos y en los pies.

2. Fumar

Como si no tuviera suficientes razones para dejar de fumar, el cigarrillo es una de las principales causas de la enfermedad vascular periférica, una enfermedad que restringe la sensación y la circulación en las piernas y a menudo causa infecciones y eventualmente amputaciones de piernas y pies.

3. Enfermedades cardiacas

La enfermedad del corazón o más precisamente la Enfermedad Arterial Periférica (EAP) restringe el flujo sanguíneo en las manos y en las piernas. Esta grave afección cardiaca se produce cuando se obstruyen las arterias debido a depósitos de placas de colesterol graso, lo que genera que se estrechen y se restrinja el flujo de sangre fresca alrededor de todo el cuerpo.

4. Lesiones

Si sufre alguna lesión en cierta área del cuerpo, generalmente en las extremidades (es decir, pies, brazos o manos), puede ocurrir inflamación e interrumpirse el flujo de sangre saludable. La mala circulación puede convertirse en un problema hasta que se disminuya la hinchazón, o una vez que el área sane o sea reparada quirúrgicamente.

5. Sedentarismo

Los largos períodos de inactividad conducen a menudo a problemas de circulación; por ejemplo, si se sienta en una posición incómoda durante mucho tiempo. Sin embargo, si se sienta constantemente en la misma posición en el trabajo sin hacer movimientos (es decir, en un computador) sus músculos pueden debilitarse y causar más problemas de circulación crónicos. Haga un esfuerzo por levantarse y moverse cada una hora para que así la sangre circule hacia sus músculos y evite lesiones de estrés repetitivo.

6. Mala dieta

Comer demasiada comida chatarra, grasosa, azucarada y procesada es una razón común de mala circulación, lo que puede conducir a problemas de salud más graves. Por ejemplo, consumir altas cantidades de azúcar y grasa provoca la acumulación de placa en las arterias y restringe el flujo sanguíneo. Para limpiar las arterias, consumir menos grasa y azúcar hará diluir la sangre y permitirá que el flujo de sangre sea más suave y se incremente a través del cuerpo.

7. Enfermedad de Raynaud

Uno de los síntomas iniciales de la Enfermedad de Raynaud (o el Fenómeno de Raynaud) son los problemas circulatorios en las manos y los pies. Esta condición genera el estrechamiento de los vasos sanguíneos de las extremidades como respuesta a la temperatura (frío) o al estrés emocional, provocando espasmos espontáneos en los brazos y piernas.

8. Obesidad

Todos sabemos que el sobrepeso hace que el corazón trabaje mucho más fuerte. Sin embargo, quizá no sepa que la obesidad conduce a problemas circulatorios cuando la sangre debe hacer mucho más esfuerzo para bombear sangre fresca a través del sistema circulatorio con el fin de suministrar los órganos vitales.

9. Enfermedad de Buerger

La Enfermedad de Buerger debe ser una preocupación primordial para los fumadores y diabéticos. La condición aumenta el colesterol malo y la presión arterial, lo que causa inflamación peligrosa e incluso coágulos de sangre en los vasos sanguíneos de las manos y los pies.

10. Diabetes tipo 2

Los peligros en la circulación también son un efecto secundario común de la diabetes tipo 2, debido a las arterias periféricas dañadas en las piernas y los pies. Las consecuencias de una reducción en el sistema circulatorio van desde desarrollar enfermedades del corazón o un derrame cerebral hasta provocar amputaciones si la infección se produce debido al daño de la arteria.

X