Signos Comunes que Indican que Usted Puede Tener una Infección en la Sangre

Cuando la Sepsis, una afección que resulta cuando la infección entra en el torrente sanguíneo; el sistema inmune se compromete enormemente ya que el cuerpo trata de poner las defensas adecuadas en su sitio. Sin embargo, si las afecciones existentes de salud son un problema (por ejemplo, el cáncer, una cirugía reciente, SIDA o deficiencia inmune debido a la edad avanzada) una infección de la sangre puede ser una cuestión de vida o muerte.

Es por eso que es vital reconocer los diez primeros signos de infección en la sangre…

1. Manchas en la piel

A menudo, el primer signo de una infección en la sangre se mostrará en parches rojizos o manchas en las extremidades como manos, piernas, brazos, pies — así como en otras partes del cuerpo.

2. Latido cardiaco anormal

En casos avanzados, la infección de la sangre puede afectar al flujo de oxigeno en la sangre de los órganos principales, incluyendo el corazón. Como resultado su latido cardiaco podría aumentar y disminuir sin razón aparente (como en períodos de esfuerzo).

3. Problemas de micción

Muchas veces una infección sanguínea avanzada también afectará al hígado, teniendo como resultado una disminución de la micción o una urgencia por orinar, particularmente en las personas mayores con problemas de incontinencia existentes.

4. Agitación

La agitación por sí sola no es necesariamente un signo de infección en la sangre. Sin embargo, en combinación con otros síntomas, puede ser un signo si aparece de repente, aumenta y dura más de unos cuantos días.

5. Concentración deteriorada

Si se produce la septis, su estado mental puede verse afectado por la infección. La sepsis es básicamente la respuesta del sistema inmune a la infección, donde las sustancias químicas se liberan en la sangre para evitar más infecciones futuras que puedan impedir el flujo sanguíneo y privar de nutrientes y oxígeno al cerebro.

6. Mareos

Cuando usted se encuentra infectado con una sepsis, los mareos podrían dejarlo confuso, desorientado y sin la capacidad de enfocar sus pensamientos ya que el cuerpo reacciona a la infección; especialmente si la infección se deja sin tratar y la presión arterial cae en picado.

7. Náuseas y Vómitos

La sepsis puede originarse en diversas partes del cuerpo, generando náuseas (y eventualmente vómitos) como uno de los primeros signos de que la infección está presente.

8. Fiebre

Una infección en el torrente sanguíneo a menudo se presenta mediante una fiebre repentina y sin explicación de 38 grados Centigrados o más.

9. Escalofríos

En casos avanzados de sepsis, su temperatura corporal puede caer en picado y llevarle a la hipotermia, causando escalofríos y temblores severos.

10. Respiración rápida

El pulso no es lo único que puede acelerarse con la sepsis; la respiración también puede acelerarse. De hecho, la respiración rápida se considera una de las primeras pistas de que alguien puede tener una infección en la sangre.

Hay un par de razones por las que esto puede ocurrir. La primera es que la infección está en los pulmones y está causando una disminución de los niveles de oxígeno. La segunda es que, a medida que la infección empeora, el cuerpo necesita más y más oxígeno, lo que resulta en falta de aliento. Las directrices médicas dicen que hay que tener como referencia una frecuencia respiratoria por debajo de las 22 respiraciones por minuto y buscar atención médica inmediata si la frecuencia respiratoria es mayor.

11. Diarrea

Debido a que los problemas gastrointestinales, como la diarrea, pueden ocurrir por una amplia variedad de razones, desde un virus hasta la ansiedad, no se suele pensar que estos problemas sean un síntoma de una infección en la sangre. Como el sistema digestivo es sensible a los cambios o alteraciones funcionales del cuerpo, la diarrea puede ser el primer intento del cuerpo de alertarlo de que algo va mal.

Alternativamente, puede tener diarrea porque la sepsis de la sangre está siendo causada por una infección que se originó en el intestino. Aunque la diarrea por sí sola no es necesariamente un indicio de sepsis, si la experimenta junto con otros síntomas mencionados en esta lista, asegúrese de concertar una cita con su médico para que lo examine.

12. Dolor y Debilidad

Es común que las personas con sepsis experimenten dolor, ya que el cuerpo está tratando de combatir la infección. Este dolor puede sentirse en todo el cuerpo o concentrarse en un área específica, como las articulaciones de las muñecas, caderas, rodillas y tobillos.

Además del dolor, la debilidad es otro síntoma que afecta a los que tienen una infección en la sangre. Esta debilidad puede caracterizarse por falta de fuerza y desgaste muscular, lo que hace que la persona con sepsis trate de evitar moverse. En algunos casos, la debilidad, junto con la fatiga y los bajos niveles de energía, puede persistir incluso después de que se haya tratado la infección.

13. Piel pálida y fría

Como se mencionó anteriormente, las personas con una infección en la sangre a menudo desarrollan manchas rojas o parches en su piel. Pero esta no es la única forma en que la piel puede ser afectada por la sepsis; también puede volverse bastante pálida. Esto ocurre porque el cuerpo está llevando la sangre a sus órganos más vitales, alejándola de las áreas que se consideran menos importantes para la supervivencia, como la piel.

Además de ponerse pálida -debido a la disminución del flujo sanguíneo- la piel también puede sentirse húmeda y fría al tacto. Si esto ocurre en las extremidades, como las manos y los pies, puede ser un indicio de un suministro de sangre deficiente.

14. Baja presión sanguínea

La presión arterial baja (conocida clínicamente como hipotensión) es un signo especialmente grave de una infección sanguínea, ya que puede indicar un shock séptico, la etapa más crítica de la sepsis. La hipotensión se produce porque los vasos sanguíneos del cuerpo están perdiendo líquido y las venas y arterias se están relajando, lo que hace que la presión sanguínea caiga en picada y que la sangre no circule por el cuerpo con normalidad.

Debido a la gravedad de este síntoma, las nuevas directrices médicas para la sepsis indican que los médicos deben preocuparse si la presión sanguínea sistólica (el número superior en una lectura de presión sanguínea) disminuye a menos de 100-mmHg.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X