Causas comunes del dolor de cadera

El dolor de cadera es una dolencia que los médicos ven frecuentemente y que puede afectar a personas de cualquier edad. En un estudio realizado en la Facultad de Medicina Johns Hopkins (Johns Hopkins Medical School), el 14.3% de los adultos de 60 años, o más, declararon haber sufrido un dolor de cadera importante la mayoría de los días durante las seis semanas anteriores.

El dolor de cadera puede estar causado por una gran variedad de problemas (como artritis, lesiones, nervios comprimidos y otros problemas). El dolor de cadera suele localizarse en una de las tres regiones de la zona media del cuerpo: cadera anterior (frontal) e ingle, cadera posterior (trasera) y nalgas, o cadera lateral (costado). Las 10 causas más comunes del dolor de cadera son…

Bursitis

La bursitis es la inflamación de pequeñas bolsas llenas de líquido que amortiguan los huesos, músculos y tendones cerca de las articulaciones. Estas bolsas se denominan “bursas”. Las bursas se encuentran cerca de las articulaciones grandes, como el hombro, la rodilla, el tobillo, el codo y la cadera. Ayudan a reducir la fricción alrededor o cerca de una articulación. La etiología de la bursitis es el uso excesivo, o el traumatismo directo, de una articulación. Es la causa más común de dolor de cadera.

Hay dos bursas principales en la cadera que pueden inflamarse. Una está situada cerca del trocánter mayor, que es la protuberancia ósea de la cadera. La inflamación de la bursa en esta zona se denomina “bursitis trocantérea” (o “trocanteritis”). Esta enfermedad se caracteriza por el dolor lateral de la cadera. El psoas-ilíaco es la otra bursa principal de la cadera y está situada en el interior de la misma. La inflamación de la bursa en esta zona se denomina “bursitis del psoas”, y en menos común que la bursitis trocantérica. La afección se caracteriza por un dolor anterior en la cadera o en la ingle.

Artrosis

La artrosis (o “osteoartritis) es el tipo más común de artritis. Consiste en la inflamación de los huesos y las articulaciones. La inflamación provoca el deterioro gradual del cartílago en los extremos de los huesos que se encuentran en las articulaciones. La artrosis puede dañar cualquier articulación del cuerpo, pero afecta con mayor frecuencia a las manos, las rodillas, las caderas y la columna vertebral. La enfermedad es progresiva (empeora gradualmente con el tiempo) y no tiene cura. Es una de las causas más comunes de dolor de cadera en personas mayores de 65 años.

El dolor de cadera causado por la artrosis suele localizarse en la parte anterior de la cadera y en la ingle. Al desgastarse el cartílago, la cabeza del fémur (hueso del muslo) entra en contacto directo con la cavidad interior de la cadera. El roce de estos huesos provoca dolor. Los síntomas pueden incluir un dolor constante y profundo en la cadera, junto con una rigidez que tiende a empeorar al estar de pie durante mucho tiempo.

Fractura de cadera

Una fractura de cadera es una urgencia médica y puede tener complicaciones que pueden poner en peligro la vida, por lo que esta fractura requiere una intervención quirúrgica inmediata. El riesgo de fractura de cadera aumenta con la edad. Las personas mayores tienen un mayor riesgo de fractura de cadera debido al adelgazamiento y debilitamiento de los huesos asociado al envejecimiento (osteoporosis). La osteoporosis afecta sobre todo a las mujeres, pero los hombres mayores de 65 años también corren el riesgo de desarrollarla.

Los individuos más jóvenes y muy activos pueden ser susceptibles a sufrir fracturas de cadera por lesión. Las fracturas por lesión se manifiestan como grietas diminutas e imperceptibles en el hueso. Las fracturas de cadera por lesión están causadas por actividades repetidas de alto impacto. La lesión suele causar dolor en la parte anterior de la cadera o en la ingle, y empeora con la actividad. El diagnóstico puede ser difícil, ya que algunas fracturas de cadera por lesión no aparecen en las radiografías tradicionales. A menudo se necesitan gammagrafías óseas y resonancias magnéticas (RM, pro su abreviación) para un diagnóstico preciso.

Tendinitis

La tendinitis se caracteriza por la inflamación de un tendón. Un tendón es el tejido que une los músculos a los huesos. La tendinitis puede afectar a cualquier tendón del cuerpo, pero lo más habitual es que se produzca alrededor de los hombros, los codos, las muñecas, las rodillas y las caderas. Es una lesión común en los deportes, los pasatiempos y el trabajo, y la etiología suele ser el uso excesivo. Un tendón inflamado tiene un mayor riesgo de rotura, lo que requeriría una reparación quirúrgica.

La tendinitis de la cadera se conoce comúnmente como “tendinitis del iliaco” o “tendinitis del psoas”. Los músculos ilíacos y psoas-ilíaco flexionan la cadera y están unidos por un tendón en la parte superior del fémur (hueso del muslo). Entre las personas con mayor riesgo de padecer este tipo de tendinitis se encuentran las bailarinas de ballet, los gimnastas, las personas mayores con una marcha irregular o inestable y los corredores de larga distancia. La afección se caracteriza por un dolor en la parte anterior de la cadera y la ingle. Puede escucharse un chasquido audible, cuando se flexiona o extiende la cadera.

Osteonecrosis

La osteonecrosis es una enfermedad que provoca la muerte del tejido óseo debido a la pérdida de flujo sanguíneo. A menudo culmina con el colapso del hueso. Otros nombres de la osteonecrosis son “necrosis avascular”, “necrosis aséptica” y “necrosis isquémica”. La enfermedad puede afectar a uno o varios huesos. Las localizaciones más comunes de la enfermedad son las caderas, las rodillas, los hombros y los tobillos. La osteonecrosis de la mandíbula es poco frecuente y se ha relacionado con el uso de medicamentos con bifosfonatos, que se utilizan en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.

La osteonecrosis suele afectar a la cadera. Afecta específicamente a la cabeza del fémur (hueso del muslo), que es un componente de la articulación de la cadera. Los factores de riesgo más comunes para el desarrollo de la osteonecrosis de cadera son el uso prolongado de altas dosis de esteroides y el consumo excesivo de alcohol. Suele producirse entre los 40 y los 65 años. Los hombres desarrollan la enfermedad con más frecuencia que las mujeres.

Artritis séptica

La artritis séptica es una infección extremadamente dolorosa en una articulación. Los microorganismos que viajan por el torrente sanguíneo pueden infectar una articulación. Por otra parte, un pinchazo o una lesión penetrante pueden introducir microorganismos en una articulación. La enfermedad puede estar causada por elementos bacterianos, víricos o fúngicos. La etiología más común de la artritis séptica es la bacteria Staphylococcus aureus, o “estafilococo”. Las articulaciones más comunes que pueden volverse sépticas son las rodillas y las caderas.

Los factores de riesgo de la artritis séptica de cadera son: una edad de 80 años, o más; la diabetes; la artritis reumatoide; la cirugía articular reciente; y las prótesis de cadera o rodilla. El dolor anterior de cadera es uno de los principales síntomas de la artritis séptica de cadera. Otros síntomas pueden ser fiebre y una articulación hinchada, roja y caliente. El drenaje y los antibióticos desempeñan un papel importante en el tratamiento de la artritis séptica de cadera. Es necesario un diagnóstico y tratamiento rápidos para evitar la degeneración de la articulación y el daño permanente.

Hernias

Una hernia se produce cuando parte de los intestinos sobresale a través de un punto débil de los músculos de la pared abdominal. Los tipos más comunes de hernia se producen en la ingle interna (inguinal), la ingle externa (femoral), las incisiones quirúrgicas (incisional) y el ombligo (umbilical). Las hernias pueden ser causadas por levantar objetos pesados, hacer esfuerzos al defecar, el exceso de peso, y la tos o estornudos crónicos. La mayoría de las hernias tienen que ser reparadas quirúrgicamente.

Las hernias inguinales y femorales son, generalmente, las causas de dolor anterior de cadera e ingle. El dolor es, en realidad, reflejo, ya que estas estructuras son adyacentes a la articulación de la cadera. Últimamente se ha prestado más atención a las hernias deportivas, las cuales no pueden sentirse fácilmente (no palpables). Las hernias deportivas también se denominan “pubalgias atléticas”. Estas hernias pueden causar dolor crónico en los atletas (en la parte anterior de la cadera y la ingle). Esta afección afecta a atletas de deportes como el fútbol, el hockey sobre hielo, la lucha libre y el fútbol.

Ciática

La ciática consiste en una irritación o inflamación del nervio ciático. Este es el nervio más grande del cuerpo humano y se origina en la parte baja de la espalda (sale justo debajo de las nalgas y baja por la parte posterior de la pierna). La ciática no es tanto un diagnóstico como un síntoma de una condición médica subyacente. Las causas de la ciática incluyen la hernia de disco lumbar, la estenosis espinal, el síndrome piriforme y la enfermedad degenerativa del disco.

Uno de los principales síntomas de la ciática es el dolor en la parte anterior de la cadera y las nalgas. Otros síntomas de la ciática incluyen: dolor lumbar (el cual puede irradiarse a la pierna, al pie y a los dedos del pie); el hormigueo o el entumecimiento de las extremidades inferiores; y la debilidad en la pierna y el pie. Los síntomas de la ciática suelen producirse sólo en un lado del cuerpo. El pronóstico de la ciática es excelente, ya que la mayoría de las personas no necesitan cirugía y los episodios suelen resolverse en 6 semanas.

Deslizamiento de la epífisis femoral proximal

El deslizamiento de la epífisis proximal femoral (“epifisiólisis femoral proximal”) es una enfermedad poco frecuente de la cadera del adolescente. La epífisis es una zona situada en el extremo de un hueso largo. Por razones desconocidas, la cabeza del fémur (hueso del muslo) se desliza hacia atrás en la articulación de la cadera y se separa de la parte principal del fémur. En realidad, se trata de una fractura del cartílago de crecimiento. Este trastorno puede afectar a ambas caderas hasta en un 20 por ciento de los adolescentes. Los factores de riesgo de la epifisiólisis femoral proximal son: el sexo masculino; la obesidad; el hipotiroidismo; el síndrome de Down; las caídas; y los traumatismos.

El dolor de cadera es uno de los principales síntomas de la epifisiólisis femoral proximal. La cadera izquierda suele estar más afectada que la derecha. Otros síntomas pueden ser: dolor de rodilla; cojera intermitente; pierna rotada hacia fuera; y disminución de la amplitud de movimiento de la cadera. La gravedad de la enfermedad va de leve, a moderada o grave. Las complicaciones de la epifisiólisis femoral proximal pueden incluir -a una edad más avanzada- osteonecrosis de cadera y osteoartritis de cadera.

Meralgia parestésica

La meralgia parestésica, también llamada “síndrome de Bernhardt-Roth”, es causada por la compresión del nervio cutáneo femoral lateral (un nervio sensorial grande del muslo). La compresión del nervio provoca hormigueo, entumecimiento y ardor en la parte lateral de la cadera y el muslo. Los síntomas suelen ser unilaterales, y pueden intensificarse al caminar o al estar de pie durante mucho tiempo, y suelen aliviarse al sentarse. La enfermedad puede ser bilateral hasta en un 20% de los individuos.

Los movimientos repetitivos de las piernas, el embarazo, el aumento de peso o la obesidad, el uso de ropa ajustada, el uso de cinturones de herramientas y las lesiones recientes en la cadera, pueden causar el atrapamiento del nervio que conduce a la meralgia parestésica. La enfermedad es más frecuente en los diabéticos que en la población general. El objetivo del tratamiento de la enfermedad es la eliminación de la causa de la compresión del nervio. El pronóstico de la meralgia parestésica es excelente y rara vez es necesaria la descompresión quirúrgica del nervio cutáneo femoral lateral.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X